jueves, 11 de diciembre de 2014

Me voy a hacer It girl





Primera cuestión: averiguar qué coño es.

Pongo en Google:

- It girl wiki

Y alucino porque me sale la definición (¿quién coño se ha molestado en esto?):

"It girl" es una frase en inglés aplicable a una joven que posee la cualidad It (eso), la atracción absoluta. El uso temprano del concepto de It en este sentido se puede ver en un cuento de Rudyard Kipling: "No es la belleza, por decirlo así, ni buena charla necesariamente. Es sólo 'eso'."

 Elinor Glyn disertó (y WTF de mi cosecha): "Con 'eso' se gana todos los hombres si eres mujer y todas las mujeres si usted es un hombre. 'Eso' puede ser una cualidad de la mente así como una atracción física."

Empiezo cojonudamente porque no tengo que ser mona ni tener una conversación decente y de "Eso" que nadie-sabe-lo-que-es tengo pa mí y pa veinte como yo. De hecho es de lo que más he tenido toda mi vida.

Bien.

Por cierto ¿alguien se ha dado cuenta de que no hay It boys o es que yo no me he enterado? ¿Ni siquiera Pharrell Williams?

Segunda cuestión: ¿a qué coño se dedica una it girl?

Aquí la cosa se empieza a empinar porque ¡oh sorpresa!, cuando tecleas esta pregunta tal cual en Google (again, que para esto no hay libro que valga), resulta que hay ¿literatura? pa aburrir sobre el asunto, y que mirando someramente descubro que tengo que ser famosa, rica y adicta a las redes sociales y a la moda.

Famosa no soy...pero porque no me he puesto.

Rica...ver apartado anterior :-)

Adicta a las redes sociales...aquí puedo dedicarle un poco más de rato y comprarme unas gafas de lejos para poder sacar fotos de todo lo que normalmente no veo cuando paseo, como, voy al gimnasio, etc.

Por cierto que casi nadie cuelga en Facebook fotos de los libros que se lee así que aquí voy a crear una nueva tendencia en la que partiré con la pana.

Adicta a la moda...Of course. Sobre todo a la que no me pongo porque me parece una insensatez.

Los pantalones ceñidos me aprietan, los tacones me convierten en minusválida, para top crops ya no tengo edad, los minivestidos con botas biker y jersey oversize pero sin medias en invierno son intrínsecamente una gilipollez, no me pongo una faja ni unos sostenes con push up ni harta de grifa porque dejo de respirar, el color nude me sienta como un tiro y los maquillajes correspondientes no sólo pican a rabiar sino que a ver quien es la guapa que se hace una raya en el ojo con las gafas de la presbicia.

Creo que para empezar no voy del todo mal, así que en mi post de presentación os explicaré mi outfit de hoy, lo que he comido y de premio unas recomendaciones literarias. Ya me diréis si puedo triunfar y queréis más o lo dejamos aquí mismo.

Quisiera decir en mi descargo que la zorra de mi casa ha tenido un fallo multiorgánico consistente en que la bomba de presión (o bomba depresión directamente) ha muerto.

Al morir la bomba la caldera se ha parado y no tengo agua caliente.

Aunque tuviese agua caliente me daría lo mismo porque el grifo es termostático y sin presión no funciona el muy cabrón.

Resumiendo...mis duchas son un festival.

Caliento agua en varias cazuelas, la echo en un barreño y con un cacito me voy rociando mientras me enjabono y me congelo.

Vamos que limpia estoy...de milagro, y mi tal outfit de hoy va con pinza en el pelo porque a ver quién es la guapa que se lava una melena de cuatro kilos como la mía en este plan.

Otro día os hago el post sobre trucos para lucir una cabellera radiante y sedosa porque hoy no estoy de humor.

Llevo una sudadera informal pero rumbosa del año 85, o sea, con el toque francamente vintage que tanto se lleva estos días.

Unos leotardos o leggins o como los queráis llamar que uso para ponerme por debajo de los pantalones cuando voy al monte en invierno porque ya os digo que mi casa ahora mismo viene siendo una sucursal de Islandia.

Eso sí, son monos y caritos, que una siempre se viste pensando que si tiene un accidente ¡qué va a pensar el de urgencias!

Antes muerta que desharrapada.

Los calcetines de lana que uso para las botas de trekking en el Himalaya.

Y las uñas pintadas de un muy contemporáneo gris metalizado aka color acero, que ahora se lleva mucho ponerle nombres tontos a cosas con nombre de toda la vida.

Pelín desconchadas, eso sí, porque las it girls tenemos aficiones aunque parezcamos macetas y la mía es el fetish point. Con un cañamazo que rasca lo que no es normal.

Maquillaje cero, porque para andar por casa son ganas de gastar...y más desde que le puse una pegatina del Pato Lucas a la webcam por si me la activaba remotamente algún pervertido o un paparazzi avispado.

Mi comida de hoy ha consistido en una pechuga de pollo de ésas de coger y lanzar en la sartén.

Una ensalada de bolsa aliñada con los ingredientes secretos que utilizo en las cenas multitudinarias que hago en casa...cuando me funciona la calefacción...y que son ya una institución en el barrio porque los vecinos acaban hartos.

Une bouteille d' eau minérale, como todo dios en Mallorca si no quieres tener las cuevas del Drach...en los riñones.

Un yogur griego. Azucarado sí. Porque puedo. Soy it y me la soplan las calorías.

Y mogollón de Marlboros. Por llevar la contraria, que ya no fuma ni dios.

¿Y qué me estoy leyendo? Pos vamos allá.

En los ratos que me quedan entre controlar aviones, clases de pole dance, yoga de ése rollo sauna, desfiles, fiestas y photocalls, que lo mío es un no parar...

The SAGE Handbook of Social Cognition. Por puro vicio y porque ya alucino con lo...en fin...que es la peña y necesito entender algo.

Born On a Blue Day. Es la historia de un menda con síndrome de Asperger y una sinestesia totalmente marciana que tiene una manera de ver el mundo de flipar...además de ser una lumbrera.

Y, cómo no...50 American Serial Killers, que me relaja una barbaridad.

Ah sí, cuando me da la vena también escribo historias en un blog, que es un It blog porque tiene mucho de esto y de aquello y de lo de más allá.

En cuanto termine con esto me saco unas selfies y las cuelgo en Instagram pa que os hagáis una idea de lo que es estar en mi lugar.

Aquí os dejo la primera para que vayáis teniendo envidia...



No hay comentarios:

Publicar un comentario