miércoles, 16 de noviembre de 2011

Yo ya sé a quién voy a votar: Escaños en Blanco


Os dejo aquí su manifiesto porque después de mucho buscar y leer me gusta más que todos los programas electorales que he visto juntos.

Porque, por más que lo he intentado, no soporto a nuestros políticos ni un segundo más.

Porque estoy hasta el moño de que sólo podamos elegir susto o muerte con o sin mandanga nacionalista.

Y ojo, no tengo nada en contra de los nacionalistas, allá cada uno con su historia, es más, Escons en Blanc me chifla y empezó en Cataluña, pero no me vale que sus votos se computen de tal manera que unos pocos nos tengan cogidos por los huevos al resto, siendo muchos más.

Ejemplo: la temporadita de más que nos ha tocado a todos sufrir a ZP por el apoyo de los nacionalistas después del descalabro de las elecciones autonómicas.

Sorry payos, pero hay cosas que no hay quien se las fume.

También estoy perfectamente harta de que se vote en bloque y porque te mola un candidato, ahora no se me ocurre ninguno pero da igual, tienes que comerte a toda la recua de inútiles que van detrás y que jamás llegarían al poder por méritos propios, es decir, si pudiésemos votar por separado.

El caso es que estaba a punto de decidirme por la Federación Canina de Sa Pobla, cuando me he acordado de estos chicos.

Sé que muchos pensaréis que no es un voto útil pero...si hiciésemos esto diez millones de personas, algo tendría que cambiar ¿o no?

Por cierto: no me pagan. Lo digo porque sois una panda de pecorill@s...que ya os voy conociendo.

Aquí tenéis su plan:


Muchos ciudadanos nos sentimos descontentos con la clase política.

Demasiado a menudo hemos de asistir a debates estériles alejados de las situaciones que verdaderamente nos preocupan, a campañas electorales llenas de mensajes vacíos y con promesas que se rompen sistemáticamente y sin ningún pudor.

Sufrimos las consecuencias de una gestión pésima del dinero público sin que nadie quiera asumir responsabilidades. Nos sentimos utilizados cuando sólo se acuerdan de nosotros cada cuatro años.

Periódicamente, tenemos que escuchar insultos y descalificaciones que rápidamente se olvidan cuando de lo que se trata es de formalizar un pacto para repartirse concejalías, consejerías o ministerios.

Nos vemos impotentes contemplando cómo se huye de la pluralidad de alternativas, manteniendo los
privilegios de los partidos de siempre.

En definitiva, estamos cansados de tener que convivir con la sensación de que nos toman el pelo.

Ante esta situación, muchos ciudadanos han querido mostrar su malestar mediante el voto en blanco, el voto nulo o la abstención.

Estas opciones, sin embargo, han resultado ineficaces por dos razones:

1.- Su escasa repercusión mediática, a pesar de las cifras nada despreciables que han llegado a alcanzar.

2.- Su indefinición, debido a que la normativa electoral no asigna ninguna representación ni significación concreta a estas opciones y eso hace que cualquier significado que se les quiera atribuir se difumine entre los muchos posibles (voto de castigo, voto de conformidad, indiferencia, indecisión, olvido, consigna política...).

Para dar una respuesta a esta situación, un grupo de ciudadanos hemos decidido concurrir a las elecciones con la intención de dejar vacío cualquier escaño que pudiéramos llegar a alcanzar, renunciando a todo tipo de remuneración personal derivada de este hecho.

Con la puesta en marcha de esta iniciativa, pretendemos:

- Hacer visible, de manera inequívoca, el descontento con la clase política de una parte importante de la ciudadanía que no se siente representada.

- Captar la atención de los medios de comunicación y de la sociedad en general con una acción original e innovadora, al tiempo que democrática, que contribuya así a generar un debate público centrado en el déficit de nuestro sistema de representación.

- Presionar la clase política y sus partidos para que se esfuercen mucho más en desarrollar su actividad con ética y respeto, promoviendo iniciativas de gobierno y legislativas que fomenten la participación de los ciudadanos más allá de los comicios que se celebran cada cuatro años.

El final de este proceso debería conducir a una necesaria modificación de la ley electoral, en el sentido de reconocer el derecho de los electores a hacer uso de un tipo de voto específico y exclusivo pensado para todos aquellos ciudadanos demócratas que, descontentos con el trabajo de sus representantes, no encontraran en ninguna lista electoral una alternativa que les satisficiera.

Este voto debería ser computado como el de una candidatura más y, en caso de conseguir alguna representación, ésta debería materializarse en forma de escaños vacíos.

Escaños en Blanco se disolverá cuando este objetivo haya sido alcanzado.

10 comentarios:

  1. tiene buena pinta, se agradece la sugerencia.

    ¿Y ahora donde celebramos San Fermín? A que acabamos en es Trenc corriendo delante de las medusas. Besos

    ResponderEliminar
  2. No te creas que hay muchos sitios mejores que Es Trenc ;-)

    Y he estado en unos cuantos...

    ResponderEliminar
  3. Es una idea genial, yo los conocía y también los votaré, es la opción de votar en blanco pero de manera que no caiga en saco roto, porque si llegasen a obtener un escaño, el fulano no lo ocupa, y eso nunca ha pasado. Así pensarían un poco acerca del desencanto de la gente. 4 años vacío un escaño.

    ResponderEliminar
  4. @Andres, 4 años de escaño vacio, ni lo mirarian, es mas, puede que hasta hicieran chistes o algo asi los primeros meses, hasta que pasaran ni de pensar que lo esta.
    Basicamente, la mayor parte del tiempo LA MAYORIA de escaños estan vacios.

    ResponderEliminar
  5. @Cristina. Muchísimas gracias. No tengo palabras. Solo apoyo.
    Y ojalá se pudiese publicar en tu blog en anónimo, para poder decir algunas cosas que no me atrevo a decir "a cara descubierta"; pero, claro, otros vendrían a insultar, que para algo estamos en E'paña (coño).
    Al final acabaré creándome una identidad secreta, como la de Super Vaclav (www.supervaclav.cz).
    Un abrazo y mucho ánimo, que vamos a practicar sexo anal durante mucho, mucho tiempo.
    P.D: no publiques este comentario, por favor :)

    ResponderEliminar
  6. Pues, Cristina, te entiendo y lo respeto, pero debes (debéis) saber lo siguiente:

    -Abstenerse o votar nulo NO CAMBIA NADA.

    -Votar en blanco sí cambia: AUMENTA LA MAYORÍA DEL PP Y EL PSOE, O DE CiU y PNV donde toca, porque sistemáticamente perjudica a los pequeños en la asignación de escaños. Véase este estupendo vídeo.

    -Votar a Escaños en Blanco, y dejar vacíos los escaños en caso de que los obtengan, no sólo supone renunciar a la acción política (cosa que no me parece muy interesante), sino que además también, lógicamente, AUMENTA DE FACTO LA MAYORÍA DE QUIEN LA TENGA. No sólo no servirá para tus fines sino que encima te rebotará en la cara.

    Es decir: como pataleo están muy bien, pero todas estas opciones CONTRIBUYEN A PERPETUAR EL SISTEMA. Y el pataleo se acaba exactamente 30 segundos después de que el locutor lee el escrutinio y pasa a hablar de lo que importa: el reparto de escaños. Durante estos casi cuatro años, ¿has oído hablar alguna vez de la enorme cantidad de abstenciones, votos nulos y votos en blanco que se dieron en 2008? ¿A que no? Porque no tienen ninguna influencia real.

    Yo sólo usaría estas opciones si no hubiese opciones reales que propongan una reforma electoral. Y las hay.

    Ya sabes cuál es mi postura. Perdona que haga propaganda en tu casa, pero me parece que la única posibilidad REAL e inteligente de impulsar una reforma electoral y la reforma del régimen partitocrático que sufrimos es esta.

    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  7. Juan Luis, creo que te equivocas con lo de que aumenta la mayoría. Si no te importa, te agradecería que me explicases tu razonamiento, porque yo veo justo lo contrario.

    El mio es el siguiente:
    - Escaños en Blanco es el voto de aquel al que no le convence ningún partido de los que se presenta.
    - Si no estuviese Escaños en Blanco, las opciones serían nulo, blanco o abstenerse, porque si ninguno te convence no tienes que votarlo solo porque sea "el menos malo".
    - En esos tres casos,sí que se favorece a los mayoritarios, de la siguiente forma:
    Imaginemos el siguiente escenario:
    +20% PP
    +15% PSOE
    +10% Nacionalistas
    + 5% otros
    +50% BLANCO/NULO/ABSTENCION

    El resultado (suponiendo circunscripción única y reparto proporcional de votos) sería:
    +40% PP
    +30% PSOE
    +20% Nacionalistas++
    +10% otros

    Pero si ese porcentaje de blanco/nulo/abstención se contabilizara como escaños vacíos el resultado sería:
    +20% PP
    +15% PSOE
    +10% Nacionalistas
    + 5% otros
    +50% Vacio.

    Para mayorías simples, necesitaría recurrir a los mismos grupos para aprobar iniciativas. En el caso de aprobación de leyes que requieren el voto positivo de 2/3 de la cámara, no podrían salir adelante.

    Es decir: en el peor de los casos: el resultado sería el mismo, pero gastaríamos la mitad en políticos. Y en sus iPhones 4s. Y en el caso más desfavoralble para ellos, les dificultaria sacar adelante ciertas leyes.

    Podrás decir que ahorrarse unos 45.000 euros al año de sueldo dep diputados, + dietas + subvenciones por cada voto + campañas electorales+ 500.000 euros en líneas telefónicas y iPhones 4s+ jubilaciones por 7 años en la cámara... es el chocolate del loro, y que no va a ninguna parte. Tienes razón. Pero que se lo den antes a la gente que de verdad lo necesita que a esta panda de incomptenentes, por favor.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Hola, Omoloc. Te veo por todas partes...

    Mis argumentos:

    -Los que voten a "Escaños en Blancos" mayoritariamente no son de los que votarían a PP o PSOE, sino de los que votarían a opciones minoritarias. No están quitando votos al PP ni al PSOE, sino a las formaciones que podrían romper el bipartidismo. No me parece muy inteligente.

    -Votar a un partido sin programa y que declara su intención de boicotear las instituciones es, por lo menos, ademocrático. Votar a un partido minoritario que pretende reformarlas es genuinamente democrático.

    -Imagina que "Escaños en Blanco" saca un diputado, el PP 175 y el resto 174; y, tal y como ha prometido, el diputado de EeB se retira: acaba de convertir la mayoría relativa del PP en mayoría absoluta. ¡Tremendo ataque a la partitocracia! Y en el Senado, igual. Como se suele decir, un pan como unas hostias.

    -Por último: no es que el ahorro que propones sea el chocolate del loro; es que es ridículo. Mi partido apuesta por suprimir diputaciones y ayuntamientos menores de 5.000 años y optimizar la gestión de las comunidades autónomas con criterios claros de eficiencia. Esto supondría un ahorro de 40.000 millones de euros anuales. Y aún no hemos cuantificado nuestras propuestas de suprimir los miles de empresas públicas, privatizar las televisiones autonómicas, eliminar los consejeros políticos en Cajas de Ahorro, retirar las gigantescas subvenciones a sindicatos y patronales... Si vas a votar a un partido del pataleo porque promete ahorrarte un par de sueldos de senador, sinceramente, mejor deberías optar por un partido que te hace una propuesta integral de adelgazamiento de las administraciones.

    Con todo el respeto os lo digo: la opción "Escaños en Blanco" resulta infantil si lo que pretendes es ahorrar en políticos. Es un pataleo y Rajoy y Rubalcaba se van a cagar de la risa con vuestro pataleo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Damas y caballeros, doy por finalizado este debate si no os importa, no porque no me parezca interesante, sino porque empiezo a recibir ya comentarios con insultos hacia ambos y aquí la única que insulta soy yo, que para eso me como los expedientes.

    Un placer chicos :-)

    ResponderEliminar