sábado, 12 de noviembre de 2011

De galos y romanos



AENA dixit:

Los controladores no pueden abandonar su puesto de trabajo por motivos de discrepancia con su empleador. Si existe un desacuerdo lo correcto y legal es reclamar ante la justicia. Esto es lo que se hace en un país democrático en el que la ley salvaguarda los derechos de los ciudadanos, incluidos los laborales.

El Juez dixit:

El Juzgado de lo Social número 2 de Santiago ha condenado a AENA por obligar a dos controladores aéreos a trabajar en sectores mixtos de ruta-aproximación-torre...

...Esta es la primera sentencia en un juzgado de lo social en la que un juez entra en cuestiones operativas y entiende que esas diferencias de distintos tipos de servicio están por encima de las necesidades de personal de la empresa, que no han sido cubiertas sistemáticamente desde el pasado año por AENA.

Y yo preguntix:

Si los controladores hubiesen seguido las órdenes de su empleador y hubiese habido un accidente ¿quién sería el responsable?


http://www.controladoresaereos.org/2011/11/09/un-juzgado-de-santiago-condena-a-aena-por-juntar-sectores-de-ruta-aproximacion-y-aerodromo/

1 comentario:

  1. Si mezcláramos la pretensión de AENA de que en primer lugar, tenemos que hacer lo que se nos mande y después reclamar ante la justicia, resulta que estaríamos echándonos un balde de mierda encima porque por mucho que te militaricen lo que está mal sigue estándolo y habrías incurrido en una ilegalidad sin el posible pretexto de la "obediencia debida". O es que el 23F no sirvió para nada?

    ResponderEliminar