viernes, 10 de mayo de 2013

Packing for Mars





No sé ni por dónde empezar...¡qué nervios!

Estoy muy contenta porque a Pepiño le crecen los enanos, espero que uno por cada cuenta, que no sé cómo le daba para tener veintiuna con lo que ganaba, porque se te va el sueldo-que-no-te-gastas-porque-te-regalan-cosas sólo en las comisiones.

Por no mencionar el mogollón de papeles que generan y lo fácil que es confundirse y firmar lo que no toca cuando uno va de matemáticas normales, las que a cualquier humano le impedirían comprar trenes para vías que no existen...de aquella manera.

El caso es que no acabo de entender pa qué coño quiere uno tanta cuenta si luego ventila sus asuntillos en una gasolinera al azar, que pa disimular un poco con una sobra.

Traicioneros son los collares, que nos despistamos y se nos clavan en las yugulares...

Y he pensado en Pepiño porque cada día dedico un ratito a desearle lo peor en materia de urticarias y ébolas, que igualito que les pasa a los jueces conmigo, que todo lo que me pasa les parece poco como castigo a mi perversidad, me pasa mí con este caballero...

Y porque tras un año largo leyendo sobre asesinos en serie non stop, ahora me he pasado a las series de políticos marrulleros.

A vosotros os parecerá que no, pero yo creo que progreso adecuadamente en mi recuperación.

El caso es que en una de ellas, el protagonista, que es el que mueve los hilos en el Congreso de los IUESEI, dice:

“People in this place are too taken by money”...  “They’re taken by money and they overlook the real objective: power.” 

 “Money is a mac-mansion in Sarasota that begins to fall apart in 10 years. Power is a stone monument, built to weather the centuries.”

Y como el cerebro me hace estas conexiones tan estrafalarias, y desde que llevo pamela aún más, pienso en la ilimitada cortedad de nuestros políticos y demás miembros del zoológico nacional, a los que les vale crujir una empresa entera, dejar a medio país en la calle o estafar a saco a cambio de que les monten un jardín, una piscina o un arreglito en el shalé, les den unos trajes o una hipoteca para un palacete, unos cuadros que ni entienden o se los lleven de caza al quinto coño.

¿En serio? Porque a mí me parece de mediocre sideral.

En realidad, lo bonito de verdad y lo que a mí me gustaría si fuera muy poderosa, que ya no me va a dar tiempo porque estoy demasiado mayor para chupar lo que haga falta con tal de medrar y encima no tengo dientes, cosa que aún siendo ventajosa para mi ascensión no voy a aprovechar, sería utilizar el tal poder para cambiar las cosas de verdad y a mejor.

Que es mucho más bonito dejar un país decente en el que se críen tus hijos que llevarlos a pintar la mona al club de golf que no podrán pagarse de mayores porque no tendrán dónde currar.

He decidido aportar mi granito de arena a la mejora del mundo mundial desde mi humilde posición, escribiéndoles a los de la NASA para decirles que mi Campeón se ha ofrecido voluntario para el primer viaje tripulado que hagan a Marte, ése del que no se vuelve porque es imposible cargar combustible suficiente...claro que tampoco hay por qué contarlo todo porque así es más emocionante y porque de omitir información él sabe más que toda la NASA y el Pentágono juntos y lo comprende seguro si se lo explican...al llegar.

Todavía no lo sabe pero estoy segura de que la sorpresa le va a encantar :-)

3 comentarios:

  1. Qué poético: Blanco sobre Rojo. Y qué mal lo estará pasando el pobrete, que ya se veía con título de grande de España. Seguirán sus hijas compartiendo clase de valet con la "creme" de la sociedad?

    ResponderEliminar
  2. "Mediocre sideral"... usted lo ha dicho. En dos palabras.

    ResponderEliminar