lunes, 8 de junio de 2015

Administrativa de lujo



Hoy me han dicho un par de caballeros en Tuister que los controladores aéreos somos administrativos de lujo, y que nuestro trabajo no supone un valor añadido.

Vale, lo reconozco, me habéis pillado. En realidad mi día a día viene siendo tal que así...

- Palma, Avión 0725.

- Avión 0725, Palma, buenos días, le atiende la secretaria del Centro de Control ¿en qué le puedo ayudar?

- ¿Perdone?

- No, venga, va, perdone usted.

- Avión 0725 estamos llegando a LUNIK, en descenso para 200, régimen de descenso 1800 pies por minuto o superior.

- Sí, un momento por favor, va usted muy rápido. Decía régimen...

- Régimen de descenso de 1800 o superior ¿Pero es que no hay un controlador?

- Sí, claro, sólo que no aquí, yo soy la secretaria. Estoy tomando nota de todo y le paso su mensaje enseguida.

- ¿Cuál es nuestra llegada instrumental?

- La que quiera, tenemos un hilo musical genial.

- ¿Qué pista hay en servicio?

- Pues la del aeropuerto. ¿Le puedo preparar un café mientras espera? ¿Un vaso de agua? Nada más  fuerte que está usted de servicio bribón.

- Qué atenta es usted coño. VAYA A BUSCAR AL CONTROLADOR YA.

- Avión 0725 no me grite, sólo estoy haciendo mi trabajo. O copio lo que usted me dicta o busco al controlador, para más no me da.

- Solicitamos más descenso.

- Y yo un aumento de sueldo, no me malinterprete, esta empresa es un asco con sus trabajadores.

- Descendiendo a FL150.

- Vale. Tomo nota.

- Aquí hay como veinte aviones más.

- Claro, Palma es un aeropuerto muy grande.

- Pero ¿dónde coño me pongo?

- ¿Ha dicho veinte? Si quiere puedo preparar unos memorandos y hacer copias para todos.

- Vamos a ver, mire un momento su pantalla ¿qué ve?

- Pues un documento de Word, una hoja de Excel, un mail de mi churri y el horóscopo.

Et ainsi de suite.

Si mi curro consistiese realmente en esto dormiría muchísimo mejor y fijo que me descojonaba el doble...


Leer más »

Buscando la cámara oculta...




Nos han colgado junto al ascensor, no sé si de acuerdo con algún inspirado plan  de lavado de cerebro subliminal, un cartel monísimo en el que nos explican, por si no la habíamos notado en nuestras carnes, la Política de la Dirección de Navegación Aérea.

Me lo he leído entero por si están haciendo algo que yo no note, y la verdad es que he flipado, porque de todo lo que dicen que hacen NO NOTO NADA.

Os pondré como ejemplo el apartado graciosamente encabezado con el término "Personas", que ya rechina bastante, porque nos tratan como si fuéramos los integrantes de una mafia de la antigua Yugoslavia.

Al loro que es de oro...

Potenciamos a las personas como el principal motor de nuestra excelencia. 

Entiendo que este punto se refiere al personal no controlador de Enaire.

Para ello fomentamos su participación en el cumplimiento de los objetivos, y somos sensibles a su opinión y colaboración en la mejora del sistema. 

Este tampoco debe ser para nosotros porque hace cinco años que no nos dejan opinar nada en absoluto ni tienen en cuenta lo que decimos, así que entiendo que se refiere a gestión o algo así.

Todas las personas involucradas en la seguridad de la prestación de nuestros servicios tienen una responsabilidad individual en lo que a sus propias acciones se refiere.

Este punto habría que matizarlo. Todo el mundo toma decisiones sobre mi trabajo menos yo, y efectiva y curiosamente soy la única responsable de lo que yo jamás haría y me obligan a hacer otros.

Garantizamos la capacitación y formación continua de nuestros profesionales para el adecuado desempeño de sus funciones. A través de los programas de formación y sensibilización, procuramos satisfacer las expectativas de las personas en formación o sujetas a instrucción.

Procuramos creo que es la palabra importante aquí. Debe ser que con procurar ya basta aunque luego no salga.

Y si no que se lo digan a los alumnos que aprenden sin aviones en invierno porque la empresa los quiere trabajando en temporada alta hayan aprendido o no.

O a los que mantenemos la famosa competencia metiendo la tarjeta en una ranura en la consola a las tres de la mañana en un sector con dos aviones o mirando la silueta de Menorca sin un solo avión, que es como la recuperé yo la última vez que la perdí por mor del flamante sistema de rotaciones que debió parir un alumno destacado de Saint Olaf.

Quisiera mencionar, por si cuela, que entre mis muchas y reiteradamente incumplidas expectativas está la de que no me hagan perder horas de sueño, que tengo pocas, para darme por la mañana, el mismo día que tengo noche, cursos en los que me explican que los relevos son momentos delicados y peligrosos...mientras me cambian de sector cada 37 minutos durante las ocho horas que dura mi servicio. 

O a lo mejor lo hacen para que practique lo que me han explicado por la mañana, vaya usted a saber.

Aseguramos la protección de nuestro personal con el objetivo permanente de reducir la siniestralidad, la comisión de actos de interferencia ilícita y el nivel de riesgo de nuestras dependencias de trabajo, potenciando nuestro compromiso de prevención de los daños y del deterioro de la salud en el conjunto de la empresa.

Precisamente por eso nos han puesto unos turnos nefastos y agotadores que no los hacen ni los controladores de Angola y estamos encerrados echándonos colirio en los ojos cada diez minutos en una sala con ventanas cuyas manecillas tiene el caballero de seguridad de la puerta.

También aprecio en lo que vale la preocupación por el deterioro de mi salud por parte de una empresa que me obliga a ir a trabajar en días que en mi turnero están publicados como libres.

Podría extenderme hasta el infinito pero lo dejaré aquí para no aburrir.

Y todo el cartel es así, de modo que al terminar a leerlo me he puesto a buscar la cámara oculta que han debido colocar en las inmediaciones para descojonarse de nuestras caras, porque es imposible que el que ha escrito esto nos lo cuente a nosotros y espere no sé si que nos lo creamos o que le pintemos al tal cartel un bigote con matasuegras, porque para otra cosa no da.

Por la parte que me toca lo considero directamente ofensivo, que actualmente tenemos en esta empresa un montón de problemas realmente graves y no se van a arreglar pasando de ellos olímpicamente mientras nos cuentan en un cartel que somos todos retrasados mentales porque no nos enteramos y la cosa está genial.

Así llevamos ya cinco años y mirad con qué pelos estamos.




Leer más »