miércoles, 3 de agosto de 2011

Pero qué grandes séis oññño


He tenido unos días de espesura sideral, lo reconozco. Y los llamo así en plan finolis, que si digo lo que pienso realmente se os quema la pantalla sólo de vel-lo.

El caso es que...he güerto. Tengo un sueño espantoso pero estoy bien. Aporto como prueba una foto de hace una hora.

Sólo para que conste en acta el brazo derecho es igual que el izquierdo y yo juraría que no son tan grandes, aunque vaya usted a saber. Y aunque no se note tengo pelo en la cabeza. Y una fotogenia sin parangón a este lado del Orinoco.

¿Es posible que si te pasas todo el día pensando en liarte a hostias te crezcan los brazos?

El caso es que he recibido un torrente de mails que van desde "ánimo nena tú vales mucho", hasta algunos dignos de una extrema unción.

No sus preocupéis, que todo en esta vida tiene remedio, empezando por mis cabreos.

Lo bueno que tiene convivir durante cuarenta años largos con tu propia mala leche es que al final hasta le coges cariño.

En fin, que MODE FOLCLORICA ON: séis lo más grande del mundo mundial. Gracias a l@s que me habéis animado. Y a l@s que me habéis dado por muerta...también, jajajaja.

5 comentarios:

  1. Glupssss... Con esos brazos me lo voy a pensar dos veces antes de escribir cualquier cosa que pueda no gustarte.......

    :-)

    ResponderEliminar
  2. Besos guapa!

    Coincido contigo en que lo mejor de hacerse uno grande, es que uno se conoce y se acepta mejor.

    ResponderEliminar
  3. Guapaaaa!, lo del brazo es evolución pura y dura, está así para parar las hostias!

    ResponderEliminar
  4. Mujer, si haces submarinismo, gimnasio "pá las curvas" y de vez en cuando se te casca el ascensor pues algo cachas tienes que estar...

    P.D. Y muy guapa, con todos los respetos ;-).
    Ánimo, es posible que estés algo joia, se te pasará, pero la mala hostia que les va a entrar a algunos que yo me sé en las próximas elecciones, eso, eso, no se paga ni con Visa, Mastercard o la tarjeta del Carreful.

    ResponderEliminar
  5. No me recuerdes lo del ascensor que me dan temblores. Tres meses enteros payo.

    No les deseo mala hostia, pobriños. Sólo algo hemorrágico, lento y doloroso y que a ser posible curse con picores agónicos.
    Soy una mujer sencilla :-)

    ResponderEliminar