lunes, 21 de noviembre de 2011

Superpoderes de Controlatriz...y el Gofre


Llevo toda la tarde barruntando la mala suerte que hemos tenido con el ministro Campeón y con el presidente de AENA, del que podría decirse lo mismo que de la Duquesa de Alba: que simultanea tantos cargos que podría ir de un lado a otro de la Península sin pisar un folio en el que no estuviera su nombre.

Ya podían haber caído en otro ministerio, incluso en otro país. En fin...

El caso es que estos pensamientos y otros del estilito han terminado por producirme un déficit de glucosa cerebral más que serio, y me he visto como el niño de este anuncio, lanzando con las manos rayos a la panera, la despensa, el armario, la nevera y el congelador en busca de algo dulce.

Freud diría que necesito una compensación oral, y yo que todo es posible.


Ahora viene lo acojonante...¡ha funcionado! y he encontrado un gofre de chocolate dentro de mi bolso.

¿Que por qué llevo gofres en el bolso? Pues porque las mismas pájaras me dan cuando curro de noche y llevo un par seguidas.

Es una pasada lo de los superpoderes de controlador.

Siguiente objetivo: el sorteo de Navidad.

Descojonaos todo lo que queráis pero os aseguro que lo del gofre era pa nota y me ha salido. Voy a pulir el método intentando que la próxima vez lleve nata y en cuanto me salga...que tiemble Doña Manolita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada