miércoles, 4 de mayo de 2011

Se me saltan las lágrimas, lo ha dicho un Juez...



“La ley 9/2010 no le encomienda a **** (empresa de la que omitimos el nombre) la facultad exorbitante de fijar por si sola los periodos de disfrute de las vacaciones, ni a prescindir de los requisitos generales establecidos en el art. 38,2 y 3 de LET”. Igualmente considera que “los principios de seguridad, continuidad, eficacia y sostenibilidad no pueden erigirse en el “bálsamo de fierabrás” para justificar tropelías, negligencia e improvisación en la gestión del servicio."

Exorbitante: excesivo, fuera de la medida normal.

Bálsamo de Fierabrás: es una poción mágica capaz de curar todas las dolencias del cuerpo humano que forma parte de las leyendas del ciclo carolingio.

Según la leyenda épica, cuando el rey Balán y su hijo Fierabrás conquistaron Roma, robaron en dos barriles los restos del bálsamo con que fue embalsamado el cuerpo de Jesucristo, que tenía el poder de curar las heridas a quien lo bebía.

En el capítulo X del primer volumen de Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes, después de una de sus numerosas palizas, Don Quijote menciona a Sancho Panza que él conoce la receta del bálsamo.

En el capítulo XVII, Don Quijote instruye a Sancho que los ingredientes son aceite, vino, sal y romero.

El caballero los hierve y bendice con ochenta padrenuestros, ochenta avemarías, ochenta salves y ochenta credos.

Al beberlo, Don Quijote padece vómitos y sudores, y se siente curado después de dormir.

Sin embargo, para Sancho tiene un efecto laxante, justificado por El Quijote por no ser caballero andante.

1 comentario:

  1. Lo desgraciado es que sobre el mismo asunto, la imposición de turnos de vacaciones, haya juzgados que hayan sentenciado a favor de los controladores y otros en contra.

    ResponderEliminar