lunes, 29 de julio de 2013

Vergüenza Ajena


Hace muchos años que la siento, pero con el accidente de Santiago muchos han alcanzado cotas de miseria personal muy difíciles de igualar.

Hablo de los que se han lanzado a condenar sin escuchar su versión y sin esperar a la investigación...al maquinista del tren...que tendrá que vivir no sé ni cómo con ochenta fallecidos en un accidente del tren que conducía él...

Y con el linchamiento mediático por el morro, que yo lo he sufrido y no es ninguna broma.

Hablo de políticos y presidentes de entes varios que se han apuntado al carro de echar balones fuera, como si un accidente de estas características pudiera ser imputable a una sola persona...porque es imposible.

Y si el responsable último acaba siendo este señor los demás también, porque entonces la seguridad de nuestros trenes hace aguas por todas partes, que son imprescindibles mecanismos que nos protejan del error humano, que, precisamente por humano, es inevitable.

Y eso es responsabilidad de los que hacen obras de cualquier manera para salir en las portadas o para trincar, y les importa un bledo lo que pase después...porque como nunca pasa nada...hasta que pasa.

Y cada vez pasan más cosas, que el otro día me decía un amigo que la realidad es terca y termina por imponerse por mucho que nos la maquillen. Y es cierto.

¿No os parece llamativo que precisamente los que mandan y dirigen nunca tengan ninguna responsabilidad?

¿En serio?

Hablo de periodistas repugnantes que consideran noticia el dolor de las víctimas y sus familias.

Realmente es espeluznante que los persigan con cámaras en lugar de dejarlos en paz y que encima consideren esto un trabajo.

Hay que ser asqueroso.

Y me  vienen a la mente los de la Asociación de Víctimas del Vuelo de Spanair, que llevan años peleando como fieras para conseguir un trato digno para las víctimas y una explicación que sirva para la prevención de futuros accidentes...y se repite la misma historia porque los políticos que se llenan la boca culpando al maquinista no han hecho SUS deberes.

Para variar.

Hablo de los mediocres que han tenido los huevos de poner fotos del Facebook del maquinista en las portadas de los periódicos.

Totalmente fuera de contexto y sin relación con nada.

Ya he visto sentencias judiciales basadas en recortes de periódico...ahora las pruebas ¿salen del Facebook?

Es que no tenemos límite en lo bajo que podemos llegar a caer.

Lo siento en el alma por todos los que han perdido la vida en el accidente, incluyendo al maquinista, por sus familias, por sus amigos... 

Y por los que tenemos que vivir en un país tan ramplón como éste.

Leer más »

martes, 23 de julio de 2013

El Expediente Warren





Como todo no van a ser truculencias, vamos a escribir un poco sobre otras hierbas, que ya va tocando.

El otro día hacía en Palma un calor tan acojonante, que servidora, que pese a ser tan millonaria como Kühn pero no tanto como Partner no tiene aire acondicionado en casa, decidió ir al cine porque era el único sitio en que se podía parar un poco.

Por cierto que he pasado de ganar 360.000 de media a 500.000 como hecho probado y ahora un 550% más que no se sabe qué empleado de AENA porque fijo que no es ninguno de los jefes, que ganan bastante más.

Y sigo sin aire acondicionado. Tacaña soy joder.

Sigo que me despisto.

Y no, una playa hasta las trancas de peña con un sol del recopón no es una opción...a no ser que haya tiburones, que entonces es divertida.

La única peli cuyo horario me cuadraba con el curro, que me tocaba noche, era la del tal Expediente Warren.

Os diré que fui a ponerme en la cola para sacar una entrada y me saltaron encima una tía horrorosa y su increíblemente hortera novio, que ocuparon por el morro mi sitio entero mientras me miraban desafiantes de arriba a abajo.

No tendremos curro en España, pero mala educación nos sobra por todas partes oiga.

Seguro que estos son los que se pasan toda la peli pelando pistachos y hurgando en bolsas de plástico.

Vamos que los que se quejan de que la peña no va al cine debería empezar por dejar a estos mendas en la puerta y la cosa cambiaba fijo.

El caso es que yo soy como la de Tomates Verdes Fritos, así que les eché una sonrisa monísima y me fui a la taquilla de la sala VIP, en la que no había ni dios.

La chulería me costó diez pavos, pero qué gusto me dio.

Y me dieron una coca-cola y una bolsa de chuches además de una butaca de puta madre en una fila en la que no había ni dios :-)

Qué felicidad.

Hacía mil años que no veía una peli de terror, y hay que ver cómo ha cambiado la cosa.

Entre los efectos especiales, la cosa del sensurround y las gafas de ver de lejos-todo-son-miserias-joder, la experiencia es acojonante.

Total, que me cagué viva con los espíritus chungos, y mira que en AENA hay un huevo y debería estar curtida ya, y con los exorcismos y las posesiones y la de dios, que antes había un fantasma por peli y en ésta había una bruja ahorcada, una madre asesina, no sé cuántos niños muertos, muñecos diabólicos, pantano tenebroso, árbol maligno...Ufs.

Sobreviví a la peli...pero casi la palmo al salir.

Resulta que la salida de emergencia de la tal sala VIP es un pasillo muy estrecho con un montón de escaleras.

Empiezo a bajar medio beoda, que me había quitado las gafas...y oigo unos golpes rítmicos...como los de la peli.

Y pienso: será el cabrito del acomodador que está haciendo la gracia.

No veo a nadie.

Me flipo.

Oigo jadeos y de tó. A mis espaldas, que es donde más mosquea.

Casi me mato bajando las escaleras mirando para atrás, que llevo una prótesis en el cuello y más de noventa grados no gira.

Por fin llego a la puerta...la abro...y me cae encima de los pies una niña con piernas ortopédicas que acababa de tropezar.

Hay que joderse, de verdad. Me llevé un susto de muerte.

El ruido que oía eran las muletas de la cría porque al mendrugo del padre sólo se le ocurre ponerla a dar paseos ¿delante de una puerta que se abre hacia fuera?

En fin, que tuve lo que podríamos llamar una experiencia de terror global :-)

Como si no me llegase con ir cada día al curro.

Si eje no aprendo...





Leer más »

¿Si sólo escribo mentiras puedo llamarme periodista?





Creo que hoy puedo anunciar, desde el fuerte convencimiento de que hago lo correcto, que cambio oficialmente de material para envolver el pescado y forrar la basura.

Ya no quiero bolsas del Pryca. Las páginas del ABC van muchísimo mejor.

Dado que el actual presidente de AENA es ex-consejero delegado de Vocento, que ya es casualidad, jaté, supongo que le quedan amigos allí o favorcillos por pedir o publicidad del Ente por repartir o lo que sea a lo que recurre uno para que le publiquen una tonelada de embustes...

Al final lee una la prensa y da pena porque ya no hay noticias serias, ni objetivas ni siquiera basadas en información real, que son todo opiniones, mamoneos y cotilleos.

Y ABC se está superando con unos artículos patéticos y con una mala leche que me lleva a recomendar al periodista correspondiente que visite a un médico, porque leyendo lo que escribe yo diría que está enfermo.

Esto es una notita del 22 de julio:




La maniobra no es nueva, y menos aún en un sector especializado en conflictos de gran alcance. El absentismo laboral, utilizado como medida de protesta, amenaza con colapsar el aeropuerto de El Prat, donde los controladores recurren a bajas médicas y permisos de la más variada naturaleza para complicar el tráfico aéreo en plena temporada veraniega. El fenómeno, de sobra conocido, coincide causualmente con una nueva ofensiva sindical de los controladores.


Que pedirle a la empresa para la que trabajas los permisos que legalmente te corresponden sea una "maniobra" da la risa, porque para mí es ejercer un derecho amparado por el Estatuto de los Trabajadores.

Si quien ha publicado esto pide reducción de jornada porque tiene un hijo de dos años entiendo que también estará recurriendo a una aviesa y retorcida maniobra para escaquearse del curro, y no a un permiso legal, porque el supuesto es el mismo.

Recuérdalo amigo cuando lo hagas. La peña pide permisos legales desde que existen, ergo, efectivamente, no es algo nuevo.

Y si estuviesen haciendo algo ilegal no habría ni problema ni artículo de periódico, que si yo pido reducción de jornada y no tengo hijos AENA me manda a la mierda y no se habla más del tema. 

Conclusión: a día de hoy en España eres un hijo de puta por pedir los permisos legales que te corresponden.

Y a las empresas les jode todo lo que no sean esclavos, eso sí, los gestores tienen todos estos permisos y más, que se van de vacaciones, llevan a sus hijos al médico cuando es menester, libran fines de semana y duermen todas las noches mientras a nosotros nos echan los perros.

En el Estatuto de los Trabajadores habrá que hacer una modificación que especifique que los permisos sólo son para políticos y jefes, porque para los trabajadores son privilegios que no se pueden consentir. 

Somos un sector especializado en mover aviones, no en conflictos de gran alcance. Creo que el periodista nos confunde con el gobierno.

¿Quién construyó n aeropuertos chorras?

¿Quién nos cascó n decretazos demenciales?

¿Quién originó en la empresa un butrón de 15.000 millones?

Si nosotros tuviésemos capacidad para decidir todo esto no estaríamos como estamos amiguito, que no vamos a quebrar la empresa que nos da de comer ni nos vamos a auto-obligar a trabajar doscientas horas al mes porque no sólo es peligroso, sino de mongólico sideral y nosotros no lo somos.

Me gustaría saber qué pruebas tiene este señor de que se está llevando a cabo ninguna protesta, porque la acusación es seria. Por no decir que este tío se la ha inventado directamente.

Y dice que es periodista.

Por los cojones.

¿Permisos de la más variada naturaleza son los que contempla la ley. Y se le olvida mencionar a este caballero que AENA deniega todos los que quiere y más, y nos programa servicios de más saltándose la ley. Concretamente en Palma vamos como a sesenta servicios de más al mes, que se dice rapidito, así que el problema no son los permisos, sino la falta de personal, y eso no es cosa nuestra sino de AENA. 

Otra cosa que complica el tráfico veraniego es que AENA no regula ni por saber morir, ni por tormentas, ni por la razón más obvia, que es que en la misma hora no caben todos y se montan unos pollos del copón.

Y eso es cosa de AENA, no nuestra.

Lo del fenómeno ¿de sobra conocido? supongo que se refiere a que todo el mundo conoce los permisos a los que tiene derecho en el trabajo ¿O es que este periodista no tiene ninguno?

Y si no los tiene que los reclame, pero que no me suelte su mala baba a mí.

Y si se refiere maliciosamente al tres de diciembre de marras, le recuerdo que el asunto todavía está en los tribunales, así que se pasa de bocazas, y que en muchos sitios se han archivado las causas contra los controladores.

La tal ofensiva sindical de los controladores lleva tres años enteros, se lo comento por si para algún otro artículo quiere información de verdad.

Y la ofensiva de AENA saltándose todas las leyes que se nos aplican lleva aún más tiempo. Lo único que estamos haciendo es recurrir a la Inspección de Trabajo, que por cierto nos ha dado la razón, para ver si AENA deja de saltarse la ley de una puta vez, que a usted esto le debe parecer genial, pero a nosotros no tanto.

Y a los tribunales...para que AENA derive los juicios a la Audiencia Nacional, donde están sus amiguitos que siempre fallan a su favor sin cortarse un pelo y aunque vaya contra la ley, y esto sí que es una práctica de sobra conocida.

Yo reto a la empresa a que, si tiene tan claro que lo que hace está bien deje los juicios en tribunales ordinarios, que leen los laudos tal y como están escritos en lugar de interpretar a su bola como hace el querido Bodas.

En fin, no me queda más que felicitar al autor de esta mierda porque ha escrito un bodrio infumable, desinformado, tendencioso y basado en opiniones suyas o de otro y con un kilo de mentiras y prejuicios.

Y no sé cómo tienen él la poca vergüenza de considerarse periodista y el tal ABC un periódico serio.
Leer más »

domingo, 21 de julio de 2013

A falta de argumentos ciertos, patrañas y de las gordas





El otro día publicaron en ABC un artículo de los que te hacen levitar por encima de la silla, titulado exactamente así:



El caso es que si ahora busca uno la página no la encuentra, supongo que por lo de no publicar.

Los de Aviación Digital tienen una versión sobre el tema:


Y yo tengo el texto entero, que lo copié nada más verlo y antes de que lo retiraran.

Y me ha parecido un artículo tan demencial y tan lleno de embustes que no puedo más que hacer un bonito comentario de texto sobre el mismo.

Si lo que estamos preparando es otra campaña de puesta a caldo a los controladores para disimular que AENA sigue siendo un desastre, que no tienen ni idea de cómo arreglarla, más que nada porque si no cambias los gestores ya me contarás tú dónde vas, y volver a cargarnos el muerto que ya ha quedado archidemostrado que no es nuestro es que me descojono.

Y solicito de la empresa correspondiente la devolución del importe del curso de dirección creativa que tan graciosamente el Ente le ha pagado al presidente porque de creativo y de novedoso esto no tiene nada, es más, ya huele.

Si no le ha hecho gracia ni a Pepiño cuando le ha tocado a él, que fue gran maestro propagando infundios para joder a otros:

“Queda claro que fui injustamente acusado y fui víctima de un infundio político que fracasó, pero esto sólo debería servir para que el infundio deje de ser un instrumento político y sea ejemplo de lo que no se debe hacer en política”

Imaginaos a mí, que estoy ya hasta el mismísimo coño de las patrañas de todo dios.

Por cierto que lo de Pepiño demuestra que los infundios son como los boomerangs, tú los lanzas y al final te los acabas comiendo, porque él proclama a los cuatro vientos su inocencia, pero se lo creen Rubalcaba, él y ya.

Y para desgracia del distinguido público y sobre todo la suya particular, se va a retirar de la primera línea de la política, que supongo que es la condición que le han impuesto para quitarle el muerto de encima en este país en el que lo único incorrupto es el corazón de Santa Teresa.

A lo mejor al caballero de AENA que ha cogido el relevo de los infundios le acaba pasando lo mismo.

Vamos allá con el tal artículo, que no tiene desperdicio...

IGNACIO GIL


* Ya empezamos bien porque una torre no es un centro.

Más de dos años después de la crisis de los controladores

* Este nombre es muy bonito para lo que yo llamaría un cierre patronal por incompetencia sobrevenida como el sombrero de un picador.

algunos centros de control vuelven a padecer irregularidades y amenazan con generar demoras en los aeropuertos españoles. 

* Los centros de control llevan padeciendo irregularidades desde febrero de 2010 concretamente, que esto ya viene de muy lejos.

En plena temporada turística, Barcelona se ha convertido en el núcleo de la polémica: varios controladores han denunciado a AENA alegando el incumplimiento de la normativa de los turnos de trabajo durante el mes de julio. 

* En Palma todos hemos denunciado el año pasado y éste que AENA incumple el laudo y programa más turnos de los permitidos. En los Tribunales y en la Inspección de Trabajo, que por cierto nos ha dado la razón varias veces y ante lo que AENA responde, literalmente: pues que nos pongan una multa.

El operador, dependiente de Fomento, justifica la programación elegida -seis días de trabajo, dos de descanso- por la oleada de peticiones de reducción de jornada.

* La programación es impuesta e inventada, porque entre las opciones que da el laudo no está la de seis días de curro y dos libres. Y el propio Pimentel, árbitro del laudo, se lo recalcó a AENA...que pasa olímpicamente.

Fuentes de la sociedad pública creen que la coincidencia del repunte de estas solicitudes con los meses de vacaciones estivales no es casual. 

* Evidentemente no es casual, obedece a que los hijos de los controladores, como los de los demás, no tienen colegio y algo tienes que hacer con ellos y no paras de currar. 

«Todos los años desde el sindicato de control se exige el aumento de los cupos de vacaciones de verano. Sin embargo, en las dependencias estacionales (aquellas más ligadas al turismo y, por tanto, con mayor demanda en verano), como son los centros de control de Barcelona y Palma, está petición resulta inasumible».

* Antes teníamos derecho a dos semanas de vacaciones en el verano astronómico, ahora a lo mismo en el verano inventado por AENA que va del 1 de junio al 30 de septiembre, vamos, que nuestro verano es también primavera y otoño pero se llama verano.

Como las tardes que terminan a las once de la noche o los días libres que empiezan a las siete de la mañana y no a las doce de la noche como en los relojes de todo dios.

Ya tiene coña que un derecho que tenemos resulte inasumible, pero es que lo es porque la empresa ha planificado de pena y durante años ha pasado de preparar  más controladores mintiendo y diciendo que no faltaban, sino que éramos unos vagos, y la realidad es que faltan un montón.

Por cierto que de las dos semanas, que no van juntas ni de coña, AENA si quiere te quita una por el morro y te la pasa a invierno.

Al no poder disfrutar de un número mayor de días de descanso (un máximo de 15 días durante los meses de verano, que se integran en los 45 días que les corresponden durante todo el año), los controladores recurren, según AENA, a «mecanismos» para «no asistir al centro de trabajo, especialmente los que hacen uso de los días para cuidados de familiares».

* Lo de los 45 días de vacaciones no es verdad. Tenemos treinta como todo hijo de vecino, más otros cinco de asuntos propios que puedes coger juntos...en invierno y sueltos si hay personal suficiente, o sea, nunca. Y menos cuando los necesitas por ejemplo para ir a un funeral.

Y lo de los asuntos propios era un pequeña compensación por comernos todas las fiestas y fines de semana del año.

Nosotros tenemos un ciclo teórico, porque se lo saltan todo el rato, de cinco días de curro y tres libres. 

Viene siendo como una semana vuestra, que curráis cinco días y libráis el fin de semana. Como la vuestra en realidad no porque nosotros tenemos un fin de semana entero libre cada n meses.

Nuestras vacaciones son seis ciclos, y si  multiplicáis veréis que 5 días de curro por 6 ciclos son treinta. Lo de meter los días de descanso en las vacaciones es para descojonarse.

La gente normal que puede pedir días sueltos pilla cinco días y le suma el fin de semana, y en el curro le cuentan cinco días de vacaciones...no siete.

En este sentido, el operador aeroportuario denuncia que, teniendo en cuenta las peticiones de reducción de jornada, las bajas médicas, las licencias y otros permisos, el absentismo se incrementará en agosto hasta el 26,04% en dicho centro de control, un porcentaje muy superior al del resto de la plantilla de controladores (13% de media) y los trabajadores de AENA de otros sectores (5%). En concreto, en el caso del centro catalán casi el 40% de la plantilla ha pedido ausentarse.

* Para empezar es importante que sepáis que en sus cifras AENA computa las vacaciones como absentismo laboral, que ya mola.

Las bajas médicas serían mucho menores probablemente si los turnos no fueran tan bestias, que nos están saliendo alergias, dolores de todos los colores y enfermedades rarísimas por culpa del puto cansancio y del estrés.

El resto de la plantilla, por ejemplo de torres pequeñas o de centros no estacionales no tiene turnos tan bestias. Alguna relación habrá.

Que me comparen con trabajadores de AENA que no hacen turnos es una solemne tontería.

Un tipo que libra cada fin de semana, todas las tardes, duerme por las noches y tiene vacaciones de un mes en verano, una semanita en Semana Santa, otra en Navidad y los puentes ya me contarán a mí para qué quiere una reducción de jornada si no es para perder pasta, que tiene el mismo horario que sus hijos y además descansa.

Lo del 40% me da la risa floja y me encantaría ver las peticiones de verdad, porque yo miro en las hojas de firmas de Palma y no me salen tantos ni de coña...a no ser que...ah sí, incluya en estas cifras las vacaciones.

Y si las incluye yo me daría con un canto en los dientes porque a vacaciones en verano tenemos derecho el 100% y si descontamos las reducciones de jornada, los permisos y las bajas resulta que hay muchísima gente que no tiene vacaciones en verano.

Un máximo de 170 horas de trabajo

* Este título ya es una tontería en sí mismo porque EL LAUDO NO LAS PERMITE.

El gestor aeroportuario insiste en que el turno establecido en Barcelona no vulnera la legislación, ya que no rebasa el máximo de 170 horas mensuales disponibles para atender el tráfico durante los meses de mayor demanda. 

* Sí vulnera la legislación ¿o es que el laudo es papel higiénico?

¿Pasarse las resoluciones de la Inspección de Trabajo por el arco también es respetar la legislación?

A este paso van a tener que reescribir todos los libros de derecho.

Esta cuantía, además, se reduce significativamente en invierno (135 horas) y resulta inferior a la que realizan otros operadores diferentes a AENA (200 horas). 

* Lo de que se reduce en invierno es relativo, porque reducen algunos turnos, no todos, y un par de meses.

Y no es que lo hagan de buen rollo, es que si se pasan se quedan sin horas para el verano.

Y un apunte tonto: yo no puedo dejarme descansado en febrero lo que me voy a comer de marzo a noviembre, que diciembre con lo de las Navidades es toledano.

El cuerpo necesita descanso regularmente, no un mes de cada seis.

170 horas a turnos es una salvajada y te deja hecho polvo. Que no es lo mismo tener jornada ordinaria que trabajar cada día a una hora distinta y encima hacer noches.

Que otros operadores programan 200 horas es una barbaridad y es cachondo que lo hagan en España donde hay barra libre para pasarse tres pueblos, porque NATS en Inglaterra tiene unos turnos que yo firmaba sin mirar. Pero es que la legislación inglesa ni permite las burradas que estos señores hacen tan ricamente aquí, mientras que a los nuevos lo primero que les han dicho es que mucho ojito con sindicarse.

Es como lo de las cogorzas, que en Inglaterra son todos finísimos...y ya se las cogen aquí.

El marco fundamental que sustenta la legalidad de esta programación de ciclos de trabajo, argumenta la sociedad presidida por José Manuel Vargas, es la reforma laboral, que permite introducir mayor flexibilidad a la hora de planificar los turnos.

* ¿Para qué coño tenemos el laudo? Insisto.

Ya no son ni los n decretazos que se sacaron de la chistera para nosotros, ahora es la reforma laboral.

Al paso que vamos nos aplicarán la legislación de Burundi.

Ya que nos gustan tanto las leyes espero con ilusión el día que AENA cumpla la normativa europea sobre seguridad y riesgos laborales, que somos finísimos aplicando lo que nos da la gana.

En el polo opuesto, el sindicato de los controladores (USCA), atribuye el problema a la escasez de personal y «al retraso del proceso de privatización», que ha dado lugar a que los 19 controladores que se han incorporado al centro de control se encuentran aún formándose. Sin embargo, esta consideración parece omitir que el número de controladores no ha variado con respecto al año pasado (cerca de 250) y, en cambio, el tráfico se encuentra en retroceso.

* Pues porque el año pasado tuvimos exactamente el mismo problema sólo que no se habló de ello en la prensa.

Y un breve apunte, las cifras de tráfico de julio y agosto en Palma son altísimas, no me vale la media de todo el año.

La organización sindical ya ha denunciado ante la Inspección de Trabajo el supuesto incumplimiento de la normativa por la planificación de los turnos en dos ocasiones, en verano de 2012 y verano de 2013. 

En un proceso paralelo, 28 controladores han ido más allá y han presentado una demanda ante el Juzgado de lo Social de Barcelona por supuesto menoscabo a los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

* Más que supuesto yo diría evidente menoscabo, y si no invito a cualquiera a venir a currar conmigo y a que me cuente qué tal le va lo de la conciliación, empezando por la del sueño.

De momento, la Inspección de Trabajo de Barcelona ha censurado el método empleado por AENA, que se escuda en el carácter territorial y particular de esta institución para rechazar su criterio 

* La de Palma también debe ser territorial porque ha dicho lo mismo oiga.

y señala que las condiciones de trabajo de este colectivo (un nivel retributivo de más del 550% con respecto al salario de un empleado de AENA, 

* Ya empezamos con la mierda de la pasta a falta de argumentos convincentes.

En AENA hay desde jardinero hasta presidente. ¿Cuántas veces tengo que multiplicar el sueldo del primero para obtener el del segundo?

Si me comparan con otros controladores europeos, que es lo normal y no con el jardinero, que es majísimo pero su curro y el mío no tienen nada que ver, ganamos todos por el estilo.

¿Cuánto ganan, por cierto, esos gestores de los que no se habla pero que no dan pie con bola? Por curiosidad.

un sueldo de unos 200.000 euros al año de media y unos turnos de descanso durante la jornada laboral que oscilan entre un 25% y un 33% del tiempo) son superiores a las del resto de la plantilla. 

* Si sumo la horita del desayuno y el café y la de la comida del resto de la plantilla me salen 120 minutos, y el 25% de mis ocho horas son 120 minutos. No veo la diferencia, so sorry.

Bueno sí, hay una diferencia y es que yo tengo que descansar forzosamente porque al cabo de una hora u hora y media como mucho si hay tráfico dejas de ver los aviones.

Y esto se le aplica a todos los controladores de la tierra, que parece que yo descanso porque soy así de chula.

Antes descansábamos el 33%, desde 2010 es el 25%.

Y que, por tanto, las características de sus puestos de trabajo les permiten disfrutar de un mayor grado de conciliación. 

* Esto ya sí que es de traca.

Trabajo más horas que un tipo normal con un curro bastante menos estresante, dichoso él.

Me como todos los fines de semana.

Me como todas las fiestas.

Trabajo por las noches.

Trabajo en vacaciones...de los demás y me ponen y quitan las mías cuando quieren.

Trabajo como una negra en verano.

La empresa dispone a su antojo de mis días libres porque me obligan a estar disponible 365 días al año, H24.

¿Y DISFRUTO DE UN MAYOR GRADO DE CONCILIACIÓN? Supongo que se refiere a conciliación laboral. Que no salgo del curro vamos.

Menudos cojones tenemos amigo periodista.

E, incluso, anima a los controladores a elevar sus denuncias ante la Audiencia Nacional, si creen de veras en su ilegalidad. 

* Nos ha jodido mayo con las flores. Allí tenemos a nuestros famosos jueces tan amigos que sentencian basándose en recortes de periódico y que se saltan la Constitución entera sin pértiga y sin red.

By the way, no hace falta que lo hagamos nosotros, que hemos ido a juicio en Palma este año otra vez y ya se ha encargado AENA directamente de mandar el caso...a la Audiencia Nacional.

¿Lo único positivo? AENA confía en que, a diferencia de lo sucedido en 2010, el conflicto de Barcelona no se extenderá al resto de centros.

* Aquí positivo no hay nada y da todo una vergüenza ajena de flipar. Desde el comportamiento de AENA hasta la desfachatez del periodista que escribe lo que le dicta la voz de su amo sin molestarse en contrastar ni una sola palabra.


Leer más »

miércoles, 17 de julio de 2013

Ven conmigo a descansar, te va a encantar



Se dice, se comenta, se rumorea, que los controladores estamos hasta los cojones y más allá de que AENA se salte el laudo...y es verdad.

Y ahora os explicaré qué consecuencias tiene esto que a mis gestores les parece tan guay.

Controlar es muy bonito, pero no se puede hacer sin descansar lo suficiente porque te confundes, pierdes reflejos y concentración o coges miedo, que es mucho peor, y las consecuencias de todo esto son peligrosas.

Y no pretendo ser alarmista, pero jamás miento. Estamos metiendo unas patas de flipar y es lo que hay.

Nosotros hacemos cada día un turno diferente. Si tenemos suerte son dos mañanas, dos tardes y una noche, en la que te puede tocar trabajar a varias horas diferentes.

Luego descansamos tres días según AENA, pero en realidad son dos y medio y de cualquier manera porque siempre terminamos los ciclos en una noche.

Imaginad que trabajáis todos los viernes por la noche y luego me contáis qué tal empieza vuestro sábado sin dormir y a las siete de la mañana.

Si AENA se salta el laudo de marras, lo que hace es clavarte cinco servicios seguidos, descansas día y medio y luego vienen seis.

El problema de esto es que el cuerpo tiene sus ciclos de vigilia y descanso, y no los decides tú sino él.

Y si cada día le metes un horario diferente se flipa y llega un momento en que, por mucho que tú quieras dormir, el cuerpo te dice que los cojones para ti.

Todos sabéis lo que es un niño pequeño pasado de vueltas porque no lo habéis acostado a su hora.

Pues cuando eres mayor te pasa exactamente lo mismo. Te pasas de vueltas y te jodes.

Supongo que todos habréis ido como mínimo al Caribe y sabéis lo agradable que es el jet-lag.

Nosotros lo tenemos cada día.

Además, los cambios de horario van con inercia. Me explico.

Cuando hago una mañana me levanto a las cinco y media, una hora que AENA dice que es de mañana, pero que para tu cuerpo es claramente de noche.

Me paso media mañana beoda, me tomo un par de cafés porque la pantalla radar no tiene braille, y cuando termino a las tres estoy baldada.

Y entonces digo: necesito una siesta o la palmo.

Y hay dos posibilidades, que me salga o que no, porque estoy reventada pero con los dos cafés que me he tomado no pego ojo.

Si no la duermo me paso toda la tarde hecha un fistro.

Y si la duermo...se me quita el sueño por la noche y resulta que al día siguiente vuelvo a levantarme a las cinco y media.

Y empezamos a acumular cansancio, porque con suerte he logrado dormir cuatro horas y con mala suerte dos.

Os podéis imaginar cómo llego al curro la segunda mañana.

Sueño que te cagas, que a las cinco y media por fin me había dormido.

N cafés.

N aviones.

¿Siesta? Lo mismo del día anterior.

Vosotros pensaréis que no hay problema porque al día siguiente tengo tarde y puedo dormir hasta reventar...sólo que el cuerpo lleva la famosa inercia, y si consigues dormirte...a las cinco y media te despiertas.

Baldada y cagándote en todo...pero despierta.

Capeas la mañana como puedes y curras por la tarde. También con cafés.

Sales a las once de la noche, que para AENA es horario de tarde pero para tu cuerpo vuelve a ser noche.

Entre que llegas a casa y te descomprimes el cerebro que llevas disparado de los aviones porque si no no te duermes...son las dos de la mañana.

Y al día siguiente te vuelves a despertar pronto por aquello de la inercia, por ejemplo a las siete.

Y sigues acumulando cansancio.

Y al día siguiente tienes noche...con el sueño cambiado de las dos tardes que has hecho y tras las que te has dormido con suerte a las dos, sólo que hoy te toca meterte en la cama a las once, no pegar ojo, y levantarte para currar de dos a cinco, o sea, justo cuando tu cuerpo quería dormir.

Sales del curro a las siete o a las diez si tienes suerte, que por las mañanas hay un montón de ruido y no hay quien coño duerma...y empiezan tus días de descanso.

Y el primero estás hecha un asco porque has dormido hora sí y hora no, y al cuerpo lo que le hace falta es dormir la parte central de la noche y a ser posible seguido, que a trozos no se recupera igual.

Y por la noche...te dan las uvas para dormirte porque el día anterior hiciste noche y vuelves a tener el sueño cambiado.

Y el segundo día te levantas tarde y vas recuperando un poco...

Y si tienes un tercero consigues más o menos cuadrarte, pero si AENA se pasa el laudo por el forro, lo siguiente que tienes son, como me acaban de cascar a mí, cuatro mañanas.

Y las empiezas con todo el sueño al revés.

Yo conseguí de esta última dormir doce horas en cuatro días y un ataque de mala hostia del copón.

Porque es uno de los efectos del cansancio extremo.

Mala leche, y depresión, y enfermedades de todos los palos porque tu sistema inmunitario se deprime también...El festival del humor.

Y por supuesto, controlas como el culo porque no hay otra manera.

Si en Guantánamo tienen a la peña sin dormir para romperles los huevos es porque funciona, lo que pasa es que romperles los huevos a tus currantes es ¿absurdo? ¿poco rentable porque descansados mueven más aviones?

Esto es sólo una pequeña parte del problema, porque da como para diez posts más en los que os contaría cómo se compatibiliza esto con la vida de tu pareja, familia, hijos y demás, que tienen horarios normales.

Y que libran los fines de semana, festivos, Navidades, Semana Santa y verano, que es cuando más trabajas tú.

Os avanzo la respuesta...de ninguna manera y acaba hartando.

Y lo bien que va estar a disposición de la empresa 365 días al año H24, que esas escapaditas de fin de semana que os hacéis todos para nosotros son impensables porque te cascan un servicio porcojónico el día que les da la gana y te comes el hotel, el avión, la escapadita y el cabreo de tu pareja, que está hasta los huevos ya.

Y un montón de cosas más.

Y cuando no sé quién de AENA...

Dice que "el absentismo del colectivo de los controladores ronda en Verano y Navidad el 20%, frente al resto de los trabajadores del Ente, de un 5%, y asegura que en Verano las reducciones de jornada aumentan cerca de un 200% respecto al Invierno. Además, los controladores que no son de este Ente realizan 200 horas al mes y que, en cambio en el ACC de Barcelona, se llega a programar como mucho 170 horas en Verano".

Me descojono toa y le recuerdo que hay que tener una cara marmórea para compararnos con los trabajadores del Ente que no hacen turnos ni de coña, que lo de las doscientas horas ya me contará dónde están porque aquí el que no curra a turnos entra a las ocho, sale a las cuatro y eso son 160 horas al mes librando los fines de semana, fiestas varias y durmiendo por las noches.

Que cuando en 2010 nos obligaron a trabajar doscientas horas al mes a turnos acabamos todos majaretas (yo concretamente seis meses de baja porque dejé de dormir) y se montó la mundial.

Que los controladores que no son del Ente no trabajan en centros de control que son más complicados y además a ellos les hacemos la mayor parte del curro nosotros y es lo que hay.

Que si los de los centros de control de NATS en Inglaterra curran doscientas horas me como la coleta.

De la chapuza que han hecho aquí con la privatización de las torres mejor no hablar porque no es para presumir pero ni de coña.

Que los mendas de las fábricas de ladrillos de la India curran gratis porque directamente han heredado la deuda de sus padres, sólo que estamos en España.

Y si el derecho a reducción de jornada jode, que lo quiten del Estatuto de los Trabajadores, o que nos abran el colegio en verano para nosotros solos, o mejor, matamos a nuestros hijos para que AENA no sufra y esterilizamos a los que están en edad de procrear por si no sale el tráfico aéreo.

Es patético echarle la culpa de la gestión más torpe y lamentable de la historia, a las pruebas me remito...¿a los hijos de los controladores? ¿a las reducciones de jornada? ¿en serio?

Si la mitad ni habían nacido y AENA ya tenía una deuda de miles de millones y una falta de personal de escándalo.

Obviamente, base de intentar justificar LO INJUSTIFICABLE, le acaba saliendo a alguien una memez.

Y volviendo al personal-que-no-se-reduce-qué-trabajadores-son-no-como-nosotros, es muy fácil conciliar la vida familiar cuando tienes el mismo horario que tus hijos y libras los fines de semana, con lo que si la peña que no hace turnos pide reducción de jornada lo único que hace es perder pasta.

Y hay que tener muchos bemoles para decir que como aún queda algún derecho que te saltas pero no todo lo que te gustaría, pues te pules por el morro los demás.

Y me parece acojonante que nos pongamos medallas de lo majos que somos programando sólo 170 horas porque para ponerlas, compañero, HAY QUE SALTARSE EL LAUDO.

Leer más »

sábado, 13 de julio de 2013

Ponte enfermo en el curro...y palmarás





Los médicos no entienden que yo tenga ganas de asesinar a todas horas, y yo lo que no me explico es cómo consigo controlarme.

Y esto no es una incitación a la violencia, sino un hecho empíricamente constatable.

Llevo una racha buenísima de rien ne va plus en el curro...que te lo crees tú.

El caso es que una piensa que cuando al personal le fallan todos los cromosomas a la vez, lo siguiente debería ser un fallo multiorgánico, y sin embargo ahí siguen oiga, yo misma sin ir más lejos.

AENA es como una chistera de mago sin fondo, pero del estilo de Chucky el Muñeco Diabólico, que toda la magia que hace da pavor.

El caso es que andan todos muy crecidos porque cuando presionas demasiado durante mucho tiempo (y te saltas impunemente el laudo y lo que te pongan por delante), a la gente le rompes la espalda y le quitas la afición, que si en Guantánamo tienen a la peña sin dormir es porque funciona, y esto a AENA le mola.

Lo que no saben es que si no aflojas nunca la peña se pasa de vueltas, se vuelve loca y le importa todo tres cojones, de modo que lo siguiente que tienes es la Plaza Tahir o una huelga de hambre indefinida, punto al que nos vamos acercando peligrosamente.

Y esto es, nuevamente, la formulación de otro hecho empíricamente constatable por cualquiera que se moleste en mirar un poco y que tenga al menos dedo y medio de frente.

El espectáculo que presencié ayer en el curro fue dantesco, deprimente, demencial, disparatado y todo lo que, por veinticinco pesetas, se os ocurra con la letra d.

A media tarde a un compañero le empezaron a salir bultos por toda la cara y la cabeza. No granitos ni ronchas, auténticos bultos acompañados de picor gigante y de dolor de cabeza.

Lo que sin ser médico y sólo con mirar cualquiera diagnostica como una alergia de competición.

Dice que se tiene que ir del curro, para lo que hay que activar un protocolo que empieza haciendo que se quede a esperar a un médico del aeropuerto.

¿Que cuánto va a tardar en venir? No se sabe.

Llega el tal médico y resulta que en lugar de chutarle un Urbasón en directo dice que no tiene autorización para darnos medicación.

Y cuando termina de mirar a mi compañero empieza el festival, porque el tal protocolo requiere que el controlador rellene los anexos I y II y los firme, que el supervisor envíe dichos anexos a RRHH y facilite copia de los mismos al controlador, que también debe dar copia de los tales anexos al médico, quien a su vez entregará al controlador, viva el intercambio de cromos, el anexo III que el controlador debe rellenar y firmar para que el médico lo remita al Servicio de Medicina de la Dirección Regional correspondiente, tras lo cual rellenará el impreso del anexo IV y lo remitirá a la División Regional, y entonces pasa al anexo V, del que entregará una copia al supervisor, otra a RRHH y otra a la División Regional, y si el controlador quiere copia de la historia clínica que le ha hecho el médico puede solicitarla a RRHH, quien a su vez le pedirá una copia al médico, al que aún le quedará un ratito cada mes para rellenar el anexo VI para que se pueda disponer de datos estadísticos, anexo que se rellena por triplicado y se envía a sitios varios con la información de contacto del anexo VII.

Y yo mientras tanto estoy haciendo un surco en el suelo y fumando en pipa porque esta mierda dura como una hora entera y a mí lo único que me preocupa es que no sé qué alergia tiene este hombre ni lo seria que es y pienso que, con un poco de mala suerte se le acaban cerrando las vías respiratorias, cosas que tienen las alergias gordas y entonces qué coño estamos haciendo aquí.

Y si esto es normal que baje Dios y lo vea, porque a mí no me lo parece ni de coña.



Leer más »

jueves, 11 de julio de 2013

Cuidado con lo que pides...





Porque los dioses son benévolos, pero el Genio de la Mala Leche no descansa y a veces te jode vivo concediéndote lo que pediste.

A vosotros os vendrán a la memoria un montón de chistes del tipo de:

- Genio, quiero una polla que me llegue al suelo...

Y el Genio va y le corta las piernas a la altura de la cadera.

Nosotros nos hemos quejado de que los nuevos no han visto suficientes aviones...y AENA ha decidido enseñárselos metiéndolos en la sala de control sin pasar por el simulador, que supongo que si lo hacen nos ponemos en septiembre u octubre y ya no hay el mismo tráfico.

Tras hacer esta tarde un proceso de concurso de ideas conmigo misma en el curro, en el más puro estilo del ex-ministro Campeón, se me ha ocurrido lo siguiente, por si sirve, que tal y como está el percal estoy convencida de que sí.

Al menos he intentado que mi aportación sea, como mínimo, del mismo calibre que el resto de las que se presentan.

Si de lo que se trata es de ver aviones, podemos hacer unos cromos monísimos con fotos de todos ellos, y un juego de cartas en el que yo los tiro al suelo de cualquier manera y los nuevos los ordenan para que no se esnafren. En tiempo real, pa que no decaiga.

O mucho mejor aún, les ponemos unas tumbonas con sombrillas en lo alto de la terminal y que vayan viendo.

Y de paso a ver si alguien se arranca y me lleva a mí en cabina para que le vaya cogiendo el tranquillo a lo de llevar un avión.

Yo me comprometo a llevar leída la teoría entera. En un mes.

Vale que ahora mismo sólo veo luces y chiribitas cuando me llevan en una, pero eso es porque tengo que mirar igual y ver lo mismo sólo que mucho más tiempo y entonces será diferente.

Por el mismo procedimiento creo que puedo llegar a ser Ministra de cualquier cosa e incluso Presidenta del Gobierno. Total, con no hablar nunca con nadie como hace Rajoy...

En otro orden de cosas, que ya sabéis que mi cerebro hace conexiones marcianas...o no tanto, y en los tiempos que corren ya ni os cuento, se me ha ocurrido una idea de negocio genial.

Se va a llamar "Viajar por Mongolia sin salir del barrio".

Le cobro a la peña 30 pavos por una tarde, los monto en un burro cualquiera, les pongo un gorrito con pompón y les doy la prensa nacional mientras amenizo la sesión con unos cánticos étnicos de fondo y una grabación de viento estepario.

Me río yo de Philip K. Dick y el cuento en el que se basó la peli Total Recall.

Pobrecito por cierto, y qué ingenuo. Imaginó un futuro alucinante en el que había gente lista y todo y lo que tenemos es Torrente.

No pierdo la esperanza de que no haya pasado el tiempo suficiente sólo que...no creo.

Os dejo, que tengo que hacer un montón de números, sobre todo para ver de dónde saco tiempo para esto con el turnero de mierda que tengo.


Leer más »

Y cuando creías que lo habías visto todo...





Hoy hablaremos otro poquito de la instrucción que se está dando en Palma, que ya va acercándose peligrosamente a lo dantesco.

Para empezar, llevamos muchos meses con mucha gente en instrucción en una sala que no aguanta tanto a la vez.

La instrucción plantea una serie de complicaciones que os cuento ahora mismo.

Primero, los alumnos no dan pie con bola, que es lo normal, durante una temporada larga.

No es fácil instruir en este curro porque la cosa va en tiempo real y con aviones de verdad. Y hay que dejar que los alumnos poco a poco vayan tomando sus propias decisiones y metiendo la pata porque si no no aprenden, lo que hace que se monte cierto nivel de carajal para ellos y para los demás, que aquí trabajamos en equipo.

Y si esto dura mucho tiempo, acaba siendo agotador para todos...incluyendo a los pobres pilotos.

Segundo, los que no estamos en instrucción trabajamos cuando hay poco tráfico, porque los picos se aprovechan para que los alumnos vean el mayor número posible de aviones y de situaciones diferentes a las que se van a tener que enfrentar.

Esto hace que estemos perfectamente desentrenados el día que nos cae una avalancha porque para controlar con soltura, amigos...hay que practicar todos los días y mucho.

Ya os decía hace poco que ahora mismo tenemos la sala llena de tipos muy verdes y de veteranos medio oxidados por la falta de práctica.

De momento vamos capeando porque por culpa de la crisis hay menos tráfico que otros años, que si esto llega a ser 2008 se monta la mundial.

Y porque nos estamos dejando los huevos todos, pero al paso que vamos palmamos antes del fin del verano, que AENA se salta el laudo entero y los turnos son infames no, lo siguiente.

Ayer llamaron a un compañero para decirle que, o se presentaban dos voluntarios para extras o le cascaban un servicio porcojónico a él en uno de sus días libres.

Vamos, que tanto ponernos a caldo por las extras y ahora te obligan a hacerlas.

Y tanto decir que sobraban controladores y resulta que faltan por todas partes.

El día que me pregunten si los asesinos en serie nacen o se hacen creo que tendré clarísima la respuesta.

Ayer también me enteré de la última idea brillante de los gestores de AENA, que es la siguiente.

Como viene más peña de las torres que no saben dónde colocar, a alguien se le ha ocurrido que les den la teoría y los metan en la sala SIN PASAR POR EL SIMULADOR.

Y esto es una auténtica barbaridad.

Vale que lo hacen en las torres (lo de pasar de la teoría a la práctica), porque no hay simuladores, pero los de los centros de control están para algo.

Además hablamos de peña que lleva bastante tiempo en las torres, no de tipos recién salidos de la escuela que terminaron ayer el simulador radar, y ponerte a enseñar a dar vectores en vivo y en directo me parece demencial.

Y si AESA aprueba esto ya es que flipo pepinillos voladores porque significará que a ningún organismo oficial le importa un rábano triguero la seguridad y esto es serio.

También se comenta que los van a meter a pasear por la sala para que se sienten y miren, y esto es una gilipollez más gorda que la anterior, porque el control sólo mirando una pantalla es más chungo que el japonés y como te aburres de no entender, empiezas a preguntarle al ejecutivo todo tipo de chorradas, lo distraes y al final la caga.

Pero es que además, como eres nuevo te sentarás junto a uno cualquiera, que no nos conoces, y a lo mejor vas y distraes al que se acaba de habilitar, que todavía no priorizan bien y se despistan con una mosca.

¿Y cómo es posible que hayamos llegado a esto?

Pues supongo que dejando que las decisiones operativas en AENA las tomen personas que no saben nada de control y que sólo ven cifras en papeles, porque es de una irresposabilidad sideral.

Todo es posible en esta vida...sólo que no así. Es que ni entrenado duramente se pueden planificar las cosas tan mal.

En fin, lo de todos los días...

Que Dios reparta suerte y como nunca pasa nada...que siga sin pasar, porque en el fondo de mi cerebro sólo suena eso de "tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe".

Video recomendado para el día de hoy...incluso para el resto del año:





Leer más »

domingo, 7 de julio de 2013

La instrucción de los nuevos o que Dios reparta suerte





El control aéreo se ha vuelto una de las cosas más absurdas del planeta por culpa de la famosa fuga de cerebros.

Lo que en mis tiempos se traducía como "que se vayan las guapas y que se queden las que follan", sólo que no estamos haciendo una peli porno sino un certamen de belleza y claro, así nos va.

Ahora nos vigila a todas horas el GENIUS de la lámpara que venden los senegaleses en Ciudad Jardín, un invento de la AESA a lo HAL 9000 pero mucho más cañí.

Hay que reconocer que en cierto modo es apropiado porque la tal agencia, que es el órgano responsable de la seguridad aeronáutica en España se parece mucho más a la TIA que a la NASA, de hecho aquí lo hemos rebautizado cariñosamente como la TASA, y si miráis el precio de vuestros billetes de avión entenderéis el mote a la primera.

Y hablando de órganos se asemeja más a un intestino que a un cerebro.

Tenemos una tarjeta GENIUS cortesía de la TASA de "acceso a todo-movimiento por el recinto" que usamos más que los de Locomía sus abanicos.

Y la tal tarjeta registra religiosamente, aunque no siempre con criterio, que como todo en esta vida de vez en cuando se cuelga, los tiempos que trabajamos en cada posición.

Y GENIUS dice que los que se están formando llevan ya las doscientas horas de prácticas que requieren los mandamientos de la habilitación radar y que tienen que examinarse ya.

Pero GENIUS no tiene en cuenta que no es lo mismo hacer doscientas horas con trescientos aviones que con mil doscientos, que es la diferencia tontísima que hay aquí entre el invierno y el verano.

Y puede que el tamaño no importe, pero la cantidad mucho, y más cuando aparecen rutas y conflictos que no has visto en tu vida pero tienes que resolver.

Y basándose en el tal GENIUS y mucho más en cuadrar las cifras de sus papeles, los gestores de AENA obligan a examinarse a alumnos que no están preparados para afrontar el tráfico veraniego ni de blas.

Y los alumnos están acojonados, además de negros y con razón.

Y piden más instrucción, cosa que se ha hecho toda la vida y toda la vida se les ha dado, y a unos les obligan a examinarse y a otros los mandan a su casa porque hay más alumnos detrás, que en algún sitio hay que meter a la peña de las torres que con tan lamentable criterio han privatizado.

Y los demás, que tendremos que dejarnos el tello ayudando a estos pobres, estamos medio alelados porque llevamos meses trabajando con tres aviones, que cuando hay algo de tráfico se sientan los alumnos.

Y reventados, que nos brean a turnos saltándose el laudo en lo que ya viene siendo una costumbre fija de cada verano junto con el posado playero de la Obregón.

Porque nos importa tres cojones que Pimentel dijera que no podemos trabajar seis días y librar uno y medio. Que nos ponga una multa la Inspección de Trabajo y a la mierda y os lo coméis.

Y lo lleváis a los tribunales y nosotros lo mandamos a la Audiencia Nacional para que os den las uvas con el juicio, y además allí ya tenemos jueces amiguitos que dirán a todo que no por mucha razón que tengáis.

Total, que el centro de control ahora mismo está lleno de mendas que no dan pie con bola. Lo que se llama hacer un pan como unas hostias. Incluso a hostias.

Y todos cansados y cabreados.

La verdad es que yo si pudiera vendría a Mallorca en tren...

Leer más »

viernes, 5 de julio de 2013

Cosas que pasan en los aeropuertos




Me ha dicho Wert querido que si hago bien esta redacción me cambia de curso con beca y con las tres que me han quedado para septiembre, así que allá voy. Me ha costado convencerle porque él no quería, pero mis amigos del PSOE han puesto el grito en el cielo para variar y con su usual falta de criterio...de modo que aquí estoy.

Siempre me han gustado muchísimo los aeropuertos...a la ida...porque significan que me voy y eso me chifla.

A la vuelta son más bien un incordio porque no se terminan nunca. Especialmente la conexión desde Barcelona a Palma, que son unas cuantas horas justo cuando ya no puedo más.

Me gustan sobre todo los aeropuertos del mundo mundial, en el que no incluyo a España porque este país se ha vuelto no sólo insufrible sino también inclasificable.

Mola fumar en un jardín tropical en el aeropuerto de Singapur, leerse todos los libros de las mil librerías que hay en el de Bali, congelarse en Dubai, sentarse como un fakir en el más feo del mundo, que viene siendo el de Doha, la madre que los parió, perder el culo por los pasillos y ponerme ciega de pasteles en  los de París, que me encierren en Miami, que me hagan perder mi conexión en Houston por culpa de las medidas de seguridad más absurdas del planeta o que me destrocen las tibias con un masaje de reflexología en Makassar.

Además me chifla estar rodeada de gente que habla idiomas que no entiendo. De gente diferente. No sabría explicar la razón...pero me encanta.

En cuanto a las cosas raras que te pueden pasar en un aeropuerto...os podría contar mil, pero creo que me quedo con tres.

No hablaré de los vuelos que me han cancelado o las maletas que me han perdido porque me ha pasado tantas veces que me duermo sólo de pensarlo, así que prefiero recordar otras que al menos...son curiosas.

En la primera, la protagonista es una señora idéntica a Woody Allen, que me paró muy seria en Barajas para preguntarme:

- What airport is this?

A lo que yo contesté sin pestañear:

- Barajas, Madrid, ¿ha habido suerte?

En la segunda, el avión en el que yo volaba embarcó a última hora un pasajero más que interesante, un miembro del gobierno de los importantes, tanto que desviaron un B737 entero a una islita que nadie sabe cuál es ni dónde coño estaba para inspeccionar unas minas supersecretas.

Y como todo era tan misterioso y tan restringido, nos bajaron a todos los pasajeros y nos encerraron en una jaula que había cerca de la terminal mientras Fulanito inspeccionaba sus cosas...y nosotros contábamos por docenas los mosquitos de la malaria que nos sobrevolaban sin parar. En realidad a mí me los contaban porque yo hace tiempo que sin las gafas de cerca no veo un mosquito ni de blas.

Fue todo muy emocionante porque ninguno de los presentes tomábamos las pastillas que ayudan a prevenir la malaria, más que nada porque en nuestro destino original...como que no había.

Al cabo de unas horas Fulanito volvió y por fin pudimos pirarnos.

En la tercera estábamos mis compañeros y yo en el curro y de repente aparecieron un montón de tipos vestidos de calle pero con pistolas, y muy amablemente nos informaron de que nos estaban militarizando.

Lo mejor de todo fue el comentario que uno de ellos le hizo a otro:

- Pero tío, si esta gente es de lo más normal ¿qué estamos haciendo aquí?

Lástima que no me avisaran con tiempo para ir vestida como hubiera requerido semejante situación, que me pillaron en vaqueros y con los pelos de cualquier manera y esto sí que no se lo perdono.



Leer más »