jueves, 22 de septiembre de 2011

Crónicas pamplónicas



Hoy he leído que a partir de ahora los aviones volarán con cinco  millas de separación, con tres e incluso con dos y media, lo que traducido al castellano significa que al de la torre le llegarán montados uno encima de otro: el primero aterriza y el segundo se va al aire, con lo que tendremos además de las demoras de siempre un bonito carrusel, porque un avión tarda un tiempo x en aterrizar y abandonar la pista y por mucho que los juntes ese tiempo no cambia.

Estoy a punto de proponer unos seminarios conjuntos con las chicas de mi ramo para explicarle al personal lo que cabe y lo que no, que parece que el conceto cuesta.

Quisiera hoy proponerle al ministro de Fomento un par de cosillas para mejorar la navegación, que desde que estoy aquí se me ocurren de dos en dos.

Por ejemplo, que me dejen dar aquí unos vectorcillos, que lo del convencional vaya tela: con tres aviones mal puestos se te monta un carajal que no te lo crees, y con dos rumbitos los metía yo de tres en tres.

Claro que luego tendría el problema de que aquí han hecho una terminal nueva monísima, pero la rodadura que hay da pena, que mide como unos cuarenta metros de largo y encima está fatal colocada, que deja a los aviones en el primer tercio de la pista, con lo que tienen que hacer bactrack, pa los profanos rodar por la pista (o sea, que la ocupan más tiempo del necesario), tanto para despegar como para aterrizar.

Este es un claro ejemplo de que si te los dan con cinco millas te los comes con patatas.

También han hecho una torre nueva, nueva hoy qui cir, porque según me han dicho, para cuando la pongan en funcionamiento será ya vieja.

He hecho una porra con personal variado del aeropuerto y todos dicen que en menos de dos años no se estrena. Que el constructor se quedó sin pasta y ahí la dejó, que el ingeniero se coló y por eso es más baja que la original...En fin, cosas de los aeropuertos.

También me han dicho que tendrá un acceso independiente, con lo que no tendré que pasar cada día por un detector de metales que pita por soleares con las pulseras de mis tobillos.

Manda cojones que algunos aquí ya vienen hasta con reloj de plástico pa no pitar y evitarse el coñazo.

Y  mira que le digo al de la Guardia Civil que la de la bomba no seré yo porque me quedo sin curro, pero no hay manera.

También les he preguntado si les tratan bien y le he dicho que si no lo hacen lo publicamos en el blog :-)

He detectado un truco de AENA que me ha parecido francamente cachondo para justificar, supongo, la construcción de la nueva terminal.

Tú miras la pantalla y está llena de aviones...hasta que te das cuenta de que son los que van de las siete de la mañana a las once de la noche. En total doce. Al día.

Aquí tengo una sugerencia que también he copiado de ese país que tanto me gusta. Es que me acaba de enviar la foto un colega y me ha encantado. Y encima me viene que ni pintada.

Ellos, cuando despega un avión, lo dejan en la pantalla y ponen: DEPARTED. Así tienes claro que lo has perdido y encima parece que hay más.



Te vas a mirar por un agujerito la antigua terminal y la verdad es que da para doce y para veinte, es decir, que aquí hay otra terminal que no se entiende.

Y una torre nueva que hace falta...muerta, que en la que hay ahora mismo hay algunos equipos que se podrían vender perfectamente en una convención de atrezzo de la primera peli de la Guerra de las Galaxias.

También podrían haber hecho una pista redonda, que os diré que aquí el viento cambia de dirección igual que en El Calafate, que está en toda la Patagonia.

Es que te pones a mirar el viento para cantárselo al avión y se te ponen los ojos como a Marujita Diaz y no sabes ni qué decirle.

Y menos mal que tenemos unos cuantos visuales, aunque parece que cada vez menos gracias al subidón de tasas que les han pegado, que ahora media hora de vuelo cuesta una leña.

Quiero transmitir a quien corresponda el comentario que me ha hecho un compi esta mañana, y la verdad es que tiene el hombre más razón que un santo.

Me ha dicho que se les ha quedado a todos un poco de cara de sota al enterarse de que cuando quieren castigar a la peña la mandan a su dependencia. Con lo contentos que viven ellos aquí.

Y estoy totalmente de acuerdo con él: si resulta que este sitio te parece una castaña, que no lo es ¿por qué construyes no una terminal sino dos y pones las torres correspondientes?

Ya les he explicado que AENA no es famosa precisamente por su delicadeza y que probablemente lo que han pensado en mi caso es en algún lugar que me pille en el quinto coño, porque aquí no hago ninguna falta, y sin embargo en Palma sí, que se están follando a servicios exprés a mis compañeros.

Y todo por el caprichito de vaya usted a saber quién. O para acelerar la convergencia con los requisitos de operactividad, seguridad y eficiencia del cielo único europeo, que es lo que os dicen a vosotros. Y que me ha hecho a mí descojonarme esta mañana media hora entera.

En fin, quedan menos de dos meses para el 20 N. Liloliiiiiiiiiiiii.

3 comentarios:

  1. Cris..ya veo que vas viendo como funcionan los cortijos..y eso que la cosa ha mejorado mucho de unos años a esta parte..ahora son mas cortijos, mas preparación para el tema de obras mal hechas, concesiones a amiguetes y eso..Besos desde el desierto.

    ResponderEliminar
  2. como digo siempre: ¿donde puede uno devolver el pasaporte y darse de baja??????
    Son una auténtica gentuza. O un montón de mierda.

    ResponderEliminar