martes, 24 de enero de 2012

Avión por la pista que no toca ¡oh! ¿eh?




Escribo este post a petición de un oyente, porque veo que la noticia ha causado cierto revuelo y porque estoy leyendo unos comentarios a la misma realmente asombrosos.

No sé que pensarán los controladores de Gran Canaria, que fijo que se llevaron un buen susto, pero tampoco es para tanto.

Yo he visto meteduras de gamba con las pistas de todos los colores y tamaños, y son cosas que pasan en las mejores familias, porque tanto los pilotos como nosotros somos humanos y de vez en cuando metemos la pata hasta el corvejón.

Y tanto ellos como nosotros estamos precisamente para subsanar posibles errores propios o ajenos.

Si no fuera por los imprevistos cualquier máquina dentro de treinta años (como dijo aquél ¿o eran veinte?) podría hacer nuestro curro...y el de todo dios, ojo.

Diré, en descargo del piloto, que las pistas de Gran Canaria son paralelas, así que colarse con la pista no es tan descabellado, aunque tampoco esté bien ni sea normal.

Puede que el hombre no conociera el aeropuerto y que luego se atrojolase un poco y ahí lo tenéis.

Os diré que en Palma, en cierta ocasión, un caballero tomó en la rodadura norte, que es paralela a la pista norte. Y esto sí es una metedura de pata garrafal y mucho más peligrosa.

Si un tipo se cuela con la pista tenemos dos posibilidades: que en ese momento no haya nadie en la pista o que sí.

Si no hay nadie el hombre toma y no hay problema, sólo un susto, porque nosotros tenemos un condicionamiento brutal que hace que nos salten todas las alarmas cuando las cosas no son como toca. 

Os aseguro que es un mecanismo de seguridad fantástico porque es instintivo y por lo tanto instantáneo.

Si hubiese un avión en la cabecera o a punto de entrar, se le dice al piloto que se ha colado que haga un motor y al aire, que es una maniobra en la que el piloto acelera, asciende y sigue volando, y al que está en la cabecera se le cancela la autorización de despegue para que no se choquen en el aire.

Si el que está en la pista está en carrera de despegue, al de detrás se le da un viraje con alarido mientras se le explica que la pista está ocupada por otro avión.

No es buena idea abortar un despegue de un avión en carrera porque, con el frenazo, puede estallarle un neumático y no sólo no has arreglado el problema, sino que te quedas con la pista ocupada el tiempo que tardan en remolcar al avión.

Por no hablar del trabajo que supone desincrustar los cuernos del personal del asiento que tienen delante.

Si el alarido y la información son adecuados, el piloto más empanado lo suele entender.

Si tampoco así se entera, que puede pasar, pues observas atacado cómo aterriza si hay suerte mientras le das el viraje al primero por si las flies, que el genio de la mala leche te puede hacer la putada de que el segundo tenga que volver al aire y encima hablamos del despistado.

A mí me han pasado cosas más divertidas, como un día de tormenta espantosa en que un piloto francés que venía estresadísimo de lejos, y no me extraña porque el tiempo era un infierno, se empeñó en tomar por la pista contraria, y aquel día sí había aviones por un tubo.

Este señor bajó en contra de mis instrucciones a 2000 pies, que es muy poquito y se lanzó hacia la cabecera de la pista 06L...y estaban despegando por la 24R.

Y con mal tiempo tienes muy poco margen de maniobra porque a veces los aviones no pueden desviarse por culpa de un nubarrón.

Histéricamente le pedí al controlador de torre que parase todos los despegues con tan mala suerte que acaba de levantar las ruedas un alemán.

Le dije que lo parase a mil pies mientras le gritaba al francés.

El de la torre me dijo que me lo acababa de pasar.

Conseguí pararlo a mil quinientos pies, que no es muy bonito, pero menos da una piedra.

Dos aviones de frente separados quinientos pies.

Le recomiendo un poquito de esto a todos los que dicen que somos unos vagos y unos maleantes. Ah sí, y unos privilegiados porque estas mierdas no se las come cualquiera.

Pero bueno, como finalmente no pasó nada y el francés se llevó el mismo susto que yo, no me pareció necesario decirle nada al hombre porque estoy segura de que no va a volver a meter esta pata en los días de su vida.

En otra ocasión se me coló en la pista un 737 entero cuando ya había un avión autorizado a aterrizar y además estaba muy cerca.

Cuando empecé a intentar parar al segundo avión escuché: ups, me he colado.

Y entonces comencé a aullar que despegase cagando virutas o nos matábamos allí todos...y he de reconocer que el piloto hizo el primer despegue vertical que veo con un 737, y me pareció tan acojonante que no sólo no me cabreé con el piloto, sino que le estoy francamente agradecida porque se portó como un campeón.

Y digo esto porque he leído comentarios tremendamente desagradables de la peña diciendo que al piloto que se equivoca de pista hay que, desde quitarle la licencia hasta fusilarlo.

Y me alucina lo poco tolerantes que somos con los fallos de los demás y la ligereza con la que hablamos de cosas como quitarle la licencia a un piloto, que es joderle la vida entera.

El primero que no haya metido la pata jamás en el curro que levante la mano, que quiero verlo. Es más, le pago unas cañas.

Somos humanos y nos colamos, y es lo que hay y no tiene remedio. Y en aviación lo tiene todo dios clarísimo, por eso el sistema es muy redundante: para minimizar riesgos.

Me llama la atención que pidamos la cabeza del piloto o del controlador cuando se tercie mientras aceptamos sin pestañear que las compañías presionen a muerte a los pilotos, recorten en mantenimiento, que no se investigue a fondo el accidente de Spanair, que se machaque a los controladores o que AENA se pase por el arco una tonelada de normativa europea sobre seguridad y os mienta a todos diciendo que la cosa está genial.

Id pensando...porque el enemigo no somos ni los controladores ni los pilotos ni los currantes de aviación, que somos los únicos que nos dejamos los huevos velando por vuestra seguridad.

6 comentarios:

  1. Buen artículo. Es típicamente español crucificar al piloto (controlador, TMA) sin buscar las causas que motivaron el error.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por la respuesta al correo del oyente :-)

    ResponderEliminar
  3. He repasado alguna de tus entradas y todavía me estoy descojonando. Eres genial. Así sí que da gusto seguir trabajando por mejorar nuestras vidas. Gracias amor.

    ResponderEliminar
  4. Hola Cris, soy la jefa de supervisión de la torre de Gran Canaria (incidental, by the way)y llevo 10 años en este destino. Las pistas de este aeropuerto son efectivamente MUY paralelas, y tan juntas, que a los efectos de despegues y aterrizajes se consideran casi, casi, una sola pista. No es tan raro un despiste al elegir una u otra, y el problema no suele ser grave. Como bien dices, otra cosa sería que la maniobra supusiera el uso de la pista por el extremo contrario. De hecho, la controladora (era mujer)hizo bien en permitir el aterrizaje para no forzar la maniobra de cambiar de pista cuando el avión ya está cerca del suelo que es cuando va más frenado y cuando menos agil es. Aunque para que la pista estuviera libre tuviera que acelerar a alguno para que saliera de ella, o prevenir a otro para que no entrara. Eso si, una vez aterrizado su obligación es advertir al piloto de que va a poner una notificación por no atenerse a la autorización de control.Así se estudia el caso y se sacan conclusiones que pueden mejorar la seguridad.
    Sin duda, podía haber supuesto un susto mayor, pero no fué el caso.
    Historias de estas pueblan las tertulias de los controladores en torno a unas cañas, son nuestra vida, nuestra razón de seguir en la lucha por unas condiciones de seguridad mejores para los viajeros, los pilotos y todoslos trabajadores del aeropuerto.
    Tranquilos, es nuestro trabajo evitar que los errores humanos o técnicos salgan en la prensa.
    SOMOS UNOS PRIVILEGIADOS, no todo el mundo tiene lo que hay que tener para este trabajo.
    ;-)

    ResponderEliminar
  5. Solo se me ocurre una cosa.

    GRACIAS POR ESTAR AHI A TODOS VOSOTROS.

    ResponderEliminar
  6. Uff hacia ya un tiempo que echaba de menos este tipo de entradas y reirme asi. Gracias sinceras.

    ResponderEliminar