lunes, 7 de julio de 2014

Tanto que celebrar




Hoy tengo ganas de fiestón porque la recuperación del país se consolida según nos dicen. Yo no me he dado cuenta, pero tampoco he visto la Atlántida y oye, ahí está.

Pero sobre todo y muy especialmente porque ya no trabajo en AENA, que estaba hasta el coño, la verdad. Ahora trabajo en ENAIRE que, como la tal recuperación, es más de lo mismo pero con otro nombre.

Para que mis nuevos jefes-que-son-los-mismos no duden de mi magnífica predisposición, empiezo poniendo mi savoir faire a su disposición con una propuesta de himno corporativo que, a mi humilde entender, refleja el nuevo talante que se le quiere dar a la empresa sin cambiar nada más que el nombre.


Me refugio en tu bolsillo...lo vacío y lo paso al mío
Te persigo bajo la ropa...de tu cama pa darte estopa
Y me quemo en tu cigarrillo..tú te dejas el sueldo en colirio
Doy un salto y salto a tu boca...digo al mundo que estás muy loca

Tú me escondes entre tus libros...mientras yo te pillo los dedos
Pero yo me agarro a tu pelo...tiro fuerte y te lanzo al suelo
Voy trepando por tu chaqueta...para producirte jaqueca
A tu techo desde tu suelo...a mi infierno desde tu cielo

Enaireeeee, muahaha
curro en Enaireeeee, ououoooo
pegado a tiiiiiiii
siguiéndote al andaaaaar.

Porque yo curro en Enaireeee, ououooo
Curro en Enaireeeee, muahaha
pegado a tiiiiii, no puedes escapaaaaaar

NO TE RESISTAS NUNCA



Je suis la femme qui chante.


1 comentario:

  1. Oye, a mi hermana le molaba Pedro Marín. :D

    Por cierto, cuéntanos algún chisme del TOGA in extremis de BCN.

    ResponderEliminar