sábado, 30 de julio de 2011

El Juicio del otro día...por llamarlo algo


O de cómo hacer que te sientas como una mierda, que llevo dos días intentando colocar lo del otro día porque no sé ni por dónde cogerlo y me está costando un parto.

Resulta que dos días antes del juicio descubro que nadie ha citado de manera oficial a mis testigos: dos psiquiatras y un médico general.

Perdiendo el culo me pongo en contacto con los psiquiatras, que son de Madrid. Tuve que recurrir a ellos porque ya os he dicho que en Palma nadie se mojaba dándome un diagnóstico porque soy controladora aérea.

Resulta que flipan porque precisamente ahora tienen las consultas hasta la bandera porque la gente se va de vacaciones. Tienen que cambiar un montón de citas y encima no tienen sitio para reubicarlas, que lo siguiente ya es septiembre.

Me pongo de los nervios.

Uno de ellos no puede venir y el otro reorganiza sus cosas a toda pastilla y me dice que viene el mismo día del juicio.

Sólo para que conste en acta, llevo una banderilla de medio metro sobresaliendo de mi espalda a la salud del billete de avión, que no sabéis lo baratos que son cuando los compras de un día para otro.

También quiero que conste en acta que este juicio lo pago entero de mi bolsillo yo, y si os digo lo que me cuesta se os ponen los pelos como escarpias.

Para AENA es muy cómodo incordiar sin parar porque ellos tiran con pólvora del rey, así que pueden pagar abogados para chorradas hasta el infinito. Concretamente 200.000 euros al año por utilizar a la Abogacía del Estado.

Evidentemente así también juego yo.

Aprovechando que me han hecho ir a pintar la mona al curro a las 7.30 me pongo a investigar sobre el avión en el que viene mi testigo, que se supone que debería despegar de Barajas, ese aeropuerto ¡qué suerte la mía!, a las 8.00.

Descubro con horror que saldrá a las 8.15. Y el juicio empieza a las 9.30.

Lo digo para los que nos ponen a caldo: no os sintáis solos, nosotros también nos jodemos por culpa de la pésima gestión de AENA. Y ya os digo que el 90% de los del puente no palmaron lo que voy a palmar yo en pasta por esta tontería. Y no me sobra, que llevo muchos meses sin cobrar como un controlador normal. Incluso sin cobrar.

Y mis daños morales no son quedarme sin vacaciones cuatro días, que me parece una putada para el que le haya tocado sin comerlo ni beberlo, sino diez semanas de baja, meses tomado somníferos y toda la ristra de expedientes y de coñazo infinito que ha venido detrás básicamente por intentar explicarle a la gente lo que está pasando de verdad.

Sigo.

Pongo a todos mis compis a mirar el tal avión. Me voy a los Juzgados con mi abogado atacada de los nervios.

Me dicen que el avión ha tomado a las 9.15. Le quedan al hombre por lo menos quince minutos hasta llegar a la puerta del aeropuerto. Si sale de allí a las 9.30 a las 9.45 está en el Juzgado, que es lo bonito que tienen los sitios pequeños.

Entramos en la sala.

Empezaré por decir que la arrogancia de los jueces raya en lo paranormal. ¿Es normal que ni te miren? ¿Qué se supone que soy yo? ¿Una silla más?

En las Facultades en las que estudian estos señores deberían poner clases de trato con el distinguido público, ésas que ya les dan a los médicos para que traten con un poco de delicadeza al personal.

Ir a un juicio no tiene maldita la gracia, y menos cuando hay cuestiones personales de por medio, que yo no estoy allí porque el vecino de al lado aparque delante de mi puerta, sino porque me han machacado el cuerpo y la cabeza durante un puto año entero y para mí no es ninguna broma.

Le decimos al juez que nuestro testigo ya está dentro de un taxi y que le quedan como mucho diez minutos para llegar...¡Y dice que sólo aceptará los testimonios de los presentes en ese momento!

Los tales presentes casualmente son: AENA con su perito y su abogado, la Mutua con su perito y su abogado, la Seguridad Social con su perito y su abogado, mi abogado y yo. Y mi testigo al otro lado de la puerta sin poder entrar ya.

Mi abogado pide las copias de las citaciones y ¡oh qué despiste!: no han convocado oficialmente a ninguno de mis testigos. Tenemos derecho en ese caso a que se aplace el juicio. Pues va a ser que sí.

Hasta febrero del año que viene ni más ni menos. Y la demanda es de septiembre del año pasado. Con un poco de suerte me he muerto antes del juicio y eso que nos ahorramos.

No deja de llamarme la atención que, dado que el fallo de no convocar a mis testigos ha sido del Juzgado, lo mínimo habría sido esperar diez minutos a que llegase el testigo que se ha dejado los huevos para venir aún sin haber sido convocado. Pues no.

Diréis que los jueces no tienen prejuicios contra los controladores...comprenderéis que me cueste mucho creerlo.

Y mientras se me iba un kilo la olla viendo toda esta historia os diré que me sentí exactamente como las personas que ves en las películas que dicen que no pueden ir a juicio porque se sienten incapaces de contarle a todo el mundo lo que les pasó.

Siempre he pensado que tenía que ser una putada inmensa, pero el otro directamente lo experimenté.

Porque me di cuenta de que para todos los allí presentes el asunto se circunscribía a una mera cuestión de pasta. Supongo que si gano yo alguien me tiene que devolver la parte de sueldo que no cobré. Y que es el chocolate del loro. Seguro que cuesta más enviarlos a todos ellos allí que lo que tuvieran que darme a mí.

Pero es que a mí la pasta me importa tres cojones, que ya os digo que de hecho me cuesta más el tal juicio que lo que pudieran darme.

Y de pronto empecé a alucinar imaginando a toda aquella peña opinando (como si yo no estuviera) sobre si yo estoy chalada por mi cuenta o me pega mi novio o mis padres son unos borrachos y por eso yo dejé de dormir y empecé a estrellar el coche contra todo lo que encontraba.

Todo ello mientras sigo controlando aviones cada día, que para esto sí valgo.

Porque para ellos lo que pasó no tiene nada que ver ni con curro, ni con turnos ni con estrés, sino que son cosas mías, que ya se sabe que las hormonas femeninas son un grandísimo misterio.

Y aún flipé más porque todos ellos han emitido sesudos informes sobre mi salud sin haberme visto jamás.

Sólo le pido a Dios de rodillas que todos y cada uno de los tipos que han inventado los turnos pero jamás los han hecho, el juez del otro día y los múltiples peritos, algún día se sienten en un Juzgado en exactamente la misma situación en la que me ví yo.

Creo que no es tanto pedir.

Acabo de leer las conclusiones del informe sobre el accidente de Spanair. La culpa es de los pilotos según dicen. Están muertos. No se les puede preguntar ni nos pueden explicar qué pasó, así que supongo que es lo más fácil.

Pero en aviación los accidentes jamás se producen por una única causa, así que a mí esta explicación me parece insuficiente e injusta. Existe una cadena de seguridad que tiene que fallar por muchos sitios antes de romperse.

Los pilotos últimamente sufren el "efecto pasta=prisas manda" igual que los demás. Y las compañías los someten a enormes presiones y también tienen descansos raquíticos. Les pasa lo mismo que a nosotros: tienes que asumir la misma responsabilidad pero en condiciones de mierda. Y sin rechistar.


"La presidenta de la Comisión explicó que los pilotos pudieron sufrir el síndrome de ’hurry up’, una posible prisa que les impidió ver con claridad los fallos, y que los mecánicos podrían haber visto afectados por el síndrome de "tunnel vision", lo que les impidió percatarse de que el problema principal estaba en los ’flats’ y ’slats’."

Estos síndromes están estrechamente relacionados con las condiciones del entorno.

En aviación lo que debe mandar es la seguridad, no la pasta porque acaban pasando cosas tan espantosas como ésta. Vamos bordeando el milagro cada día porque la probabilidad de un accidente es muy baja, sólo que tanto va al cántaro a la fuente que al final se rompe. Y el día que pasa es un horror.

Hay mucha gente moralmente responsable de este accidente.

Concretamente todos los que por acción u omisión permiten que el personal de aviación opere con  prisas, procedimientos irregulares, sobracargas de trabajo, sin descansar o en condiciones físicas lamentantables y con grado de estrés muy superior al ya de por sí normal en todas las operaciones.

Que cada cual se haga sus cuentas. No hace falta ir en la cabina del avión para ser responsable de un accidente. Ni muchísimo menos.

Aprovecho la ocasión para comentaros que probablemente a este blog le queden dos telediarios. 

"Cosas...de los expedientes" que dijo Juncal.

21 comentarios:

  1. En 1985 el alcalde de Jerez, Pedro Pacheco, denunció que la justicia española "es un cachondeo" cuando se decretó que se derribasen unas viviendas humildes y no la mansión de Bertín Osborne.

    Y "la justicia" le condenó por desacato.

    http://www.dalealplay.com/informaciondecontenido.php?con=240651

    Pedro Pacheco se quedó corto: la justicia española está contaminada, politizada y lastrada por intereses.

    Dice una maldición gitana" juicios tengas, y los ganes".

    ResponderEliminar
  2. A mí me gustaría más algo del estilo de:

    Juicios tengas, y ellos también

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo respecto al accidente de Barajas. Para que la culpa sea del muerto no necesitamos DGAC,AESA, CIAIAC ni CEANITA y mucho menos ministro de fomiento. Nos ahorramos un montón de pasta comprando un loro que repita: 'la culpa es del muerto'.

    Pero si los pilotos y mecánicos siguieron las indicaciones del manual ¿qué falló? ¿el manual? No, los señores que se encargan de que ese manual esté bien y entre ellos hay ingenieros de la DGAC=Fomento=Investigadores del accidente. No hace falta ser un lince pues está todo dicho por un accidente que ocurrió en 1987. Estos señores además tuvieron el aviso de un incidente igual de un MapJet en Lanzarote, pero como no hubo muertos ¿para qué hacer nada?. No han sido culpa de los pilotos ni de los mecánicos; pero culpamos al muerto.

    http://www.elpais.com/articulo/espana/EE/UU/confirma/Lanzarote/hubo/incidente/Barajas/elpepiesp/20090819elpepinac_7/Tes

    http://www.aviationtoday.com/manufacturers/boeing/NTSB-Urges-MD-80-Flaps-Safety-Check_34773.html

    ResponderEliminar
  4. De todas formas espero que aplazamiento a aplazamiento el que cambie sea el juez que te ha tocado por la misma casualidad por la que no se cita solo a los testigos de la defensa y un día sea él el que no se presente. Que también hay jueces muy serios; pero por aquello de la política... nunca nos tocan.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. A mi me mola: Juicios tengas y ellos también , tú los ganes y ellos no.

    ResponderEliminar
  6. Lo del pecunio me sorprende, en su día estuve imputado por homicidio involuntario (4 largos años) hasta que la bendita CIAIAC dijo su palabra y todo quedó en nada, las costas del abogado penalista que YO elegí me lo pagó el Sindicato.

    ResponderEliminar
  7. Pues sería una gran pérdida la desaparición de tu blog. Resulta ameno, divertido e incluso terapéutico leer tus ingeniosos comentarios a cerca de las perrerías que nos hacen cada día. Un abrazo y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  8. Querida Cristina:

    En Españistán la justicia y la verdad no son lo mismo, los fiscales responden ante quien responden, los jueces aplican las leyes como mejor les rota y recalco que aplicar la ley no es lo mismo que hacer Justicia, que es algo así como darle a cada uno lo que le corresponde.

    Enfrentarte a la administración de Españistán es peligroso, siempre perderemos ya sea legalmente, moralmente o económicamente. Utiliza nuestros impuestos contra nosotros en su beneficio.

    La democracia en Españistán en la práctica es muy similar al régimen anterior, sólo te queda el derecho al pataleo y que no se te ocurra hablar con ningún medio de comunicación, todos le "deben algo a alguien".

    En resumen, Españistán es una mezcla perfecta de mafiofascismo con la complicidad nauseabundamente borreguil de la mayoría de la sociedad. Entiendo que a este, tu blog, le queden dos telediarios.

    ¿Te vienes conmigo a Australia?

    P.D. Creo que el refrán completo es: "No te deseo nada malo, pero que entre médicos y abogados te veas..." (y yo como padre añado "y entre profesores también..."). Hasta cuando quieras, maja.

    ResponderEliminar
  9. Pues lamento el anuncio del final porque, no solo lo haces mejor cada día, además me he acostumbrado a abrir los ojos y respirar más hondo después de leerte. Un beso Cristina.

    ResponderEliminar
  10. Ánimo Cristina ! que eres la mas grande ! El viento no puede estar soplando siempre en la misma dirección. A ver si cambia y de paso se lleva a algunos.
    Espero que a tu blog le queden muchos telediarios, que mola un montón. Aunque no te lo parezca, das un montón de energía con tu forma de escribir y tomarte la vida.

    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
  11. Para ajuega:

    El Sindicato paga todos los demás abogados y ya les llega, que me quedan solamente cuatro juicios más.
    He de decir que se están portando divinamente conmigo. Al César lo que es del César.

    ResponderEliminar
  12. Querida Cristina, leído lo leído me voy a permitir ponerme tremendamente sentimental y voy a abrirte mi corazón, mis manos, mis ojos y mi boca para transmitirte cuanta energía positiva pueda (auque me la desgastan a diario, gracias a ti se me recicla)y cuanto apoyo moral esté legalmente permitido.
    Te admiro, te aprecio, te quiero sin conocerte por otras vias que este magnífico blog en el que desde el principio del ensañamiento nos vienes demostrando que se puede resistir sin someterse a la injusticia, a la prepotencia, a la indignidad y a la deshonra.
    Gracias por tu tiempo,por tu salud, por tu dedicación, por la esperanza que nos transmites en el esfuerzo y la combatividad contra el inhumano sistema que nos tratan de imponer.
    ¿Hay algo que una simple compañera desde estas remotas islas pueda hacer por ayudarte en esta sobrehumana tarea? Pide y se intentará.
    MIENTRAS, DÉJAME AL MENOS ENVIARTE UN ENORME ABRAZO, TAN ENORME QUE CUANDO TENGAS QUE ESTAR DELANTE DE ESE SER HUMANO QUE INDIGNAMENTE SE DISFRAZA DE JUEZ, NO VUELVAS A SENTIRTE SOLA. ESTOY, Y ESTAMOS, CONTIGO.
    Fuerza y valor hasta la victoria, compañera, amiga, hermana.

    ResponderEliminar
  13. No consientas que puedan contigo (ni con tu Blog),por cierto.....¿y si haces un recopilatorio de lo publicado hasta ahora y editas un libro?. Te aseguro que sería un best-seller ( y por eso no te pueden abrir expedientes,¿o sí?, en cualquier caso, si fuera un best-seller, con el expediente se podían hacer un rulito y metérselo por el orto).
    Compañera, en cuanto pague la hipoteca ....¡me piro a New Zealand!, así que si no te apetece Australia...¡ en Nueva Zelanda tambien serás bienvenida !.
    Um besote,guapa.
    PD
    ¿No puedes recusar a ese juez tan "imparcial"?

    ResponderEliminar
  14. Bueno.. empiezo por decirte que si no quieres publicar este mensaje me parece bien.. yo no quiero perjudicar a nadie..y menos a ti..Ese Juez que ni te mira a la cara pertenece a la casta de "los bien pagaos" además con el poder supremo de empapelarte y jugar con la libertad de las personas.. errores judiciales hay a patadas.. nadie cree en la justicia y mucho menos dicen "hay que ver con la pasta que gana este tío y que metedura de pata ha tenido" Es algo asumido por la peña que la justicia no funciona...Yo misma tengo en los juzgados un tema menor que lleva 5 años y tres suspensiones de juicio por errores .. Imagínate que el retraso de un avión supusiera 5 meses ... No aguantan ni una hora!!!. El Juez instructor del 11M Gómez Bermúdez ....por medio de su señora esposa público un libro contando interioridades que nunca debieron salir a la luz... sobre el juicio por el atentado mas sangriento de Europa y sigue juzgando... sin embargo tu no puedes escribir un blog en tu tiempo libre que solo informa de la situación caótica de los gestores inútiles que tiene esta empresa... interesante para todos entre otras cosas y hasta hoy la empresa es de todos y es un servicio público de primera necesidad...Esto es justicia.. según parece.. Se ponen reclamaciones porque tu vuelo no sale en hora cuando, seguramente un gran porcentaje de los que protestan tienen casos en los juzgados desde hace años, pero eso lo dan por bueno, ya que la justicia no funciona y mucho cuidado con cabrear al juez.. que te tiene cogido por los cj..

    ResponderEliminar
  15. "Quien le echa un pulso al gobierno, pierde"
    O sea, da igual que te asista la verdad, la razón, y que puedas demostrarlo, vas a perder.
    Insignes palabras pronunciadas por todo un socialista.....

    ResponderEliminar
  16. Que tal Cris?
    Un abrazo muy fuerte. Entiendo tu hartazgo y que quieras cerrar el blog. Yo hice lo propio y me refugié en el tuyo.
    Eres un ejemplo para todos nosotros.

    ResponderEliminar
  17. Duque cariño,

    Si cierro el blog no será porque yo quiero, sino porque si no lo hago me despiden.

    Cuando tenga en la mano la resolución del tercer expediente os cuento si sigo o paro.

    Evidentemente si me despiden no sólo sigo, sino que lo multiplico por mil. Es lo bonito que tiene que te dejen mucho tiempo con un ordenador delante ;-)

    ResponderEliminar
  18. María,

    A la juez habría que...en fin.

    Nueva Zelanda es el país más bonito del mundo mundial. No tienes mal gusto tú.

    ResponderEliminar
  19. Y por cierto, el blog es gratis pa todo el que lo quiera.

    Hay programitas muy simpáticos en Intennés que te permiten bajarlo entero si te mola y yo no cobro canon :-)

    ResponderEliminar
  20. Hola Cris,

    la justicia es una mierda. Yo tuve un juicio con una empresa que se negó a pagarme el finiquito tras un ere (a mi y a otro 10% de la plantilla pq formábamos parte del equipo directivo, como si fueramos unos apestados). A la jueza se le olvidó citarles, así que no aparecieron, lo normal. Y ganaron sin ni siquiera pisar el juzado. Mi abogado no daba crédito. Recurrimos, y nos tocó la misma jueza otra vez, que esta vez tampoco citó a nadie. Y cómo iba a contradecir ella su propia sentencia anterior. Desde entonces, sólo espero que la justicia no vuelva a cruzarse jamás en mi vida, pq su función (la de verdad) es tocar arbitrariamente los cojones al personal.

    ResponderEliminar