domingo, 31 de julio de 2011

El Comando Rubalcaba


Cotilleando en Internet he encontrado un artículo titulado "El Comando Rubalcaba". Lo que me ha llamado mucho la atención ha sido el principio. A ver si os suena de algo...

"...A mediados de la década de los noventa se puso en circulación desde los medios de comunicación y los mentideros políticos, el calificativo de comando Rubalcaba al equipo de fontaneros y periodistas encargados de intoxicar, censurar, teledirigir y crear atmósferas político-informativas que paliasen o derivasen hacia otros objetivos los errores, delitos, acciones gubernamentales derechizadas y escándalos de la época felipista..."

Como estamos en España tenemos ministros analfabetos y a ejemplares como éste les dejamos ser candidatos a presidente cuando en realidad deberían estar en la cárcel.

Si somos más tontos nos morimos. O nos matan ellos. Id espabilando.

Visionado recomendado para el día de hoy: La Vida de Brian
  • Coordinador: ¿Crucifixión?
  • Prisionero: Sí. Coordinador
  • Coordinador: Bien. Salga por esa puerta, alinéese a la izquierda, una cruz por persona. (Llega el siguiente prisionero, Stan) ¿Crucifixión?
  • Stan: Ehmmm... no, libertad.
  • Coordinador: ¿Qué?
  • Stan: Para mí, libertad. Dijeron que no había hecho nada y que podía irme a vivir a una isla que me gustara.
  • Coordinador: Oh, me alegro por usted. Entonces puede irse.
  • Stan: No, hombre, es una broma, es crucifixión
  • Coordinador: Oh, muy bueno, muy bueno. Bien...
  • Stan: Sí, ya sé, salgo por esa puerta, una cruz por persona...
Leer más »

Esto cada día apesta más


La normativa europea dice que no se pueden aumentar los turnos a lo loco como han hecho con nosotros sin hacer antes un estudio sobre el impacto que tendrá dicho aumento en el personal.

Claro que aquí sólo somos europeos para lloriquear por los pepinos, que parece ser que es más importante una hortaliza que un controlador o que cualquier pasajero.

La muy casposa Audiencia Nacional, que además de ciega es sorda, dice que:

"Los cambios de turno aplicados por el gestor aeroportuario fueron "justificados", ya que "mejoraron la organización de los recursos y permitieron a la empresa adaptarse a las situaciones económicas sobrevenidas, sin que tales medidas generaran riesgos laborales".

* No me explico cómo coño lo saben si no se han hecho los análisis de riesgos laborales. Y fijaos en que siempre se van por peteneras. Nadie les ha preguntado si estaban justificados o no, sino si se ha respetado la ley para hacer el cambio. Medio cuerpo de control moviendo aviones con los ojos en la  mano con una falta de sueño que no es ni medio normal ¿qué se considera exactamente? ¿Gajes del oficio quizás?

"De esta forma, la sentencia considera que Aena no vulneró los artículos de 32 a 34 del convenio colectivo vigente del colectivo de los controladores y que acreditó haber negociado "de buena fe" el cambio de turnos de los controladores, conforme al artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores."

* ¿Cómo acreditó una negociación que no se ha producido? Si hubiese habido alguna no habríamos terminado planteando un conflicto colectivo, que lo de los turnos ha sido una imposición por sus cojones. Y si AENA ha tenido buena fe en algún momento del último año y medio me dejo arrancar las muelas del juicio sin anestesia.

Lo de este país es cada día más lamentable y vergonzoso. A ver si de una vez quitamos de en medio a tanto impresentable porque esto ya no hay quien lo aguante.
Leer más »

sábado, 30 de julio de 2011

El Juicio del otro día...por llamarlo algo


O de cómo hacer que te sientas como una mierda, que llevo dos días intentando colocar lo del otro día porque no sé ni por dónde cogerlo y me está costando un parto.

Resulta que dos días antes del juicio descubro que nadie ha citado de manera oficial a mis testigos: dos psiquiatras y un médico general.

Perdiendo el culo me pongo en contacto con los psiquiatras, que son de Madrid. Tuve que recurrir a ellos porque ya os he dicho que en Palma nadie se mojaba dándome un diagnóstico porque soy controladora aérea.

Resulta que flipan porque precisamente ahora tienen las consultas hasta la bandera porque la gente se va de vacaciones. Tienen que cambiar un montón de citas y encima no tienen sitio para reubicarlas, que lo siguiente ya es septiembre.

Me pongo de los nervios.

Uno de ellos no puede venir y el otro reorganiza sus cosas a toda pastilla y me dice que viene el mismo día del juicio.

Sólo para que conste en acta, llevo una banderilla de medio metro sobresaliendo de mi espalda a la salud del billete de avión, que no sabéis lo baratos que son cuando los compras de un día para otro.

También quiero que conste en acta que este juicio lo pago entero de mi bolsillo yo, y si os digo lo que me cuesta se os ponen los pelos como escarpias.

Para AENA es muy cómodo incordiar sin parar porque ellos tiran con pólvora del rey, así que pueden pagar abogados para chorradas hasta el infinito. Concretamente 200.000 euros al año por utilizar a la Abogacía del Estado.

Evidentemente así también juego yo.

Aprovechando que me han hecho ir a pintar la mona al curro a las 7.30 me pongo a investigar sobre el avión en el que viene mi testigo, que se supone que debería despegar de Barajas, ese aeropuerto ¡qué suerte la mía!, a las 8.00.

Descubro con horror que saldrá a las 8.15. Y el juicio empieza a las 9.30.

Lo digo para los que nos ponen a caldo: no os sintáis solos, nosotros también nos jodemos por culpa de la pésima gestión de AENA. Y ya os digo que el 90% de los del puente no palmaron lo que voy a palmar yo en pasta por esta tontería. Y no me sobra, que llevo muchos meses sin cobrar como un controlador normal. Incluso sin cobrar.

Y mis daños morales no son quedarme sin vacaciones cuatro días, que me parece una putada para el que le haya tocado sin comerlo ni beberlo, sino diez semanas de baja, meses tomado somníferos y toda la ristra de expedientes y de coñazo infinito que ha venido detrás básicamente por intentar explicarle a la gente lo que está pasando de verdad.

Sigo.

Pongo a todos mis compis a mirar el tal avión. Me voy a los Juzgados con mi abogado atacada de los nervios.

Me dicen que el avión ha tomado a las 9.15. Le quedan al hombre por lo menos quince minutos hasta llegar a la puerta del aeropuerto. Si sale de allí a las 9.30 a las 9.45 está en el Juzgado, que es lo bonito que tienen los sitios pequeños.

Entramos en la sala.

Empezaré por decir que la arrogancia de los jueces raya en lo paranormal. ¿Es normal que ni te miren? ¿Qué se supone que soy yo? ¿Una silla más?

En las Facultades en las que estudian estos señores deberían poner clases de trato con el distinguido público, ésas que ya les dan a los médicos para que traten con un poco de delicadeza al personal.

Ir a un juicio no tiene maldita la gracia, y menos cuando hay cuestiones personales de por medio, que yo no estoy allí porque el vecino de al lado aparque delante de mi puerta, sino porque me han machacado el cuerpo y la cabeza durante un puto año entero y para mí no es ninguna broma.

Le decimos al juez que nuestro testigo ya está dentro de un taxi y que le quedan como mucho diez minutos para llegar...¡Y dice que sólo aceptará los testimonios de los presentes en ese momento!

Los tales presentes casualmente son: AENA con su perito y su abogado, la Mutua con su perito y su abogado, la Seguridad Social con su perito y su abogado, mi abogado y yo. Y mi testigo al otro lado de la puerta sin poder entrar ya.

Mi abogado pide las copias de las citaciones y ¡oh qué despiste!: no han convocado oficialmente a ninguno de mis testigos. Tenemos derecho en ese caso a que se aplace el juicio. Pues va a ser que sí.

Hasta febrero del año que viene ni más ni menos. Y la demanda es de septiembre del año pasado. Con un poco de suerte me he muerto antes del juicio y eso que nos ahorramos.

No deja de llamarme la atención que, dado que el fallo de no convocar a mis testigos ha sido del Juzgado, lo mínimo habría sido esperar diez minutos a que llegase el testigo que se ha dejado los huevos para venir aún sin haber sido convocado. Pues no.

Diréis que los jueces no tienen prejuicios contra los controladores...comprenderéis que me cueste mucho creerlo.

Y mientras se me iba un kilo la olla viendo toda esta historia os diré que me sentí exactamente como las personas que ves en las películas que dicen que no pueden ir a juicio porque se sienten incapaces de contarle a todo el mundo lo que les pasó.

Siempre he pensado que tenía que ser una putada inmensa, pero el otro directamente lo experimenté.

Porque me di cuenta de que para todos los allí presentes el asunto se circunscribía a una mera cuestión de pasta. Supongo que si gano yo alguien me tiene que devolver la parte de sueldo que no cobré. Y que es el chocolate del loro. Seguro que cuesta más enviarlos a todos ellos allí que lo que tuvieran que darme a mí.

Pero es que a mí la pasta me importa tres cojones, que ya os digo que de hecho me cuesta más el tal juicio que lo que pudieran darme.

Y de pronto empecé a alucinar imaginando a toda aquella peña opinando (como si yo no estuviera) sobre si yo estoy chalada por mi cuenta o me pega mi novio o mis padres son unos borrachos y por eso yo dejé de dormir y empecé a estrellar el coche contra todo lo que encontraba.

Todo ello mientras sigo controlando aviones cada día, que para esto sí valgo.

Porque para ellos lo que pasó no tiene nada que ver ni con curro, ni con turnos ni con estrés, sino que son cosas mías, que ya se sabe que las hormonas femeninas son un grandísimo misterio.

Y aún flipé más porque todos ellos han emitido sesudos informes sobre mi salud sin haberme visto jamás.

Sólo le pido a Dios de rodillas que todos y cada uno de los tipos que han inventado los turnos pero jamás los han hecho, el juez del otro día y los múltiples peritos, algún día se sienten en un Juzgado en exactamente la misma situación en la que me ví yo.

Creo que no es tanto pedir.

Acabo de leer las conclusiones del informe sobre el accidente de Spanair. La culpa es de los pilotos según dicen. Están muertos. No se les puede preguntar ni nos pueden explicar qué pasó, así que supongo que es lo más fácil.

Pero en aviación los accidentes jamás se producen por una única causa, así que a mí esta explicación me parece insuficiente e injusta. Existe una cadena de seguridad que tiene que fallar por muchos sitios antes de romperse.

Los pilotos últimamente sufren el "efecto pasta=prisas manda" igual que los demás. Y las compañías los someten a enormes presiones y también tienen descansos raquíticos. Les pasa lo mismo que a nosotros: tienes que asumir la misma responsabilidad pero en condiciones de mierda. Y sin rechistar.


"La presidenta de la Comisión explicó que los pilotos pudieron sufrir el síndrome de ’hurry up’, una posible prisa que les impidió ver con claridad los fallos, y que los mecánicos podrían haber visto afectados por el síndrome de "tunnel vision", lo que les impidió percatarse de que el problema principal estaba en los ’flats’ y ’slats’."

Estos síndromes están estrechamente relacionados con las condiciones del entorno.

En aviación lo que debe mandar es la seguridad, no la pasta porque acaban pasando cosas tan espantosas como ésta. Vamos bordeando el milagro cada día porque la probabilidad de un accidente es muy baja, sólo que tanto va al cántaro a la fuente que al final se rompe. Y el día que pasa es un horror.

Hay mucha gente moralmente responsable de este accidente.

Concretamente todos los que por acción u omisión permiten que el personal de aviación opere con  prisas, procedimientos irregulares, sobracargas de trabajo, sin descansar o en condiciones físicas lamentantables y con grado de estrés muy superior al ya de por sí normal en todas las operaciones.

Que cada cual se haga sus cuentas. No hace falta ir en la cabina del avión para ser responsable de un accidente. Ni muchísimo menos.

Aprovecho la ocasión para comentaros que probablemente a este blog le queden dos telediarios. 

"Cosas...de los expedientes" que dijo Juncal.
Leer más »

jueves, 28 de julio de 2011

Ya sabes que la política de la empresa ahora es...



...Dar por culo sin parar, pero que cada uno rellene lo que prefiera, que seguro que hay para todos los gustos.

Ayer comuniqué a esta empresa tan simpática en la que curro, que hoy tengo servicio de mañana y un juicio. En realidad es una comunicación de adorno, pues el juicio es contra ellos para variar.

Desde RRHH me dijeron que la política de la empresa ahora-como-ya-sabes, es daros las horas justas que necesitéis. Como si yo me pusiese juicios para escaquearme del curro.

Así que me toca pegarme el madrugón, ir a fichar al curro, pasar una hora haciendo no sé qué, porque se supone que tienen que haber avisado a alguien para cubrirme (o no, que en el plan que estamos también la política-de-la-empresa puede ser cualquier cosa, como desdoblar un sector una hora) y largarme al juzgado.

Me han dicho que si acabo a las dos y media no hace falta que me acerque a fichar a las tres. Todo un detalle.

El caso es que no me explico cómo no estoy pidiendo a gritos que me pongan las ochenta extras de marras. Y  mira que me vendrían bien aunque sólo fuera para pagar abogados.

Digo yo que si tanto nos preocupa la productividad podíamos dejar de dar por saco al personal haciéndoles ir a juicios para recuperar vacaciones, reducciones de jornada y chorradas varias que les roban o para reclamar cambios de destino disparatados y turnos salvajes.

Hoy hablaremos en los Juzgados de los bonitos turnos del año pasado que hicieron que dejase de dormir, tuviese varios accidentes de coche, otros tantos de buceo y dos meses y medio de baja. Ya os contaré qué tal.

Lecturas complementarias para el día de hoy:

http://controladoresareosyotrashierbas.blogspot.com/2010/10/doctora-mengele-vs-saint-olaf.html

http://controladoresareosyotrashierbas.blogspot.com/2010/10/aena-dice-que-cumple-yo-me-pregunto-que.html
Leer más »

El AFIS funciona en Angola


* San Sebastián de La Gomera-Luanda: ciudades hermanas. A esto lo llamo yo progresar adecuadamente.

El Senador Curbelo en realidad no ha dimitido, está en Angola en misión especial con una delegación de dibujantes que van a añadir al cartel las banderas correspondientes con un bonito avión en la intersección.



Luanda - El Departamento de Gestión del Servicio de Información Aeronáutica cuenta, desde el primer trimestre del año en curso, con 24 nuevos técnicos de información y telecomunicaciones aeronáuticas, elevando para 118 técnicos, anunció el martes, en Luanda, el responsable del sector, Antonio Manuel Guerreiro.
 


En entrevista a la Angop, a propósito de la formación de cuadros en el sector, el responsable refirió que de los recién-admitidos en el departamento, trece fueron colocados en los aeródromos provinciales, mientras 11 están a funcionar en el aeropuerto de Luanda, que se juntaron a otros", entre los cuales cerca de 40 séniores que transmiten sus experiencias al técnicos más nuevos. 
 
Leer más »

miércoles, 27 de julio de 2011

¿Eficiencia qué eh lo que eh?

Radiografía de la jornada laboral.


 * Yo voy dejando cositas por si se anima el que lee este blog y se lo cuenta al resto de AENA. Es curioso, con lo bien que se podrían hacer las cosas y eligen siempre la peor opción. Así nos va como nos va. Triunfando y juntando aviones que es un no parar.

Hacia unos horarios más eficientes


El debate abierto por la cancillera alemana, Angela Merkel, a cuenta de su propuesta de armonizar las vacaciones, y también la jubilación, en Europa, merece un cuidado análisis. No basta con cuantificar los días de descanso que tienen los trabajadores de los diferentes países de la Unión Europea. También es necesario poner la lupa en otros factores, tan importantes como los días de vacaciones, como son la calidad de las horas trabajadas, la productividad y la conciliación de la vida la vida laboral y la familiar.

1. ¿Hacemos demasiadas vacaciones en España?

El número de días de vacaciones remuneradas en España está fijado por ley en 22 días, cifra por encima de países europeos como Holanda, Irlanda, Grecia o Bélgica, pero por debajo de otros como Francia y Alemania o los países nórdicos. Ahora bien, el número de días festivos remunerados (12) es uno de los más elevados de Europa, tan solo superado por Austria, Portugal e Italia (13). Si sumamos los días festivos con las vacaciones, España está en el grupo de países europeos donde se disfruta de un mayor número de días libres remunerados. El ránking está encabezado por Austria y Portugal, con 35 días, seguidos de Dinamarca, Finlandia, Alemania y España, todos con 34 días.

2. Somos los que más horas trabajamos, pero ¿las trabajamos o estamos en el puesto de trabajo?

No somos los que trabajamos más horas, pero sí trabajamos más horas que buena parte de los países europeos de nuestro entorno. Según los datos del Conference Board , en el 2010 en España cada ocupado trabajó 1.653 horas. Una cifra muy similar a la de EEUU, pero superior a los registros de Alemania (1.418), Francia (1.561), Holanda (1.372) y el Reino Unido (1.647). Nos supera Grecia, caso excepcional en Europa, con 2.034 horas, un nivel más propio de las economías asiáticas.

También se trabajan más horas en Portugal (1.955), Italia (1.773) y Irlanda (1.796). Por lo tanto, en el ámbito europeo los países donde más horas se trabaja son precisamente las economías mediterráneas, consideradas menos competitivas que las del centro y el norte de Europa, a las que suma la excepción irlandesa.

De estos datos se desprende que la competitividad de un país no depende tanto del número de horas presenciales en el puesto de trabajo como de la eficacia y la eficiencia por hora trabajada. En otras palabras: de la productividad horaria. No se trata de trabajar más horas, sino de trabajar mejor. Tal como se observa en los gráficos, hay una relación inversa entre productividad y número de horas trabajadas. 

Es decir, los países más productivos tienden a ser también los que dedican menos horas al trabajo remunerado. La clave son factores como la formación y calificación del capital humano, la capacidad de innovación y de gestión empresarial, así como la distribución, extensión y flexibilidad de la jornada laboral.

3. La dificultad para conciliar la vida personal y profesional afecta negativamente al crecimiento potencial de la economía.

La conciliación de la vida familiar y laboral es una cuestión esencial para el crecimiento y el desarrollo a largo plazo de una economía. Entre otras razones, porque afecta directamente a la participación de la población en edad de trabajar en el mercado laboral, en especial de la población femenina, y también a la tasa de fertilidad, factores que están en la base del crecimiento potencial.

Durante los últimos 30 años ha cambiado la relación de tasa de ocupación femenina y tasa de fertilidad en las principales economías desarrolladas. Mientras que durante la década de los 80 se observaba una relación inversa entre la tasa de ocupación femenina y la tasa de fertilidad en los países de la OCDE, en el 2009 esta relación se invierte.

Es decir, los países con una mayor tasa de ocupación son también los países que registran una mayor tasa de fertilidad, lo cual demuestra el éxito de las medidas implementadas en las últimas décadas para favorecer condiciones laborales que hagan posible que las mujeres puedan conciliar la vida familiar y laboral. 

En este contexto, no sorprende que en el 2009 España registrara simultáneamente tasas relativamente bajas de fertilidad y de ocupación femenina, poniendo de manifiesto todo lo que queda por hacer en este terreno.

4. Para empezar a cambiar las cosas, hay que replantear los horarios de trabajo.

La encuesta europea sobre condiciones laborales, que Eurofund realiza periódicamente a más de 40.000 trabajadores de 34 países (entre los cuales hay los 27 Estados miembros de la UE), sitúa a España como uno de los países con menos flexibilidad en la organización del tiempo de trabajo y con un peor equilibrio entre la vida personal y profesional. La última encuesta, publicada en el 2011 con datos de 2010, señala:

Solo el 27% de los españoles tienen cierta flexibilidad en su horario de trabajo, muy lejos de la media de la zona euro (42%) y en particular de países como Alemania (45%), Italia (41%) o Francia (39%).

El 75% de los españoles indican que el horario laboral encaja bien o muy bien con sus compromisos personales/familiares. En la zona euro, lo aseguran el 81% de los encuestados. No se detecta, sin embargo, un mayor nivel de absentismo en España que en otros países europeos. 

Algunos de los resultados de la encuesta europea de calidad de vida, también realizada por la Comisión Europea, apuntan a la mayor dificultad relativa que declaran los trabajadores españoles para cumplir con responsabilidades personales o familiares, debido a las extensivas jornadas de trabajo, y también a la mayor dificultad para concentrarse en el puesto de trabajo. Factores que juegan en contra de un crecimiento de la productividad equiparable a los países europeos de nuestro entorno.

Hay que tener especialmente en cuenta los efectos negativos asociados con la diferencia de horarios laborales en España y Catalunya en comparación con los otros países europeos, a pesar de los adelantos en el proceso de integración. 

Adoptar unos horarios más en línea con los habituales al resto de Europa ayudaría a conciliar la vida familiar y laboral, en la medida que permitiría una mayor sincronización con los horarios escolares.

Los efectos positivos de la convergencia horaria contribuirían también a elevar la eficacia y la eficiencia por hora trabajada en nuestro país y, posiblemente, ayudarían a reducir tanto el absentismo como el llamado presentismo laboral (las horas de presencia en el puesto de trabajo sin contrapartida en términos de dedicación efectiva). 

Podríamos empezar por aquí.
Leer más »

martes, 26 de julio de 2011

Así no arreglamos una mierda



Dice Eurocontrol que se ve incapaz de solucionar lo de las demoras en España pero que felicita a la señora Librero por haber ¿mejorado? la capacidad de Torrejón y haber ¿disminuido? las demoras.

El que lo entienda que me lo explique, o mejor que se lo expliquen a los pasajeros que están hartos de esperar en aviones y aeropuertos. Si todo el mundo lo hace todo tan bien ¿las demoras son inventadas o qué?

A mí me suena a tenemos un problemón, pero lo tapamos todo el rato y en público todos nos chupamos mucho las pollas mientras desparramamos en privado. Sobre todo con la seguridad.
Leer más »

lunes, 25 de julio de 2011

Elegiste muerte angelito, haber elegido susto



* A ver si afinamos un pokito el vocabulario: no es lo mismo tener problemas con los controladores que tener problemas porque hay pocos controladores.

Hidalgo critica Fomento por tasas y denuncia problemas diarios controladores



En declaraciones a los periodistas tras reunirse con el presidente balear, José Ramón Bauzá, y otros directivos de compañías aéreas, Hidalgo ha afirmado que actualmente los problemas en la aviación son "inmensos", de tal manera que su compañía, Air Europa, ganó "muchísimo dinero" en 2010 y no ganará "ni un duro" en 2011.

"Este año con que termine a cero me conformo", ha explicado Hidalgo sobre Air Europa y ha atribuido estos resultados a varios factores, que son el coste de la seguridad, las tasas derivadas de las infraestructuras puestas en marcha por Fomento, el problema de los controladores y el alto coste del fuel.

También ha acudido a la reunión el director de Air Berlin en España y Portugal, Álvaro Middelmann, quien ha afirmado que "en España no hacen falta más aeropuertos", en respuestas a las declaraciones la pasada semana del secretario de Estado de Transportes, Isaías Taboas, de que sí se requieren muevas infraestructuras.

Por su parte, Hidalgo ha afirmado que las aerolíneas están "en manos de decisiones políticas" en materia de seguridad, y tiene que "soportar" sistemas que los políticos imponen y que pagan ellos.

Ha recordado que en España el único atentado islamista ha ocurrido en trenes, pero que, aún así, en los aeropuertos "hay que seguir normas que imponen americanos o ingleses".

También ha mencionado las altas tasas que derivan de las grandes infraestructuras y que repercuten en las compañías. "Como no hay competencia, son como lentejas: si quieres las comes, y si no las dejas", ha afirmado al respecto.

El presidente de Globalia ha hecho además hincapié en el tema de los controladores, que causan problemas, ha dicho, "todos los días", retrasos que se traducen en más gasto de combustible para los aviones que tienen que esperar para despegar o aterrizar.

"Hemos transportado más pasajeros, pero a mucho mas costo y con un problema muy gordo con los controladores, que os ha repercutido mucho en nuestra cuenta de resultados", ha apuntado.

Además, Hidalgo ha criticado que el Ministerio de Fomento cree que las aerolíneas pueden "con todo": "No podemos estar constantemente atacando a la aviación porque es grandiosa y puede con todo. Eso es lo que cree todo el mundo que gobierna, y sobre todo en los ámbitos responsables de Fomento".

A los sindicatos y por temas de seguridad, ha sostenido, "se les da "la razón en todo; y las empresas mientras, a sufrir, a sufrir y a sufrir, a aguantar todo", ha dicho, a lo que ha añadido que las compañías aéreas "nunca" tienen "ningún derecho ni nada".

Prueba de las dificultades del sector es, ha dicho, la desaparición de compañías (en los últimos 20 o 25 años han cerrado entre 30 y 40).

Respecto a la temporada, Hidalgo ha dicho que ha habido una reducción de consumo muy fuerte, aunque las estancias en Baleares, Canarias y Andalucía han mejorado por el turismo "de rebote" del norte de África.

En cuanto a la reunión con el presidente Bauzá, ha valorado haberse sentido "escuchado" por él, ya que ha recalcado que Mallorca "de lo único que puede alimentarse y seguir adelante es del transporte aéreo".

Por ello, ha reclamado que no desaparezcan más compañías y este tipo de transporte siga subsistiendo.

Sobre la reunión, Middelmann, ha dicho que ha sido "la primera de muchas" y ha criticado asimismo el papel del Ministerio de Fomento, que "lo único que hace es invertir" en infraestructuras que no se ajustan a sus necesidades y cuyos costes repercuten en las aerolíneas.

A juicio de Middelmann, el Ministerio lo que tendría que hacer es "facilitar" las cosas en el tema de los controladores y en el de las costosas medidas de seguridad, y no "complicar"


* Me da que en Alemania, un país civilizado de verdad, no deben tener lo de "Pa lo que me queda en el Convento me cago dentro".
Leer más »

El oráculo de Papá Pitufo

 
Dice Eurocontrol que se ve incapaz de solucionar las demoras en los aeropuertos. Normal, porque aún no se han dado cuenta de que por algo Spain is different y lo único que tenemos aquí de europeo son los turistas.

  
Con 13.000 millones de deuda no sé a qué estamos esperando...
Leer más »

domingo, 24 de julio de 2011

Lo de ayer en el periódico


Esta es la foto del periódico.

Y esto lo que nos comimos nosotros. La pelota del centro es el aeropuerto de Palma. Toda la tarde así o más, que esta foto es de las cuatro y lo que vino de seis a siete no tiene nombre. Bueno sí, los de todos los del turno de ayer que nos lo comimos con patatas.

 

Un avión cada minuto y medio y hasta siete horas de demora

 

Este fin de semana Son Sant Joan rompe récords. Ayer el aeropuerto movió 880 aviones, uno cada minuto y medio. Hoy serán otros 835. El sábado que viene la cifra rondará el millar. De ahí el atasco: entre el viernes y hoy viajarán 416.000 personas, más de las que viven en Palma. Ayer, los retrasos fueron en enlaces españoles (Madrid, Valencia, Barcelona y Santiago), a los que se sumaron demoras de siete horas con Manchester y de tres con Ámsterdam.  


El cielo de Mallorca es uno de los más saturados de Europa

 

Eurocontrol incluye el cielo de Mallorca entre los 50 puntos más congestionados de Europa. La isla ocupa el decimoquinto puesto, que la convierte en el sector aéreo español más estresado. Vean los gráficos y lo entenderán: en el primero se ven todos los aviones que ayer a las 13.00 cubrían el cielo europeo, y en los otros dos se muestran los mapas de detalle de la región mediterránea y de la isla de Mallorca a la misma hora (hasta 40 aviones llegan a estar sobre Mallorca al mismo tiempo). La mayoría son aviones que despegan o aterrizan en Son Sant Joan, aunque la saturación se debe también a la posición estratégica de la isla, punto de paso en las rutas que conectan norte y sur de Europa con África y Oriente medio. Las imágenes, espectaculares, están disponibles en tiempo real en la web www.flightradar24.com. 

 

El éxito turístico y la falta de controladores quintuplican los retrasos del aeropuerto en verano



El número de vuelos se dispara algunos días hasta un 11%, pero la plantilla se mantiene - Los 246 minutos al día de demora media en 2010 ascienden este año a 1.189.
 
La imagen del verano aeroportuario la ven sobre estas líneas: una hilera de aviones cambia el cielo por los raíles para formar un trenecito sobre las pistas del aeropuerto de Palma. Uno tras otro. En procesión. Alas desplegadas, pero sobre ruedas. Y al tran tran. Aguardando turno con el vientre lleno de pasajeros. Describiendo con una sola cola de reactores apagados dos realidades. Una buena y otra mala. Ambas documentadas.
 
La primera trae una sonrisa de alivio: el verano de la recuperación está siendo lo que se esperaba de él y la actividad del aeropuerto se acerca a niveles previos a la crisis.
 
La segunda realidad arruga el gesto de alivio y estresa la sonrisa veraniega: el mismo viento que infla las velas y las cifras del turismo hace crujir un sistema aeroportuario que vive al límite.
 
Tan al límite que los retrasos en Son San Joan se han multiplicado por cinco en las primeras semanas del verano.
 
Lo confirman los datos de Eurocontrol, el organismo que supervisa el cielo europeo, que detalla en sus informes que los retrasos de Son Sant Joan pasaron de los 246 minutos diarios del 2010 de los controladores en pie de guerra a los 1.189 minutos del 2011 de las torres en silencio pero con el cuchillo afilado.
 
* De cuchillo afilado nada. Con la brillante gestión de AENA que no es lo mismo.
 
Los informes internos de Eurocontrol hablan también de esa tensión.
 
* De lo que habla Eurocontrol es de falta de controladores, no de tensión. Llevamos diciéndolo un año y medio y nadie nos ha hecho ni puto caso. ¿Y ahora qué?
 
Lo hacen con datos que indican que la actividad del aeropuerto de Palma ha crecido un 7% en el inicio de verano, mientras se disparaba un 9% la carga de trabajo del centro de control, éxito que no lleva aparejado un refuerzo de plantilla.
 
Así que la faena crece pero el equipo de trabajadores se mantiene. O mengua: ni un solo controlador se ha incorporado a una plantilla que ha perdido dos de sus efectivos, sin que aún se le haya visto el pelo a los controladores militares prometidos por el ministro Blanco tras la parálisis que avergonzó a España en diciembre.
 
Tampoco hay noticias de los 46 controladores formados por la vía rápida. Pagaron 50.000 euros por seis meses de curso para acceder a la carrera de los sueldos de oro, suma gruesa que obligó a muchos a hipotecarse en aras de un futuro salarial mejor. Pero tendrán que esperar: a día de hoy la primera promoción está en paro, pendiente de que las empresas a las que el Gobierno quiere vender torres como las de Madrid y Barcelona decidan. 

Atascados por otros aeropuertos
 
El resultado de esta combinación de éxito turístico para Mallorca y falta de soluciones para viejos problemas es el que constata el supervisor del cielo europeo: nueve de cada diez minutos de retraso responden a la falta de capacidad y plantilla de los aeropuertos y torres de control.
 
Porque el problema no es exclusivo de Palma. Es más: Palma no es siquiera el origen de la mayor parte de los retrasos que repercuten en los aviones que despegan, aterrizan y sobrevuelan Son Sant Joan.
 
Aclaran la aparente paradoja fuentes aeroportuarias, que explican que la actividad de Palma depende del trabajo de dos grandes centros que controlan el cielo a más de 24.000 pies en esta parte del mediterráneo: el de Barcelona y el de Marsella, aeropuertos que tienen el poco lustroso honor de ser los que más demora generaron en 2010.
 
* Y un huevo. Aquí tampoco cabe todo lo que quieren meter.
 
Marsella lideró los retrasos el verano pasado, con Barcelona siguiéndole de cerca. Y Barcelona es este año el problema, ayudado en la labor de congestionar Europa por el segundo aeropuerto más colapsado del verano: Madrid, la terminal que más conexiones tiene con Palma. Y la que más problemas causa a Palma. Como Barcelona.
 
Se veía ayer mismo: a las 12.25 los cuatro vuelos previstos desde la Ciudad Condal acumulaban hora y media de retraso, que se elevaba a casi dos en las salidas rumbos a Madrid. Los pasajeros dedican así más tiempo a soportar retrasos que a volar. Y aún era media mañana, cuando solo han empezado a encadenarse los desfases que disparan la demora al final del día.
 
Dos aeropuertos españoles atascan así el continente y los cielos de Mallorca por una estrechez de plantilla que ya ha provocado el tirón de orejas de Bruselas y las maniobras de despiste de AENA, cazada cuando escondía sus vergüenzas: un documento interno destapado tras el toque de atención europeo desveló que la situación tiene poco que ver con la que AENA describe de forma oficial. 
Lean, si no: "Podemos hacer los ejercicios imaginativos que queráis, pero si no se quiere transmitir la realidad, que es que faltan controladores (...) se nos va a acabar viendo el plumero», afirmaba, en comunicación interna, Gabriel Novelles, director de Operaciones de AENA.
 
Dos cifras resaltadas por Eurocontrol en su informe 2010 explican a la perfección a qué se refiere Novelles: España gestiona el 9% del tráfico europeo y provoca el 15% de los retrasos. "La capacidad [aeroportuaria y de control] crece menos que la actividad", resume el supervisor europeo, que apunta una tendencia que es a la vez fuente de negocio y preocupación: hasta 2014 el tráfico crecerá un 3,2% anual.


Palma, el aeropuerto del verano
 
La acumulación de logros y zancadillas precipita imágenes de retrasos y procesiones de aviones en las pistas como las vividas en este inicio de verano en el aeropuerto del verano. Que esa es otra: los problemas llegan cuando menos convienen al aeropuerto más estacional de Europa, el de Palma.
Ninguno, ni grande ni pequeño, convive con el reto que supone un incremento del tráfico en verano del 80%.
 
* El reto es lidiar con algunos de los gestores más incompetentes del mundo mundial.
 
Lo documenta Eurocontrol, que detalla que en julio y agosto la actividad crece en el continente un 24%, 46 puntos por debajo de lo que aumenta en Mallorca (80%) cada vez que el sol y el turismo se adueñan del calendario.
 
El triunfo turístico de la isla es tal que ninguna urbe de la vieja Europa, ni la Venecia de los canales y las góndolas, ni el París del amor, la torre Eiffel y la Mona Lisa (vive en el Louvre), ni la Atenas de la Acrópolis o la Roma del Coliseo llegan a puntas en verano que se acerquen a un incremento del 50%.
 
Por eso en el centro de control avisan de que las demoras irán a más: "Esto acaba de empezar", subrayan, antes de advertir de que los retrasos multiplicados por cinco en junio se mantienen desbocados en julio. Sobre todo en fines de semana como este, en el que el aeropuerto moverá en tres días más personas de las que viven en Palma.
 
Sin ir más lejos, ayer pasaron por las pistas de Son Sant Joan 880 aviones con 153.266 plazas.
 
* De lo que no se habla aquí es de que los manejan controladores medio zombis. Y llevamos 20 días con el horario nuevo de los cojones. Dentro de diez días ni me imagino cómo va a ser esto.
 
Para que comprendan bien el boom del verano de la recuperación, este jueves el aeropuerto recibió un 11% más de pasajeros que hace un año.
 
Y eso no es fácil de gestionar. "El día a día es tranquilo. Hay más complicación en fines de semana, aunque depende del resto de la red", aclaran en el organismo que gestiona los aeropuertos, AENA, desde donde apelan también a la reacción en cadena que ralentiza Palma por los problemas en Barcelona, Madrid, Marsella y, algunos días, en aeropuertos alemanes y londinenses.

Más aviones por menos sitio
 
El atasco podría acentuarse hacia el final del verano. Aunque AENA ha cancelado por segundo verano consecutivo las vacaciones de los controladores de Palma y este año no hay polémica por las horas que le quedan a cada profesional, lo cierto es que el acuerdo alcanzado en febrero con la mediación del exministro Pimentel deja a Fomento y AENA atados de manos: puede disponer de los controladores 1.670 horas al año, a las que se suma un máximo de 80 horas extra. Pero las extra no cuentan: después de la guerra con AENA que ha hecho desfilar a los controladores por los tribunales, pocos están dispuestos a hacer una sola hora extra.
 
* Nos ha jodido mayo con las flores. Nos han puesto a parir durante un año y medio por hacerlas. Yo no las hacía antes así que no las hago ahora aunque me arranquen la piel a tiras. Haberlo pensado antes.
 
Así que es muy posible que de verdad a AENA se le vea el plumero, como profetizaba su director de operaciones, y no haya horas de controlador para acabar el año.
 
* No pasa nada, ya se sacarán otro decretazo de la manga.
 
¿Consecuencia? AENA cierra sectores aéreos para ahorrar horas trabajando con menos gente. De ese modo disminuye la capacidad de gestión de vuelos y aumentan los retrasos.
 
Pasa en Madrid, donde llegan a tener casi la mitad de los sectores cerrados (hay 22 y muchos días operan con 13), y sucede en Palma y Barcelona.
 
Y todo ello en el verano de las cifras sonrientes, que hacen que haya más aviones esperando para ser encauzados por menos espacio.
 
Ya ocurrió el año pasado, cuando se dispararon en cielos españoles los episodios en los que se incumplió la separación mínima entre aviones y se sucedieron los "incidentes con riesgo de colisión". Esa definición alude a situaciones en las que los pilotos se ven obligados a hacer maniobras de evasión de emergencia.
 
España sufre más que todo el resto de Europa, 47 percances en 2010, cifra que el ministro Blanco y Fomento trataron de ocultar, pero que acabó aflorando en denuncias del PP y en un informe demoledor de Eurocontrol y la Comisión Europea.
 
Mientras tanto los pasajeros pagan el pato.
 
* Y los controladores muchísimo más. No sólo me como los retrasos cuando vuelo, sino que se me caen los dientes controlando en condiciones demenciales y encima voy de juicio en juicio.
 
Pone dos ejemplos Sergio Lascas, zaragozano que trabaja en Palma. El primero es de esta semana, cuando su compañía, por "saturación del espacio aéreo", canceló su vuelo del 5 de agosto. Iba a salir a las 20.00 horas, pero se lo cambiaron a las 15.00, hora a la que aún está en el trabajo. "Me dan como alternativa ir a París al día siguiente y luego volar a Zaragoza. De risa".
 
Y peor es el otro ejemplo: pasó lo mismo, adelantaron su vuelo siete horas por la saturación, pero no le avisaron. Perdió el enlace. Y ganó una indemnización de 250 euros.
 
Porque los pasajero sufren, pero las aerolíneas apoquinan. Por eso sus gestores se declaran "hartos," de pagar un conflicto entre controladores y Gobierno que no han provocado.
Sus razones son obvias: los retrasos les cuestan dinero. Mucho dinero. Millones y millones.
 
* ¿Ahora están hartas? Que no me jodan. Llevan un año siguiéndole el juego a AENA y echándonos encima mierda que no es nuestra.  ¿No quieres caldo? Pues toma dos tazas. Este es el resultado de lo que no han querido ver. La culpa de toda esta historia jamás ha sido nuestra.
 
Un estudio de la Universidad de Westminster documenta que las demoras provocaron el año pasado 10.360 millones de euros en pérdidas en Europa (más de 1.500 millones atribuibles a España). La explicación es sencilla, casi una perogrullada: si un avión no puede aterrizar, tiene que seguir en el aire. Y eso supone tiempo y combustible, elementos que cuestan dinero en sueldos, indemnizaciones y cambios de planes.

21.000 vueltas a la Tierra
 
Nuevamente los números lo explican bien: durante el año pasado las compañías tuvieron que volar 8.532 millones de kilómetros adicionales (21.000 vueltas a la Tierra) antes de aterrizar, a razón de 1,22 euros por kilómetros de vuelo extra. O 43 euros por minuto en el aire.
 
Y son muchos minutos antes de entrar en Palma. "Como hay menos sectores abiertos, estamos más tiempo volando a la espera", confirman las aerolíneas. Se quejan así de la "tomadura de pelo" que supone que, mientras Europa se esfuerza en reducir la contaminación de los aviones, gobiernos como el español y el francés alimenten conflictos que obligan a las aerolíneas a quemar keroseno dando vueltas sobre los aeropuertos y esquivando huelgas.
 
Y como no está claro que una imagen valga más que mil palabras, quédense con cuatro: la que ilustra la caravana de aviones en Palma y los tres gráficos que acompañan estás páginas. En ellos pueden ver la nube de alas y motores que ayer cubría la isla para dejar patentes dos certezas del verano: éxito turístico y retrasos en el aire.
Leer más »

Es suicida trabajar así ¿o debería decir homicida?


Lo de hoy señores ha sido ACOJONANTE.

Había aviones para dar, tomar y regalar. Al llegar mi jefe ha dicho: no os preocupéis, está regulado...A LA PUTA CAPACIDAD MÁXIMA DEL SECTOR más menos dos aviones TODA LA TARDE.

Y lo siento pero esto no es ni medio normal.

Se supone que las regulaciones están para evitar que lleguen sesenta tíos a la vez, no para tener el sector a tope toda la tarde.

Y más cuando encima trabajamos más y descansamos una mierda pinchada en un palo gracias al nuevo horario de marras, que va todo dios con jet lag permanente y los ojos y el cuerpo hechos polvo.

Por la parte que me toca hace ya dos semanas que me quedo sin voz al final del turno. Y que duermo de media cuatro horas y ni mucho menos seguidas.

Descanso media hora al principio del turno, cuando no me vale para nada.

Curro de ayudante hora y media seguida, que me canso mogollón viendo desfilar entre 36 y 38 aviones a la hora. Y llegadas y salidas a la vez, que normalmente entran y luego salen.

Lo de ver desfilar es una forma de hablar, que curras como un cabrón coordinando, vigilando y poniendo y revisando fichas (cada avión tiene asignada una ficha que hay que revisar, analizar y colocar de una manera determinada y en la que además se apuntan cosas).

Descanso media hora que me da para ir al baño, fumar un cigarrito y ya.

Y encima me tengo que ir al quinto coño porque ahora les ha dado por no dejarnos salir a la terraza que hay junto a la sala y mira que llevábamos haciéndolo veinte años.

Todo por la seguridad, que ya ves tú. A ver si se nos cuela el primer chorizo del quinconio. Todo por joder, ésa es la verdad.

Me enchufo horita y media. Y mira que los científicos dicen que tu rendimiento empieza a bajar a partir de los 45 minutos cuando estás dejándote los cuernos. Pues para nosotros 45 minutitos más.

Y fíjate que hay días que relevas cada 52 minutos, que acabas hasta las pelotas y encima es peligroso, aunque lo del peligro constante ya es habitual. Pues no. El día que necesitas relevos cortos te los ponen largos. Es que no damos pie con bola cojones.

Para que me entendáis, en una hora ya estás agotado. La media hora que te falta te deja baldado del todo, con lo que necesitarías más tiempo para recuperar...ya quisieras tú.

Y vas acumulando un cansancio mental tremendo. Y cuando estás perfectamente embotada aún te queda media tarde. Es que ni te lo crees.

Espero ansiosa ver algún día al que organiza los turnitos comérselos en persona por aquello de predicar con el ejemplo.

Es curioso lo desmemoriado que se vuelve el personal en cuanto le dan un carguito oiga.

Descanso otra media horita con el cerebro ya perfectamente esponjoso y me toca de ayudante. Otra hora y media.

Y después de media horita en la que ya veo doble directamente, me vuelvo a enchufar.

Y no me parece ni medio normal que tenga que aguantar una hora y cuarto sin ver casi los aviones. Ni yo ni los demás, que estabamos todos beodos. Y en estas circunstancias es muy fácil cometer todos los errores y más.

Y por cierto, se supone que con la cabeza como una olla a presión conduzco hasta mi casa y con este ataque de mala hostia me acuesto y me duermo en el acto ¿a que os sale a todos genial?

Y simultáneamente aguanto a cretinos que dicen que he secuestrado aviones y que rezan para que me metan en el talego por sedición mientras me brean a expedientes.

Y a capullos que dicen en los periódicos que si no aguantamos el estrés deberíamos ser camareros.

NO TE JODE TODO YA.

Esto no puede ser así señores, que estamos hablando de aviones con pasajeros, no de las cifras que manejáis sentados en vuestros despachos. 

Todos asumimos que este curro estresa en sí mismo, por lo que se supone que AENA debería facilitarnos las cosas en lugar de ponernos obstáculos. 

Porque se supone que yo me dedico a separar aviones, no a empotrarlos.

¿Y qué cojones se hace con esto? ¿Digo que me niego a controlar porque no veo tal y como me exige la ley?

Pues me parece que va a ser que sí. La próxima vez que me pase esto, cuando deje de ver pido un relevo y me largo derechita a la Guardia Civil.

Si queréis esnafrar un avión hacedlo vosotros queridos gestores. Yo paso.
Leer más »

Adios con el corazón, que si duras más me da algo


* Te damos gracias señor por artículos como éste y porque aunque últimamente aprietas de más, no te ha dado por ahogar...aún.

Tengo un ataque de mala hostia que no se lo salta un gitano a la salud de mi tarde de curro de hoy, que no sólo se merece el siguiente post, sino una denuncia en toda regla en la mismísima Guardia Civil.

De momento os dejo con este panegírico de Doña Carmen que he encontrado en Aviación Digital y con una lectura recomendada de mi propio blog (por supuesto todo parecido con la realidad es una casualidad):

Julián Pisuerga
 

Titulaba ayer Antonio Ruíz del Árbol en Cinco Días: "Aena releva a la jefa de los controladores por la crisis crónica de retrasos aéreos". Veamos que se esconde tras la abnegada labor de Doña Carmen Librero Pintado al frente de AENA y del educado titular de este periódico.

Cuentan quienes la conocen que Carmen Librero, la oronda y ya ex Directora de Navegación Aérea de AENA, es estrambótica en su forma de vestir y no sabe combinar los colores. 

Un curioso epíteto zoológico circula por todos los despachos para referirse a ella pero nadie sabe de donde proviene tan curioso mote que no reproduciremos aquí. Cuentan también que es aficionada al género epistolar con sus subalternos y a toda suerte de bollería industrial. 

Es mujer de hechuras rubenescas (en el mejor de los casos), mal carácter y voz atiplada cuando pierde los estribos, cosa que ocurre con mucha frecuencia. Alguna vez ha devorado en su despacho un bufete servido por Mantequerías Leonesas del que ha dado buena cuenta a costa del erario público.
 
En 1983, siendo ya ingeniera, se presentó a las oposiciones a controlador aéreo y suspendió, hecho este que puede estar en la génesis de todo lo que hubo de pasar 27 años después. Divorciada del ex director del aeropuerto de Gerona, con baja permanente gracias a los esfuerzos bien retribuidos de otro ex directivo de AENA mallorquín ahora en Washington, tiene un hijo estudiante de medicina con el que comparte un pisito en Madrid situado casualmente junto a una pastelería. 

Cuentan también que recientemente arrojó al suelo con toda su masa corporal el ordenador de Gabriel Novelles, un directivo bajo su cargo que la hacía quedar en evidencia al publicar el diario ABC correos electrónicos en los que se ponía de manifiesto la abrumadora falta de controladores aéreos en España y los vanos intentos del personal de su departamento por ocultar el problema. 

El plumero de la Librero, inmenso, redondo y a la vista, le ha acabado pasando factura.
 
Al poco de su toma de posesión como rutilante directorísima del ente muchos advirtieron que se avecinaba un cataclismo de proporciones tan bíblicas como las suyas, y estaban en lo cierto. Su actitud prepotente y revanchista tanto con los controladores como con el resto de personal de Navegación Aérea y los servicios centrales la retrató sin el más mínimo género de dudas. 

Esta ingeniera isodiamétrica y esperpéntica, en vez de acudir a la negociación colectiva, instó a sus superiores políticos la publicación de más de 27 actos legislativos inconexos, contradictorios y a cual más surrealista que ulteriormente desencadenaron el cierre del espacio aéreo español, la militarización de los controladores y la declaración del estado de alarma por primera y única vez en España, todo ello consecuencia directa de su incompetente dirección y manifiesta mala baba.
 
Fruto de su acoso al colectivo, a algunos controladores se les han denegado permisos legales recogidos en el Estatuto de los Trabajadores de los que disfrutan el resto de asalariados tales como acompañar a un padre operado de cáncer o las horas de lactancia, vejaciones que afortunadamente han sido ganadas en tribunales. Es justo pues pensar que se cumple el dicho que a todo cerdo (o cetáceo) le llega su San Martín.
 
Esta prójima de mal carácter ha encauzado su enfrentamiento personal con los controladores en una rastrera campaña de acoso sin precedentes gracias al auxilio del Ministerio de Fomento y la (todavía) directora de Comunicación de AENA Chus Luengo. Para urdir sus planes, su departamento suministró datos falsos a Eurocontrol sobre el número de controladores aéreos operativos en España tal y como denunció el Diputado Andrés Ayala en el Congreso. 

Para esta intoxicación informativa Carmen Librero contó con el auxilio de un ingeniero de Isdefe y varias personas de su departamento a sus órdenes directas. Estos datos falsos alimentaron una campaña de acoso mediático goebbeliano que sirvió de base para toda la cadena de tropelías e insensateces que desembocó en la crisis del 3 de diciembre de 2.010 y en la calamitosa situación actual de la que Eurocontrol y la Comisión Europea no quieren ser cómplices por más tiempo.
 
Las consecuencias tangibles y objetivables de la labor de Carmen Librero al frente de AENA han sido el aumento de los retrasos que han situado los cielos españoles a la cabeza de las demoras europeas, el aumento de los incidentes de severidad "A" hasta la espeluznante cifra de 47 cuasicolisiones en 2.010, una conflictividad laboral impropia de un estado que se diga de Derecho, una imagen exterior que roza el bananerismo y la crisis del día 3 de diciembre cifrada en 6.000 millones de euros de pérdidas según el Ministerio de Industria. 

Las compañías aéreas y el sector turístico han sufrido pérdidas económicas multimillonarias y sotto vocce han reconocido demasiado tarde que habían escogido en Carmen Librero un mal aliado.
 
Las decisiones gerenciales de la Sra. Librero también le han pasado factura electoral al PSOE y especialmente a José Blanco, que ha seguido fielmente la hoja de ruta diseñada por esta lamentable hidra venenosa sin saber valorar las consecuencias de tan funesto plan para el sector y para su carrera política, a difunta.
 
Esta destitución camuflada de "motivos personales" llega tarde y debería ir acompañada de una imprescindible cascada de ceses para remediar la situación actual, incluida la del Presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, que sacrifica a su segunda sin miramientos salvando su poltrona por el momento hasta la llegada del tsunami electoral.
 
A la señora Librero no la quiere nadie salvo tal vez su pastelero de cabecera. Se ve sola y acompañada únicamente por su adicción a la bollería industrial y su fondo de armario de pésimo gusto. 

El día 3 de diciembre de 2.010, sus causas y sus consecuencias figurarán en su curriculum para siempre porque ella ha sido el motor de toda esta perturbación. Carmen Librero Pintado es, sin duda, la autora material e intelectual del cierre del espacio aéreo español.
 
Tal vez el agradecimiento por los servicios prestados la acabe colocando al frente de otra empresa allende los mares. Que tiemblen sin duda aquellos que la contraten y aquellos que la tengan que sufrir porque quien engaña por sistema simplemente no es de fiar.
 

Leer más »

sábado, 23 de julio de 2011

Echo de menos a Yavex



Ahora que voy releyendo el blog por aquello de mis múltiples juicios, recupero comentarios entrañables de mucha gente y posts realmente cachondos, que cuando no estoy cabreada estoy sembrada y vosotr@s sois unos geni@s.

La verdad es que escribir este blog está siendo de lo más gratificante. Estoy conociendo a un montón de gente fantástica. Y me fastidia enormemente tener que moderar los comentarios por culpa de los trolls, que me chiflaba cuando entrábais como si ésta fuera vuestra casa, que lo es, y discutíais entre vosotros sobre lo divino y lo humano.

Hoy me he reencontrado con Yavex. Un tipo asombroso. Brillante. Fabuloso. Fue uno de los primeros lectores de este blog.  Se fue cuando esto se empezó a liar sin que me diera tiempo a conocerlo mejor.

Como recuerdo dejó unos comentarios dignos de un libro para ellos solos...y cuatro días de empleo y sueldo que me cascaron en el segundo expediente a su salud, pero que me quiten lo bailado.

Amigos, os presento a Yavex. Saboreadlo, que lo merece...


Tengo familia, pero vivo solo y, ya sea por mi naturaleza, por mi trabajo, por el destino, soy celoso de mi misantropía y opaco a las nuevas tecnologías. 

Es cierto que no tengo tele, por muchos motivos, la casi totalidad de los mismos podrás saber y compartir. 

La música y los libros son mi descanso en casa, me gusta la radio sin excesos, nunca los domingos, y disfruto de la banda ancha.

Por ella se pueden disfrutar maravillosas creaciones, de otro modo inasequibles, y ver de otro modo a la gente, que te muestra una parte que suelen esconder. 

Para mí es como cuando me siento solo en una terraza, que tengo un ratito, y desconecto de lo mío. Y observo lo que me rodea, el sol en mi cara, el ruido de la vida, las casas, el trasiego de la gente. A mis congéneres y hasta qué punto se evitan a sí mismos, pues cualquier mandanga es bienvenida con tal que aporte evasión. 

Controlo mi respiración para hacerla más lenta, de ese modo mi cerebro registra detalles sorprendentes. Es un don y una maldición, pues tengo una resistencia innata a las situaciones de estrés. 

En ellas soy capaz de permanecer tan pancho tomando decisiones adecuadas, mientras mi cabeza registra hasta el último detalle, que después recordaré, me guste o no. Así que con los años, lo he ido aplicando a mi disfrute y ocio.

Otro día, si acaso, te diré cómo te encontré. Hoy te cuento cómo empecé a hablarte

Fue el día de ‘intento escribir de control pero no me sale…’. 

Te miré en la pantalla, rodeada de oscuridad, aquella breve línea en la que declamabas tu cansancio, en lucha contra poderosos y formidables enemigos, más tu voluntad de seguir. Cuatro líneas. 

Te vi tan digna, plantada en medio del campo de batalla contra todo un ejército, pasada la frontera de la esperanza sin doblar la rodilla, contra toda lógica, con la sola compañía de la razón. 

Si esto no es belleza ya me explicarás lo que es. Y más hermoso todavía, persististe. Por ello hice algo que nunca había hecho, bajé al cuadro de comentarios y aquí estoy.

Después brujulearon los borogobios, pero esto ya es otra historia. Mañana, cuando salgas de casa para tu torre, te acuerdas de lo que te digo: ‘A por ellos, guapa’. 


Leer más »

viernes, 22 de julio de 2011

Acabo de descubrir el Truco del Almendruco


Sí, ya sé que he tardado, pero prestad atención porque es fenomenal.

Resulta que yo ahora tengo un laudo, que en realidad es un convenio. De mierda pero convenio.

Resulta que a AENA, que es insaciable, no le va bien, y mira que es prácticamente barra libre para ellos.

AENA cambia lo que le da la gana por el  morro, por ejemplo los horarios, que en ningún sitio del laudo existe la burrada que nos han endiñado, dice que hace una "modificación sustancial de nuestras condiciones de trabajo" y se queda como dios.

¿Para qué coño sirven entonces los convenios si una empresa puede cambiar lo que quiera como quiera y cuando quiera?

PARA NADA. Exacto.  

Te dan a elegir truco (haré lo que me salga de los huevos contigo) o trato (firmo un convenio)...sólo que (firmen lo que firmen) todo es truco.

Empezad a pensar porque esto sí que os va a caer a todos.
Leer más »

El Elogio del Imbécil y un periodista de verdad


Hace ya muchos años que leí este libro de Pino Aprile que hoy quiero recomendar a los que tengáis dos dedos de frente. Los trolls pasad del tema porque no quiero que os dé un derrame cerebral. De momento ya me llega con el cargo de conciencia que tengo por haber secuestrado un avión en diferido.

Y si alguno va a tener los santos cojones de empezar con lo de ¿no nos estarás llamando imbéciles? y toda la mierda del estilito que ponga en el comentario su teléfono y se lo explico en directo, que hoy no tengo humor para chorradas. Yo pago la caña.

El caso es que lo he estado buscando en mi zorrera particular aka libros hasta dentro de la nevera y no lo encuentro. 

Juraria que se lo presté a un amigo aquejado de una fuerte crisis de fe en la humanidad y es posible que no me lo haya devuelto. Creo que lo volveré a comprar porque en los tiempos que corren vuelve a parecerme material de primera necesidad.

También quiero aprovechar la ocasión para recomendaros a un periodista al que tuve el placer de conocer por teléfono el otro día. Uno de los raros periodistas de verdad que aún quedan...y que precisamente por serlo ha tenido que largarse a vivir fuera de España, concretamente a un país en el que existe la libertad de expresión, no como aquí.


Y no dejéis de leer su opinión sobre el Teto Decreto: tú te agachas y yo te la meto.  Verdades como panes aunque duelan señora.

El caso es que lo colgaría en el blog, que además me ha dado permiso...pero me cascan otro expediente fijo así que mejor os lo cuenta él.

La verdad es que si no fuera por este blog, que es de lo más terapéutico, creo que ya habría matado a mordiscos a más de uno y de dos...cientos.

Y volviendo al libro, os pongo un extracto de una reseña que he encontrado en Internet para que os hagáis una idea (para el que la quiera leer entera el link, como siempre al final):


"...¿Por qué?, me pregunté durante mucho tiempo. ¿Por qué hay tantos imbéciles en el mundo? ¿Son mayoría? ¿Por qué están colocados, como piedras en el camino, justo en el lugar en el que provocan que la paralización del correcto funcionamiento de las cosas? 

Al principio no lo entendí, pero dado como soy a la deducción matemática sí que fui consciente de que aquello no podía deberse a la casualidad. Pocas cosas lo son. 

Las cuentas no me salían: era imposible, pese a la cantidad de imbéciles existentes, que todos hubiesen llegado a ocupar cargos de responsabilidad, ventanillas concretas, altares de jefatura. Alertado por la matemática, desde ese momento dejé de discutir, por sistema, con cualquiera que ofreciera signos de imbecilidad: bibliotecas, trabajo, bancos, transportes públicos, bares… 

Evité de ese modo el desagradable trato con imbéciles, que además tiene la consecuencia inevitable de volverte imbécil a ti también, a ti, sí, que duermes ocho horas diarias, que te alimentas de forma equilibrada y que te apareas eficazmente, es decir: tú, que tienes la mente en condiciones.

Sin embargo, no fue hasta hace muy poco que un tipo llamado Pino Aprile me descubrió el porqué de esta circunstancia que todos padecemos. 

Este periodista italiano, en su Elogio del imbécil, propone lo siguiente: la inteligencia ya no es el criterio de selección natural; el Homo Sapiens, una vez que consiguió aumentar su número hasta garantizarse la supervivencia, pasó a necesitar la imbecilidad como arma para seguir poblando el planeta en la cúspide de esta cadena alimenticia que hace que los pollos y las terneras, y no nosotros, estén en los mostradores, despiezados y jugositos. 

Paciente pero muy sarcástico, Aprile narra cómo el Cromagnon se impuso al Neandertal, más dotado que él en capacidad craneal, y da explicación puntual a cómo las muchedumbres necesitan de la imbecilidad para continuar. 

Einstein se preguntó: ¿cómo es posible que casi todo se inventará hace siglos, y que ahora, que somos en número más que nunca, no inventemos apenas nada? Claro, él reflexionó magistralmente sobre el espacio-tiempo, pero no lo hizo sobre los imbéciles.

Aprile nos ofrece ejemplos concretos, algunos muy del gusto de esta página y sus visitadores: los aqueos mandaron a la flor y la nata a morir bajo las murallas de Troya, mientras los menos capacitados, los peores, los más imbéciles, quedaron atrás, reproduciéndose y perpetuando la especie. 

Cuando los héroes regresan a sus respectivas patrias, se encuentran con una pléyade de parientes imbéciles en los que no se reconocen. La guerra, por tanto, es un método que la evolución ha inventado para controlar y mermar la inteligencia.

También el mito de Dédalo nos avisaba sobre el peligro de la excesiva inteligencia. Nada nuevo fuera de los griegos, nuevamente.

Pino Aprile nos revela el porqué de que las jerarquías, los mejores puestos, los de más responsabilidad, estén ocupados, indefectiblemente, por tarados, discapacitados, no aptos, en definitiva. Él muestra como ejemplo a Nikita Kruschev y Gerald Ford, máximos mandatarios mundiales en un momento dado de la década de los setenta. 

Pero el caso es que el asunto va a más, porque si esos dos resultan incapaces, ¿qué me diréis de los que nosotros conocemos? ¿Os habéis detenido a hacer la lista de los que tenemos ahora: Aznar, Rajoy, Zapatero, la ministra del Tabaco y el Vino, Caldera, Manuel Chaves, Bush, Montilla, el jefe del Estado español? 

Es asombroso. Esos tipos, en cualquier pandilla juvenil serían a los que mandaríamos siempre a por tabaco, y sin rechistar, son los que mandan. Por no hablar de banqueros, empresarios, presidentes de clubes de fútbol, presidentes de comunidades de vecinos…

Ya conocéis mi rechazo a la recomendación, pero esta vez, sólo por esta vez, me permito la licencia de recomendar el Elogio del imbécil a todos aquellos que no quieran volverse locos preguntándose insistentemente: ¿por qué hay tantos, oh, Zeus, por qué? 

Me consta que es duro reconocerlo, pero no podemos seguir ocultándolo ni un momento más: la funcionaria que me pidió el número de Seguridad Social, con toda su desmedida estulticia, es la cúspide de millones de años de evolución. 

Bendito seas, Pino Aprile. Me extinguiré callado, leyendo a los griegos, ocultando la mucha o poca inteligencia que mi cerebro de Sapiens haya llegado a desarrollar..."

Leer más »