miércoles, 3 de agosto de 2011

El derecho a la juerga de los alemanes



Porque de derecho a la huelga nanay según se ve.

Leo una noticia que dice que mis primos rubios convocan un paro de seis horas porque quieren una mejora de las condiciones laborales, la jornada de trabajo y el límite de horas extras.

No deja de tener coña el principio del artículo, que dice lo siguiente: "Las torres de los aeropuertos vuelven a poner en jaque la temporada turística mallorquina."

Para que no haya errores de conceto quiero aclarar que las torres son como las pistolas, que las carga el diablo y las disparan los gilipollas. Ellas en sí mismas no hacen nada, las pobres. El problema son los que las gestionan.

Casualmente "la oferta del gestor aeroportuario fue sometida a votación entre los 2.500 afiliados al sindicato, que la rechazaron con un 95,8 por ciento de los votos."

Es posible que no tuviera buena pinta, la verdad. Y mira que tengo a los alemanes por sensatos y razonables, aunque desde que todo el mundo se cree que controlar aviones es como ir en bici no me extraña nada que estén hasta los huevos.

La siguiente noticia que veo sobre el tema dice que "la Oficina de Seguridad Aérea (DFS) alemana recurrió hoy a la justicia para tratar de impedir la huelga de controladores aéreos anunciada para mañana en todo el país, que provocaría el cierre del espacio aéreo germano durante seis horas"

Nos estamos pillando costumbres dignas de la revolución industrial, y mira que ha llovido desde entonces.

No molan los sindicatos ni molan las huelgas, mola que los gestores hagan con nosotros lo que les sale de los perendengues en todo momento y nosotros sin rechistar.

¿Tendrán algún ministro que los militarice y los alarme?

Los que se preguntan por qué los controladores aéreos no ejercen su derecho a la huelga "como todo el  mundo" que den un pasito al frente plis.

2 comentarios:

  1. Para pasito al frente, el que dio nuestro "menisco tartavoz" al decir que "agosto es un mes muy volátil". Miro el dic de la RAE... pero susodicho mes ni vuela ni puede volar; tampoco se mueve ligeramente ni anda por el aire. Como no es mudable ni tampoco un líquido, concluyo que: AGOSTO ESTÁ AHÍ CADA AÑO, PERO RESULTA VOLÁTIL EL BLANCO DE NUESTRAS CRÍTICAS. Los ministros desaparecen al vuelo y éste no iba a ser menos. Por desgracia sus sueldos permanecen aún en su ausencia.
    Con viento fresco, Pepiño, que ya hueles a chorizo frito.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de leer que se ha desconvocado la huelga. Las compañías aéreas y sectores relacionados con el turismo por supuesto habían estado haciendo declaraciones indicando que la actitud de los controladores era absolutamente irresponsable y que no se podía dejar a miles de pasajeros sin sus vacaciones (por no hablar del lucrativo negocio para las empresas relacionadas, claro).

    Evidentemente Alemania es un país civilizado y no ha habido en los medios una campaña de demonización de los controladores, pero no deja de resultar sorprendente que incluso en un sitio tan respetuoso con la libertad sindical los controladores no puedan hacer huelga.

    Si eso pasa por alli, ¿que no pasará en españistán que no hayamos visto ya? Bueno, seguro que a nuestro aclamado candidatísimo Rubalcaba, elegido por el dedo de Diós, se le ocurre algo de aqui a las elecciones para darle otra ración de opio al pueblo aparte del habitual fútbol.

    ResponderEliminar