sábado, 6 de agosto de 2011

El PSOE, ese partido que tanto me gusta...ría ver en Siberia


* Ojo con lo que se puede llegar a encontrar uno en Internet. No me extraña que les joda tanto. Y esto es del 2009, así que supongo que faltan unas cuantas más, por ejemplo la de los controladores, aunque ésa les está costando un pelín más por aquello de que no somos afiliados. 

Supongo que también podríamos incluir en el pack la bonita zancadilla que les pusieron a los militantes que quisieron competir con Rubalcaba en las primarias, a los que ni tan siquiera se les facilitó la lista de militantes para que no pudieran recoger las mínimas firmas necesarias para presentar su candidatura.

Queridos míos...coño con el talante de esta peña...

El PSOE sí que “excomulga”: un breve repaso a las purgas internas del zapaterismo


A continuación me propongo repasar algunos de ellos, en concreto los ocurridos desde la elección de Zapatero como secretario general del PSOE el 23 de julio de 2000:

Purga de “redondistas” en Sestao

Unos días antes del congreso del PSE de marzo de 2002 el comité ejecutivo del PSOE expulsó a 18 afiliados de Sestao (Vizcaya) por “indisciplina reiterada”. 

Partidarios de Nicolás Redondo y opuestos al nacionalismo, los expulsados denunciaron una “cacería” contra ellos desde la cúpula del PSOE, partidaria de acercarse al PNV. 

En julio de ese año un juzgado de Baracaldo ordenó al PSE readmitir a los expulsados para “asegurar la protección de un derecho fundamental”, el de asociación, y por haber adoptado su expulsión en una reunion del Comité de Disciplina que en realidad nunca se celebró. 

El partido recurrió la sentencia, que fue confirmada en diciembre de 2002. Entonces el PSOE se negó a obedecer al tribunal, lo que le costó una multa de 601.000 euros tras la cual fueron readmitidos los expulsados. 

Tras su readmisión, los expulsados se hicieron con la mayoría en la agrupación socialista de Baracaldo y en 2007 el líder de los 18, Marcos Merino, se convertía en alcalde de Sestao.

Expulsado por denunciar la corrupción

Aunque llegó a contar con el apoyo del 49% de la militancia socialista de su región, Juan González Bedoya, veterano dirigente socialista cántabro, fue expulsado del PSOE de Cantabria en septiembre de 2002 después de denunciar que el PSC-PSOE era “una cueva de ladrones”.

Expedientada por decir la verdad

En 2003 el PSE-PSOE abrió expediente de expulsión contra Gotzone Mora, concejala socialista de Getxo (Vizcaya), por denunciar que entre su partido y Batasuna-ETA hay “algo más que contactos”. Finalmente se comprobó que la denuncia de Mora se correspondía con la verdad.

Persecución inquisitorial en Madrid

En junio de 2003 el PSOE expulsó a José Luis Balbás, líder de la corriente Renovadores por la Base, decisiva en la elección de Zapatero como secretario general del partido. 

El PSOE le acusó, sin pruebas, de formar parte de una conspiración para la deserción de los diputados socialistas Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez en la Asamblea de Madrid como protesta por el pacto del PSOE con Izquierda Unida en esa comunidad, un pacto que se había ocultado a los votantes. 

No conforme con la expulsión, el PSOE inició una persecución por la vía judicial contra Balbás, con una querella en la que el PSOE pedía una pena prisión para él… 

Querella que fue rechazada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que indicó que la querella contenía un “conjunto de conjeturas” que no alcanzaban “siquiera el grado de sospechas fundadas y consistentes, mucho menos de indicios de criminalidad o de simples indicios”.

Expedientada por denunciar la deriva radical de Zapatero

Cristina Alberdi, que fue Ministra de Asuntos Sociales con Felipe González, fue expedientada por el PSOE en septiembre de 2003, acusada de “insolidaridad” y “deslealtad” e invitada a abandonar el partido por varios dirigentes del PSOE por decir que su partido “se ha radicalizado y que no estoy de acuerdo con esa radicalización”, y por denunciar que su partido se dedicaba a “dar alas al nacionalismo soberanista” por su alianza con ERC en Cataluña.

Expulsados por denunciar irregularidades

Francisco Fernández e Ignacio Fernández, del PSOE de El Ejido (Almería), fueron objeto de tres expedientes de expulsión por denunciar irregularidades en el PSOE ejidense. 

El 25 de mayo de 2005 denunciaron la venta de la sede del local PSOE muy por debajo de su precio real: “o bien hay una estafa al partido o se ha pagado en B, en dinero negro, y eso supone un fraude fiscal”, declararon al tiempo que mostraban las escrituras del local. 

Unos días después eran expulsados por orden de la dirección nacional del PSOE.

Expulsados por pedir democracia interna

En septiembre de 2006 diez afiliados se opusieron a la supresión de las elecciones internas en el PSOE de Oviedo para designar a un nuevo candidato a la alcaldía de esa ciudad. 

Los diez afiliados fueron expulsados, suerte que corrieron otros cinco militantes socialistas que se atrevieron a apoyar a los represaliados. 

La escritoria Susana Pérez-Alonso, también afiliada del PSOE, escribió dos artículos de prensa denunciando lo ocurrido, siendo a su vez expulsada del partido. 

En diciembre de 2007 la Audiencia Provincial de Oviedo condenaba al PSOE por violar su derecho a la libertad de expresión.

Expedientados y difamados por criticar las tesis nacionalistas

En marzo del 2007 el Partido Socialista de Cataluña (PSC) expedientó a seis afiliados de la corriente Socialistas en Positivo por sus críticas a las tesis nacionalistas que ha ido asumiendo el partido en esa comunidad. 

El pliego de cargos, repleto de mentiras y difamaciones y al más puro estilo estalinista, acusaba a los seis afiliados de tener “conexión directa” con “la iniciativa No Nacionalista, No Nou Estatut, Associació per la Tolerància, ¡Basta ya!, Fundación para la Libertad, Hazte Oír y un largo etcétera de bloques y crepúsculos de la extrema derecha”. 

El pliego de cargos no probaba ninguna de esas supuestas conexiones.

“Mobbing” interno por discrepar de la negociación con ETA

El 30 de agosto de 2007 la eurodiputada socialista Rosa Díez confirmó su baja del PSOE. 

Varios dirigentes del PSOE habían pedido su expulsión por criticar la negociación entre el gobierno de Zapatero y la banda terrorista ETA, pero la dirección del partido no se atrevió a tomar medidas contra ella debido a su popularidad. 

En agosto de 2007 el PSOE barajó su expulsión aprovechando que las vacaciones estivales reducirían el eco mediático de la noticia. 

Finalmente, Díez decidió marcharse antes de que la echaran y tras vivir una situación de “mobbing” -según sus propias palabras- en el seno del PSOE. 

Su sucesor en Estrasburgo, Vicent Garcés, de la corriente Izquierda Socialista, reconoció que “hace falta mucha valentía y coherencia para hacer lo que ha hecho”.

Expulsado por denunciar los contactos con Batasuna-ETA

El portavoz del Foro Ermua y dirigente socialista vasco Antonio Aguirre fue expulsado del PSE-PSOE en noviembre de 2007 por denunciar las conversaciones entre la dirección del PSE y Batasuna, formación ilegalizada por ser parte de la banda terrorista ETA.

Caso Astapa: doble rasero para los imputados

Cuatro ediles del PSOE fueron expulsados del gobierno municipal y del partido tras ser imputados en un procedimiento judicial en julio de 2008. 

Una actuación muy distinta a la que tiene el PSOE con López Garrido, Secretario de Estado para la Unión Europea, que no ha perdido su puesto en el gobierno de Zapatero después de ser imputado judicialmente por sendos delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos el pasado viernes 13 de noviembre.

Purga en Ceuta

Tras los sucesivos fiascos electorales del PSOE en la plaza africana, la militancia socialista ceutí se mostraba cada vez más crítica con la dirección del partido. La fuerza que llegó a tener el sector crítico fue tal que en el otoño de 2008 la Ejecutiva Federal del PSOE optó por una solución estalinista: disolver la agrupación socialista de Ceuta, expulsando de facto a todos los afiliados que llevaban años militando y pagando religiosamente sus cuotas al partido. 

La nueva dirección del PSOE en Ceuta, afecta al aparato del partido, anunció un control estricto de las nuevas afiliaciones. ¿Objetivo? Evitar la entrada de críticos.

Suspendido de militancia por criticar

En noviembre de 2008 Juan Otero Fontán fue suspendido de militancia en el PSOE de Padrón (La Coruña) por criticar “la falta de iniciativa política del partido local y la descoordinación del grupo en el gobierno padronés”. 

Otero declaró que “ninguna agrupación política tiene derecho a coartar la libertad de expresión”.

Expedientado por defender los derechos de los trabajadores

A mediados de octubre de 2009 el PSOE de Collado Villalba (Madrid) abrió un expediente de expulsión a uno de sus afiliados, Ramón Pavón. 

¿El motivo? Que dicho afiliado había reivindicado sus derechos laborales y los de dos compañeras, empleados todos ellos en el ayuntamiento (en manos del PSOE), después de un despido que los juzgados declararon improcedente.

Expedientados por discrepar en un blog

“Cádiz Socialista” era el título de un blog elaborado por afiliados del PSOE críticos con la dirección provincial de su partido en esa provincia andaluza. 

Expresar sus discrepancias les costó un expediente disciplinario en septiembre de 2009, un castigo que estos afiliados consideraron “un atentado a la libertad de expresión”. 

En octubre el blog echaba el cierre alegando “lealtad” al partido después de que el partido actuase con tan poca lealtad hacia los autores del blog, que se enteraron del expediente contra ellos por la prensa.

Castigados por denunciar la corrupción en el PSOE

La portavoz socialista de Medina del Campo (Valladolid) y dos concejales fueron suspendidos de militancia en el PSOE la semana pasada después de denunciar la corrupción en el seno de su partido.

Esto, amigos, es sólo una muestra de los mecanismos que existen en el seno del PSOE para reprimir toda discrepancia. Como podéis imaginar, esos mismos mecanismos impiden que muchos casos como éstos lleguen a conocerse...

7 comentarios:

  1. Menudos agradecimientos se gastan, y que haya gente que todavia quiera estar en ese nido de serpientes, miedito tendria que darles.
    Por otra parte, si los expedientados tuvieran un poquito de "aquello", se afiliarian a algun partido que le pudiera hacer sombra a su anterior patido, algo asi como hizo Rosa Diez.

    ResponderEliminar
  2. Hola Cristina, no quiero filosofar mucho sobre política pero si es cierto que ésta es necesaria para mejorar la sociedad y hacerla la más humana y solidaria posible.

    Mi sociedad ideal sería aquella en la que todo el mundo aportara valor (de cualquier tipo) en función de sus posibilidades y recibiera de ésta valor (de cualquier tipo) en función de sus capacidades. O dicho de otra manera, el que vale, vale, si es honrado y respetuoso con la sociedad y el que no, si no puede más, se le ayuda en lo básico (pero como sea un jeta… que lo pague).

    Creo que es necesario un sistema de partidos, libre, democrático, con listas abiertas y ejemplarizante de verdad, donde el que la hace la paga, con un sistema judicial independiente y sin la más mínima sombra de duda y parcialidad (es curioso que en el resto de países de nuestro “entonno”, caen jueces por corrupción del narcotráfico, aquí son ¿inmunes?...), un sistema de partidos plural donde cada uno pueda defender sus ideas con respecto a la vida y a la integridad de los demás (defender una religión que hace llamadas a la guerra santa y que te garantiza el más allá por cargarte a cuantos más infieles no es muy respetuoso con los derechos humanos, me parece…).

    Llegados a este punto enlazo con el tema de esta entrada, casi todos los partidos de izquierda/extrema izquierda utilizan la “autocrítica” para sacarse de encima cualquier díscolo con la línea oficial. Si encima están en el poder, la muerte civil del que opine en contra está casi asegurada ¿mafiofascismo?. Los partidos conservadores son algo más “finos”, pero si fa no fa, por ahí les anda. Y si a todo esto les unimos partidos “localistas” de mayor o menor extensión territorial y/o complacientes con el fino sistema de “te apoyo, pero te robo lo que no está escrito” o “te apoyo y no te pego un tiro en la nuca” pues de todo este asqueroso cóctel nos sale el combinado “Españistán”, que maldita la gracia que me hace el nombre para una nación que tanto ha dado a la historia (en el buen y, por desgracia, también en el mal sentido de la expresión…).

    En definitiva Cristina, perdona el ladrillazo pero al final se cumple aquello de: “El poder absoluto corrompe absolutamente”. Pero nosotros, los “españistañoles” con el fútbol, la Belén Esteban de turno y una de gambas vamos tirando… pues que nos den por donde amarga el pepino, lo tenemos merecido.

    ResponderEliminar
  3. A esta democracia tuya también me apunto yo jomío, pero nos vamos a tener que dar de hostias para conseguirla...

    ResponderEliminar
  4. Parece que no nos demos cuenta, para ascender en un partido hay que estar calladito, cieguito y ser bien obediente. Así les gusta que sean sus militantes... y por extensión todos los ciudad-ASNOS.

    ResponderEliminar
  5. Pues si hay que darse de hostias ya no vale Cris, eso ya se hizo en el 36 y salió de pena, muchos más fueron expulsados del país por las buenas y otros fueron expulsados de la vida por las malas. Hay que seguir trabajando por lo que queremos, pero desde la tolerancia, desde el respeto, desde el "respeto tu opinión pero no la comparto" desde el "eso que me cuentas que haces para escaquearte de pagar impuestos es un delito", desde el " si no vas a trabajar por lo que sea pero llevas unpapelico de que has ido al médico es un fraude para con tus compañeros", y también reconociendo que "en todas partes cuecen habas y en mi casa a calderadas". Es la única forma de que se cambien las actitudes en Españistán, de que se termine el "a mi mi jefe me joderá pero yo ya le jodo como puedo" y el "las cosas son así y yo no puedo cambiarlas así que saco lo que puedo"... TRISTE pero muy cierto.
    Necesitamos ejemplos como tu. Gente que discrepa con argumentos y razones, que no afloja cuando vienen amargas, que se mantiene en sus principios y no busca ante todo "salvar su culo" a sabiendas de que si cada uno busca salvarse a si mismo se hunde España.
    Gracias de nuevo por ser un modelo a seguir, por dedicar tiempo y esfuerzo a que las cosas cambien y la gente abra los ojos a la indignidad y la injusticia, campeona.

    ResponderEliminar
  6. Tampoco son tan malos ¿eh? Que a Casimiro Curbelo que le deseó a unos policías nacionales en una comisaría que sus hijos muriesen de cáncer sí que le han dado una oportunidad ¿eh?
    http://www.laprovincia.es/canarias/2011/07/20/psoe-federal-supedita-ahora-expulsion-curbelo-le-dicte-condena/388445.html

    ResponderEliminar
  7. Antiguamente, en tiempos del tio Paco se te decía aquello de "Usted no sabe con quien está hablando...". Eran más fisnos, mismamente como la Rahola que le espetó lo mismo a un guardia urbano de Barcelona cuando le quiso multar el coche. Pero al Curbielo este lo pillaron en un lugar de mala reputa-ción, si es que ya no quedan clases... Oig.

    ResponderEliminar