martes, 7 de junio de 2011

A mi también me preocupa la seguridad...cada vez más



Dijimos que lo de las tasas era un tongo. Mentíamos, pero ahora lo dicen las compañías...porque es verdad.

Dijimos que se había llevado a AENA al desastre debido a la construcción de aeropuertos desmedidos e inútiles. Mentíamos, pero ahora los véis con fotos en los periódicos...porque es verdad.

Dijimos que no éramos suficientes. Mentíamos, pero ahora lo reconocen los propios gestores de AENA...porque es verdad.

Dijimos que estábamos agotados, que los turnos eran salvajes. Mentíamos, pero en Estados Unidos se debate sobre la fatiga de los controladores que se duermen por las esquinas...porque es verdad.

Dijimos que la gestión era un desastre. Mentiamos, pero ahora hay un laudo que le permite a AENA hacer y deshacer a su antojo...y Europa pide explicaciones de por qué todo sigue igual...porque es verdad.

Dijimos que había aumentado de manera alarmante el número de incidentes. Mentíamos, pero ahora lo dice Eurocontrol con datos y se piden explicaciones en el Parlamento. 47 cuasicolisiones en 2010 no es ninguna broma...porque es verdad.

Hace tiempo que nos preocupa la seguridad...y le pido a Dios de rodillas equivocarme esta vez...


Cuando viajo en avión.

por Antonio Maestre

Cuando lo hago, quiero que el Piloto esté descansado y preparado, que el avión haya pasado todas las medidas de seguridad pertinentes, y si, quiero que el Controlador sea feliz, que esté contento en su trabajo, que no tenga stress y que tenga a su lado los ayudantes necesarios para que realice su labor como es debido y yo pueda llegar tranquilamente a mi destino.

Cierto es que no es que me agrade mucho viajar en avión, me tensa, e igual pido demasiado cada vez que tomo un vuelo. Puede que todos aquellos que lincharon en tropel a un colectivo en el puente de diciembre sean más laxos en cuanto a sus exigencias en seguridad que yo. Puede ser.

Ese puente de diciembre me costó asumir la historia que nos contó José Blanco y el Gobierno al respecto del conflicto con los controladores, constaté que mucho era mentira, e incluso me llevó a realizar el proyecto fin de master sobre el tratamiento informativo que se dio al caso, reafirmándome aún más en mis conclusiones.

Aquel puente de diciembre los villanos que la sociedad estigmatizó tenían una serie de reivindicaciones que en ningún caso incluían lo relacionado con el sueldo, circunstancia que para algunos es la única importante, esas reivindicaciones fueron rechazadas por el Gobierno, ni siquiera expresadas por los medios y por supuesto tampoco por la opinión pública.

Los controladores alertaron que las horas de trabajo dictadas por ley en el convenio de Febrero de 2010 se agotaban, se les acababan y por prohibición expresa de la ley de Seguridad aérea no podían realizar más. Es decir, faltaban controladores aéreos, no son suficientes.

Esa reivindicación que el Gobierno censuró, los medios obviaron y muchos de nosotros no conocíamos, se está haciendo evidente 6 meses después.

Aena reconoce en documentos internos que faltan controladores, indica que si no se quiere trasladar a la opinión pública la realidad de la situación se les verá el plumero.

Los retrasos que se están produciendo cada vez más son un claro indicador de que esto ya ha trascendido a la opinión pública, pero hay que querer verlo.

En ese mismo documento de AENA se dice que hay pocas medidas a tomar que no se hayan tomado ya, y asoma un termino terrorífico.

Esta sentencia del texto “En el caso de Madrid, la dotación de noches «ya es de por sí la mínima que se podría dotar con un modo de operación unipersonal”. es la que incluye el concepto dramático de lo que entre todos hemos contribuido a crear. La Monoposición.


Unidad de Control Sacta.

La Monoposición no es más que reducir el trabajo de dos personas en una sola, algo muy habitual en las empresas de este país, pero dramático cuando hablamos de puestos de los que dependen miles de vidas a la hora.

Todos nos escandalizamos cuando el jefazo de Ryanair propuso eliminar el copiloto y enseñar a las azafatas a aterrizar en caso de emergencia, pero asistimos impasibles a como el puesto de control del tránsito aéreo diseñado para dos personas ya es utilizado por una sola persona en la noche de Madrid, y en breve será extendido a otras franjas horarias. ¿Puede que no sea tan grave? se puede pensar, sólo hay que prestar más atención al trabajo.

En este video se explica lo que ocurrió en el Lago Constanza gracias a la monoposición.


Puede que esto sea lo que nos espera en España, más accidentes como el de Spanair. A la espera de que eso ocurra, Eurocontrol ha revelado en un informe que el año pasado se producieron 47 Cuasicolisiones en España por ninguna en el Reino Unido, es solo cuestión de tiempo que quitemos el prefijo a ese concepto.

Pero nosotros a lo nuestro, fijémonos en lo privilegiados que son este colectivo que cobra 300.000 euros al año. Aunque eso, también sea mentira.


http://antoniomaestre.wordpress.com/2011/06/07/cuando-viajo-en-avion/

1 comentario:

  1. Por partes, lo del lago Constanza fue una tragedia que cumple al pié de la letra con la teoría de los agujeros del queso en la seguridad aérea, se juntó todo, monoposición, problemas en las comunicaciones, no hacer caso (debido a las indicaciones del controlador estresado) del TCAS...

    Cristina, espero por tu madre, por la mia y por la Virgen María que te equivoques, pero si por pura estadística hay mas vuelos, habrá mas accidentes, y si le sumas la quasi criminal irresponsabilidad de algún ente de navegación aérea por aquí cercano... pos vamos apañaos, glubs.

    Si estamos bajo una férula casi fascista, demos por hecho cualquier intento de manipulación y ocultación de la verdad o la información a la ciudadanía, espero que los que vengan detrás no repitan, pero me acuerdo de un "pio" ministro de otro color, que un día de huelga general, muy ufano con su periódico bajo el brazo dijo que no pasaba nada...

    Vamos, que me exilio a Islandia :-(.

    ResponderEliminar