domingo, 24 de julio de 2011

Es suicida trabajar así ¿o debería decir homicida?


Lo de hoy señores ha sido ACOJONANTE.

Había aviones para dar, tomar y regalar. Al llegar mi jefe ha dicho: no os preocupéis, está regulado...A LA PUTA CAPACIDAD MÁXIMA DEL SECTOR más menos dos aviones TODA LA TARDE.

Y lo siento pero esto no es ni medio normal.

Se supone que las regulaciones están para evitar que lleguen sesenta tíos a la vez, no para tener el sector a tope toda la tarde.

Y más cuando encima trabajamos más y descansamos una mierda pinchada en un palo gracias al nuevo horario de marras, que va todo dios con jet lag permanente y los ojos y el cuerpo hechos polvo.

Por la parte que me toca hace ya dos semanas que me quedo sin voz al final del turno. Y que duermo de media cuatro horas y ni mucho menos seguidas.

Descanso media hora al principio del turno, cuando no me vale para nada.

Curro de ayudante hora y media seguida, que me canso mogollón viendo desfilar entre 36 y 38 aviones a la hora. Y llegadas y salidas a la vez, que normalmente entran y luego salen.

Lo de ver desfilar es una forma de hablar, que curras como un cabrón coordinando, vigilando y poniendo y revisando fichas (cada avión tiene asignada una ficha que hay que revisar, analizar y colocar de una manera determinada y en la que además se apuntan cosas).

Descanso media hora que me da para ir al baño, fumar un cigarrito y ya.

Y encima me tengo que ir al quinto coño porque ahora les ha dado por no dejarnos salir a la terraza que hay junto a la sala y mira que llevábamos haciéndolo veinte años.

Todo por la seguridad, que ya ves tú. A ver si se nos cuela el primer chorizo del quinconio. Todo por joder, ésa es la verdad.

Me enchufo horita y media. Y mira que los científicos dicen que tu rendimiento empieza a bajar a partir de los 45 minutos cuando estás dejándote los cuernos. Pues para nosotros 45 minutitos más.

Y fíjate que hay días que relevas cada 52 minutos, que acabas hasta las pelotas y encima es peligroso, aunque lo del peligro constante ya es habitual. Pues no. El día que necesitas relevos cortos te los ponen largos. Es que no damos pie con bola cojones.

Para que me entendáis, en una hora ya estás agotado. La media hora que te falta te deja baldado del todo, con lo que necesitarías más tiempo para recuperar...ya quisieras tú.

Y vas acumulando un cansancio mental tremendo. Y cuando estás perfectamente embotada aún te queda media tarde. Es que ni te lo crees.

Espero ansiosa ver algún día al que organiza los turnitos comérselos en persona por aquello de predicar con el ejemplo.

Es curioso lo desmemoriado que se vuelve el personal en cuanto le dan un carguito oiga.

Descanso otra media horita con el cerebro ya perfectamente esponjoso y me toca de ayudante. Otra hora y media.

Y después de media horita en la que ya veo doble directamente, me vuelvo a enchufar.

Y no me parece ni medio normal que tenga que aguantar una hora y cuarto sin ver casi los aviones. Ni yo ni los demás, que estabamos todos beodos. Y en estas circunstancias es muy fácil cometer todos los errores y más.

Y por cierto, se supone que con la cabeza como una olla a presión conduzco hasta mi casa y con este ataque de mala hostia me acuesto y me duermo en el acto ¿a que os sale a todos genial?

Y simultáneamente aguanto a cretinos que dicen que he secuestrado aviones y que rezan para que me metan en el talego por sedición mientras me brean a expedientes.

Y a capullos que dicen en los periódicos que si no aguantamos el estrés deberíamos ser camareros.

NO TE JODE TODO YA.

Esto no puede ser así señores, que estamos hablando de aviones con pasajeros, no de las cifras que manejáis sentados en vuestros despachos. 

Todos asumimos que este curro estresa en sí mismo, por lo que se supone que AENA debería facilitarnos las cosas en lugar de ponernos obstáculos. 

Porque se supone que yo me dedico a separar aviones, no a empotrarlos.

¿Y qué cojones se hace con esto? ¿Digo que me niego a controlar porque no veo tal y como me exige la ley?

Pues me parece que va a ser que sí. La próxima vez que me pase esto, cuando deje de ver pido un relevo y me largo derechita a la Guardia Civil.

Si queréis esnafrar un avión hacedlo vosotros queridos gestores. Yo paso.

7 comentarios:

  1. E inspeccion de trabajo, si es que eso existe, mirando las musarañas que le dicta el gobierno que mire, segurisimo.

    Suerte a todos vosotros y que os devuelvan pronto a un estado en el que predomine la seguridad, aunque eso me parece que sera despues de que se estrellen dos aviones o mas, porque sino, la gente seguira en la inopia y pensando que el gobierno es el bueno y los currantes de DAPENA los malos malotes.

    Lo dicho, suerte en los turnos.

    ResponderEliminar
  2. Un día se va a armar una gorda...

    ResponderEliminar
  3. Además de verdad. Ayer al final es que no veíamos tres en un burro, pero aquí a todo dios se la trae al pairo. Sólo les preocupan sus putos números.

    ResponderEliminar
  4. Luego vendrán los lamentos...pero en este país nos gusta más señalar con el dedo, lo demás no importa.

    ResponderEliminar
  5. Pues tal como funciona este país como se os caiga un avión (Dios y la Vírgen de Loreto no lo quiera) el juez dirá que es culpa vuestra, a pesar de estar sometidos a una cuasiesclavitud. Vamos que si me dan a elegir expediente o un montón de féretros, lo tengo claro. De pena con AENA...

    ResponderEliminar
  6. Lo de inspección de trabajo es complicidad. Me alegraron la vida con una carta firmada en la que afirman que el día en el que he trabajado 8 horas es un día libre. Salud y libertad; pero de las buenas, para todos.

    ResponderEliminar
  7. Creo que tengo una idea bastante buena de lo que os está pasando, de como funciona (más o menos) vuestra profesión y de lo que lleváis tragado con este gobierno de mierda.
    Yo creo que en vuestro lugar, había cogido la puerta, y no me habrían visto el pelo nunca más. Además de forma bien organizada, todos a la vez, pero de forma permanente. Y que el señor ministro se meta los miles de aviones por donde le quepan.
    Y se que debe ser muy difícil renunciar a una profesión tan bonita y tan bien remunerada (aunque en las condiciones actuales no se hasta que punto puede compensar), pero creo sinceramente que es lo mejor que podríais hacer. Y si el turismo se va a tomar por saco en este país, porque tardan un par de años en volver a mover aviones como hoy en día, que les den a todos. Vista la opinión mayoritaria de la sociedad hacia vosotros, a mi me importaría bastante poco lo que puedan viajar los demás y los cientos de miles de puestos de trabajo (si no millones) que dependen directamente de tráfico aéreo.
    Lo digo sinceramente, es lo que se merece el gobierno, Aena y el porcentaje tan alto de personas que se han dedicado a criticaros, insultaros y menospreciaros.

    Un saludo, y como otras veces, mucho ánimo!

    ResponderEliminar