lunes, 5 de marzo de 2012

Yo también soy piloto de Iberia


Estoy perfectamente flipada de ver en lo que se está convirtiendo la aviación española. Mire hacia donde mire no veo más que desastres. Ahora para viajar a Camerún sólo tienes que salir de casa.

Y encima de putas ponemos a cama.

Permitimos que cuatro listos desmantelen la compañía de bandera española para beneficio de los ingleses, T4 incluida...y la estamos pagando los españoles.

Permitimos que otros cuatro listos se trinquen AENA repartiendo contratos a dedo para que suban sus emolumentos en consejos de administración en los que no deberían estar, y mediante constructoras con las que tienen relaciones más que sospechosas...y los españoles nos comemos el desastre.

Subvencionamos a una compañía casposa con la que es imposible competir, que ni siquiera paga impuestos aquí como las nuestras y que se pasa las normas por el arco con una chulería y un nivel de horterada espectaculares...¿y de qué bolsillo salen las subvenciones? Pues del nuestro.

Nos cargamos la navegación aérea, nos cagamos en la seguridad, y todo para acabar cediéndoles a empresas también extranjeras una cosa que tenemos, sabemos y podemos hacer nosotros, sólo que entonces no trincan los que están montando todo este carajal.

Se nos están yendo de España los mejores profesionales que tenemos porque aquí no los valoramos, y un tipo que se ha dejado los dientes estudiando, además de un pastón,  y al que se le exige una enorme responsabilidad luego no va a currar por dos pesetas si fuera le pagan veinte.

Y cambia el gobierno y ¡oh sorpresa! siguen en sus puestos todos los que han montado este cirio y que deberían estar currando en Laponia.

El mismo gobierno que simultáneamente sube los impuestos...¿qué quién cojones va a pagar si dejan el país hecho un erial echando a la gente que vale y cargándose las empresas que pueden generar empleo y dinero?

Que alguien me explique cómo es posible que se haya jodido todo esto cuando somos un país que recibe millones y millones de turistas cada año. Es que hay que entrenar para hacerlo tan mal.

En realidad no lo hacen mal, lo hacen de puta madre para trincar ellos y que se jodan los demás.

Sólo que los demás tienen nombres, apellidos, familias e historias y cada día somos más.

¿Hasta cuándo os vamos a aguantar?

Me gustaría que leyérais, los que no habéis hecho ya, este post de Oscar Molina, piloto de Iberia orgulloso de serlo:

http://elextrados.blogspot.com/2012/03/soy-piloto-de-iberia.html

Ve y haz lo que debas...amigo.

3 comentarios:

  1. Ya lleva varios días rulando la grabación de éste héroe del silencio, si todos y todas los/las profesionales de la aviación hiciérais lo mismo, la tontería se acaba ya mismo.

    ResponderEliminar
  2. Sobre este asunto, la información oficial simplemente no es información. Misteriosamente nadie quiere ofrecer la versión de los pilotos.

    Pero ahora que pillo algo del conflicto de la huelga no acabo de comprender. ¿Qué necesidad hay de traspasar progresivamente el negocio de la matriz a la filial para acabar sustituyendo pilotos con salarios de antes de la crisis por pilotos con salarios de los que pagan ahora a los novatos?. ¿Es que para eso (bajarle a la mitad el sueldo a los pilotos) no es suficiente la reforma laboral?.

    Y todo justificado por lo que se dice en un anexo del Convenio Colectivo. ¿Pero qué importan ahora los convenios?. El de Banca, con exigencias patronales draconianas, se desbloqueó y firmó poco después del R.D. 3/2012 renunciando la patronal a todas las exigencias, pues ¿qué más les daba?

    Y tampoco entiendo al piloto del blog cuando asegura "no voy a perder esta guerra; no existe esa posibilidad". Aunque yo no sea del gremio, podría compartir conmigo su arma secreta para que a mi en mi curre no me hagan exactamente igual: ante la amenaza de despedirme con un año escaso de indemnización, forzarme a bajar mi sueldo hasta el punto en que ya me daría lo mismo que me despidieran.

    Si tú estás en el ajo de lo del arma secreta, te digo lo mismo...

    ResponderEliminar