jueves, 28 de abril de 2011

Despiporre en Ciudad Real




El otro día había preparado esta bonita entrada, sólo que no tuve tiempo de ponerla. Allá va.

Os juro que esto ya es de traca. Voy a poner la misma noticia según diferentes periódicos. 

La cosa va de un controlador maléfico que no quiso quedarse en el aeropuerto de Ciudad Real para que un avión pudiese aterrizar y acabaron todos los pasajeros en Barcelona con un cabreo mayúsculo.

En la prensa dicen que el controlador era malérrimo y según los pasajeros lo que se les dijo es que el aeropuerto estaba cerrado.

Luego había un señor que además era listo y sabía utilizar el móvil, con lo que averiguó que el aeropuerto sí estaba abierto, o sea que la compañía era la mala.

Después resulta que hay un grupo de pasajeros que se han quedado tirados en Ciudad Real, y casualmente son los que esperaban al avión que ya llegó con retraso.

Lo que no me acaba de cuadrar es el tema de las horas, veamos...

El aeropuerto de Ciudad Real cierra a las 23 horas. Si el avión sale de París a las 1940 y tarda dos horas, quiere decir que llega a Ciudad Real a las 2140, con lo que el controlador aún está de servicio, luego no procede que se lleven al personal a Barcelona ni que se quejen de si hace horas extras o no porque no es necesario.

Si la compañía espabila y no se mata limpiando el avión y teniendo en cuenta que probablemente a esas horas en todo el aeropuerto no hubiese ningún otro avión, yo diría que en una horita y cuarto pueden desembarcar el pasaje, embarcar a los siguientes y largarse como muy tarde a las 23 horas. 

Y ya me extraña que con todo listo el controlador diga que no se queda cinco minutos más. Otra cosa es que le pidan dos horas, a él, a los bomberos y al personal del aeropuerto, que ya no sé cómo decir que en estas lides hay mucha más gente implicada. 

Os recuerdo que sin ir más lejos si no hay bomberos no se mueve ni medio avión por mucho controlador que haya. Y si algún día por una avería  o por lo que sea se incendia el motor de vuestro avión lo agradeceréis.

Que parece que a los periodistas les dejan el Carrefour abierto toda la noche para que hagan sus compras el día que pillan atasco. ¿O es que el curro del personal de los aeropuertos no tiene límite? Que hagan el aeropuerto H24 y a correr.

Juzgad vosotros mismos, pero yo diría que vale ya de chorradas con los controladores, coño. Si la compañía se retrasa o no quiere dejar el avión fuera de la base, que se busque la vida y que nos dejen a nosotros en paz de una vez.

Y digo esto después de comerme ayer un bonito embarque de dos horas y media, que no he visto nada igual en mi vida. Obviamente el avión salió con todo el retraso del mundo y no por culpa del controlador, sino de que a quien le toque no le da la gana de poner más personal en los mostradores.

Y de ver cada día durante años cuatro aviones que llegan a Menorca a las 0645 cuando el aeropuerto abre a las 0700 y lo saben perfectamente. Y no por culpa del controlador, que está en su puesto a las 0630, sino porque falta el resto del personal y el aeropuerto no se abre hasta que llegan todos. 

No deja de llamarme la atención el sensacionalismo con el que se escriben las noticias hoy en día ni la querencia que tienen los periodistas por detalles como que había ancianos y niños en el avión. No entiendo por qué no ponen también mujeres, que normalmente vamos en el mismo pack de seres  indefensos. Incluso algun pasajero de color para que el evento también tenga unos deleznables tintes racistas, que supongo que con el maltrato infantil y senil no es suficiente.

Y por cierto, alabo el buen criterio de los pasajeros montando un motín, que a lo tonto todos los marrones les caen a ellos y no tienen la culpa de nada.

Allá van las noticias...


Motín en un vuelo con destino a Ciudad Real procedente de París

El avión aterrizó en Madrid después de que los pasajeros se negasen a ir a Barcelona cuando la compañía Vueling les informó de que el aeropuerto de Ciudad Real estaba cerrado.

Un avión de Vueling que hacía el trayecto París-Ciudad Real decidió cambiar su ruta con el consecuente amotinamiento de los 150 pasajeros que viajaban en él, según informa el Diario de Castilla la Mancha.
      
El vuelo salió con retraso y durante el viaje la compañía aérea informó de que no podían aterrizar en el aeropuerto de Ciudad Real por estar cerrado, por lo que se dirigían a El Prat.

Sin embargo, una vez en Barcelona los viajantes se negaron a bajar de la nave, por lo que Vueling se vio obligada a llevar al centenar y medio de pasajeros a Madrid, para luego ser trasladados en autobus hasta su destino.

Mientras, en el aeropuerto de Ciudad Real, más de noventa personas esperaban la llegada de ese mismo avión para dirigirse de vuelta a París.

Según las fuentes, el controlador aéreo de la ciudad castellano-manchega estaba a punto de finalizar su jornada, pero iba a permitir el aterrizaje del vuelo YV2000, aunque no la posterior salida rumbo a la capital francesa.

http://www.lavozdegalicia.es/espana/2011/04/24/00031303674388691213802.htm

El pasaje de un avión se amotina para no hacer noche en Barcelona

El retraso del vuelo motivó que su llegada a Ciudad Real se produjera fuera del horario de trabajo del controlador aéreo

Los 150 pasajeros que en la noche del sábado tomaron el último vuelo de la compañía Vueling entre París y Ciudad Real se amotinaron en el aparato para llegar a su destino después de que el personal del avión les comunicara que su viaje finalizaría en el aeropuerto de El Prat, de Barcelona, y no en la ciudad manchega.

Por si esto fuera poco y según afirman, no se les ofreció alternativa alguna de transporte ni un hotel en el que pasar la noche. Su acción incluso obligó a la Guardia Civil a intervenir como mediadora con la compañía aérea cuando la aeronave aterrizó en El Prat y los pasajeros se negaron a abandonar el avión.

Viaje en autobús

El origen del problema fue el retraso de casi media hora con el que el avión despegó del aeropuerto de la capital francesa, lo que implicaba que llegarían al aeropuerto de Ciudad Real fuera del horario laboral del controlador de esta instalación.

Este se negó a realizar horas extras y decidió cumplir su jornada a rajatabla. Mientras, en el aeropuerto de Ciudad Real esperaban pacientemente otros 97 pasajeros que tenían previsto tomar el mismo avión en su viaje de regreso a Barcelona.

Al final, el motín de los 150 viajeros procedentes de París obligó a Vueling a cambiar de planes y a trasladarlos desde Barcelona a Madrid en otro avión para continuar el viaje hasta Ciudad Real en autobús. 

En cuanto a los 97 pasajeros que aguardaban en el aeropuerto de Ciudad Real para desplazarse a Barcelona, tuvieron que ser trasladados a la capital de España también en autobús para coger otro vuelo en Barajas con destino a la capital catalana.

«La situación que vivimos fue muy rara porque cuando la azafata nos comunicó que el viaje acababa en Barcelona pensábamos que había otro problema que no nos querían comunicar», indicó ayer Pedro Martínez, uno de los pasajeros amotinados. En cuanto a la compañía aérea, su servicio de atención al cliente se limitó a apuntar que el incidente con los pasajeros había sido un «problema puntual».

http://www.laverdad.es/murcia/v/20110425/espana/pasaje-avion-amotina-para-20110425.htm

100 PERSONAS PERMANECIERON EN EL AVIÓN HASTA ALCANZAR UN ACUERDO
 
Vueling cancela un vuelo París-Ciudad Real a mitad de trayecto y se desentiende del pasaje
 
19:10 horas de este sábado. Aeropuerto Charles de Gaulle de París. A esta hora, un avión de Vueling debería estar despegando rumbo al aeropuerto de Ciudad Real para estar allí a las 21:15 horas, pero se produce un retraso en la salida, que no se efectúa hasta las 19:40 horas. Superado el incidente del retraso, el avión toma rumbo a Ciudad Real.

Pero los problemas no acaban ahí. A mitad de camino, el comandante anuncia a los viajeros que el aeropuerto de Ciudad Real está cerrado y que la compañía Vueling ha decidido desviar el vuelo hacia Barcelona, ante el evidente cabreo de los pasajeros, que no dan crédito.

Las razones de esta cancelación y este cambio de planes en principio son algo difusas, pero parecen medianamente claras: el avión que debía llegar a Ciudad Real a las 21:15 -con el código YV2000- debía despegar desde Ciudad Real rumbo a Barcelona a las 21:45. 

No obstante, el Aeropuerto de Ciudad Real es del tipo H16 (operativo 16 horas al día) y cierra a las 23 horas, con lo que, teniendo en cuenta el retraso que llevaba el vuelo, el trayecto de Ciudad Real a Barcelona no podría haberse realizado.

Según varios de los pasajeros, “Vueling tenía que tener el avión esa noche en Barcelona, no le compensaba tenerlo parado en Ciudad Real”. De este modo, no sólo los cerca de 100 viajeros de París a Ciudad Real se quedaron sin completar su vuelo; tampoco lo hicieron los pasajeros de Ciudad Real a Barcelona, que se quedaron en tierra, ya que no tenía avión en el que volar.

Los pasajeros, atrincherados en el avión

Ni que decir tiene que este cambio de planes y de trayecto no hizo ninguna gracia a los pasajeros, que, a su llegada a Barcelona, se negaron a bajar del avión. “No nos han ofrecido un hotel para pasar la noche, ni un billete para ir mañana [por este domingo] a Ciudad Real en avión ni en AVE, así que de aquí no nos movemos”, nos aseguraba Patricia Cezón, una de las pasajeras.

Entre los ocupantes también estaba el ciudadrealeño Carlos Espinosa, que a través de su cuenta de Twitter contaba la evolución de la situación e insistía en que el aeropuerto de Ciudad Real no estaba cerrado y que el cambio de rumbo era responsabilidad únicamente de Vueling: “El aeropuerto de Ciudad Real sigue abierto con normalidad, el vuelo ha sido redirigido por motivos comerciales (…) El vuelo estaba amañado, el destino era Barcelona y no Ciudad Real”.

El propio Carlos anunciaba el cabreo de los pasajeros con Vueling y su negativa a abandonar el avión sin asegurarse ciertas condiciones: “Boicot en el avión. Ya hay gente tirada en el aeropuerto de BCN. No nos movemos hasta que no firmemos condiciones dignas (…) Vueling dice que no nos paga nada (…) Esperando la solución que Vueling nos propone. Como no la aceptemos nos han avisado que nos sacan a la fuerza”. De hecho, la Guardia Civil se personó en el avión e intentó mediar entre la compañía y los pasajeros.

Al final, la propia mediación de la Guardia Civil fue la que consiguió que los pasajeros llegasen a un acuerdo con Vueling, que los trasladará a Ciudad Real este domingo.

http://www.elconfidencial.com/en-exclusiva/2011/vueling-cancela-vuelo-parisciudad-mitad-trayecto-20110424-77837.html
 
El motín se originó al negarse un controlador a prolongar su jornada

El amotinamiento de los 95 pasajeros de un vuelo que unía París y Ciudad Real operado por Vueling y que fue derivado a Barcelona este sábado, se debió a la negativa de la compañía a viajar hasta la capital ciudarrealeña porque el Aeropuerto Central no contaba con los servicios de control aéreo.

Según explicó el director del aeródromo, Escolástico González, el controlador que realizaba su actividad en este complejo aeroportuario decidió no prolongar su jornada laboral “porque dijo que su convenio no le permitía hacer horas extras”, aunque el contrato que mantiene el Central con AENA prevé -de manera optativa- alargar el horario laboral previsto en casos “de aviones en vuelo o programados”.

De esta manera, Vueling optó por derivar el vuelo a Barcelona porque, si hubiera llegado a Ciudad Real, la aeronave tendría que haber pernoctado en esta ciudad y a la compañía “le descuadraba su actividad”.

Los hechos se iniciaron cuando el avión partió con más de media hora de retraso del aeropuerto parisino Charles de Gaulle (sobre las 19,45 en vez a las 19,10 horas) para llegar a Ciudad Real unas dos horas después.

Según varios pasajeros consultados por este diario, en pleno vuelo el pasaje fue advertido de que Vueling iba a desviar a Barcelona la aeronave porque “estaba cerrado el aeropuerto de Ciudad Real y no podía volver a Barcelona en otro vuelo con 97 pasajeros”.

Rubén Ballester, uno de los afectados, indicó que tras llegar a la capital catalana sobre las 21,30 el cerca del centenar de pasajeros decidió no bajar del avión hasta “que no nos garantizaran una salida”.

Asimismo, denunció “el trato por parte del personal de la compañía”, sobre todo del comandante “que fue un maleducado y un impresentable”.

En este sentido, Carlos Espinosa, otro de los miembros del pasaje, comentó en su foro de Twitter que “una de las cosas que más rabia nos ha dado es el desprecio con el que el comandante nos quería despachar con mentiras y menosprecio”.

Al final, tras más de tres horas de amotinamiento y con la ayuda de miembros de la Guardia Civil y del jefe de seguridad del aeropuerto de El Prat, los pasajeros consiguieron que al filo de la 1,30 horas la compañía habilitara un vuelo hasta Madrid, desde donde fueron trasladados a Ciudad Real en autobuses. 

Así, los viajeros, entre los que se encontraban niños y personas mayores provenientes de la provincia de Ciudad Real y de otras como Toledo o Jaén, llegaron a su destino a las 6,30 de la madrugada de ayer, nueve horas más tarde del horario previsto.

“La compañía no decía nada, pero los agentes nos ayudaron y nos apoyaban en que defendiéramos nuestros derechos”, relató Ballester a Lanza.

Otra de las pasajeras, Patricia Cezón, confirmó esta versión en declaraciones a Europa Press, y dijo que, aunque no hubo una gran tensión, "la negativa de los viajeros a dejar el avión, hizo que la compañía requiriera de la presencia de la Guardia Civil, que en ningún momento hizo gestos de desalojo".

Por su parte, las 97 personas que iban a viajar a Barcelona fueron fletadas en dos autobuses hasta Madrid alrededor de las 11,30 de la noche, desde donde fueron ubicados en otros vuelos hasta Barcelona.

Reclamaciones

De otro lado, Cezón anunció que el pasaje planteará una reclamación a Vueling, que gestiona la ruta Ciudad Real-París dos veces en semana en vuelos de ida y vuelta. Al parecer, una de las posibilidades que se estudiará en los próximos días será la de llevar a cabo alguna reclamación como consumidores para que, al menos, "se les pueda devolver el dinero del pasaje a los cerca de 100 ocupantes del avión".

http://www.lanzadigital.com/actualidad/el_motin_se_origino_al_negarse_un_controlador_a_prolongar_su_jornada-21116.html

7 comentarios:

  1. Lo de la prensa ha llegado ya un límite en el cual hasta el mas tonto empieza a preguntarse si no habrá algo raro en este país...

    ResponderEliminar
  2. 1º Si alguien, todavia, se cree a pies juntillas lo que suelta la prensa, o es imbecil irremediable, o le gusta que se le meen en la oreja.

    2º Teniendo en cuenta que es una compañia de low cost, y ya sabemos lo que pasa siempre con esas compañias, no se de que se quejan los bultos con patas que iban en la lata esa.

    En fin, que ultimamente ya no saben que noticia poner, pero que tenga un controlador en medio, dentro de poco os acusaran de ayudar a gadafi o alguna gilipollez por el estilo.

    ResponderEliminar
  3. Hombre Tony, por muy low cost que sea se les ha ido la mano y la gente no tiene la culpa. Vale que aceptan llevar poco equipaje, la tarjeta de embarque entre los dientes y la coca cola y el periódico bebida y leído de casa, pero que ni lleguen a su destino es demasiado.
    Y que siempre haya por medio un controlador para desviar la atención ya es para descojonarse.
    Y tienes razón, matamos a Manolete y nos quedamos cortos.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto al loro con la facturación por internet de esta gente. El personal está llegando a las puertas de embarque con la tarjeta impresa para encontrarse con que no los han facturado por algún problema en la página, y si el vuelo está lleno se quedan en tierra.

    ResponderEliminar
  5. Bueno Cris, llegados a este punto el que no entiende es o porque no le interesa o porque no quiere...las quejas al gestor... que ya está bien... tenía un comentario escrito explicando una serie de cosas, pero, por misterios de la informática no ha entrado... pero es más de lo mismo. Este caso concreto es de un aeropuerto denominado de "gestión privada"... pues eso.. Aena aquí ni pincha ni corta... y cuando pase en un aeropuerto público, pues también las quejas al gestor o a la compañía.. que los trabajadores demasiado hacen teniendo un trabajo mal remunerado y estando a disposición de la empresa los 365 días del año las 24 horas, que es un trabajo, no un sacerdocio. A los que pueden poner reclamaciones, mi enhorabuena.... yo no puedo ni tengo tiempo para viajar ni dinero y encima estoy financiando los vuelos de Ryanair por medio de la diputación a los que viajan. Mientras que "Madrid" como dicen en RRHH esté tomado por jefecillos y jefecillas que se pasan el convenio por el arco del triunfo, humillan y amenazan al personal, mal vamos y demasiado bien salen las cosas para la improvisación y la pésima gestión de estos que por un puestecito se están cargando a una empresa rentable llevándola a la más absoluta ruina. Ruina que pagamos todos. Lo dicho Cris.. que suscribo lo que dices.

    ResponderEliminar
  6. La prensa moderna nació como herramienta de poder, es notorio. Aún así, el periodista siempre ha tenido la opción de aplicar su criterio, de modo que, satisfaciendo a su amo en aquello especialmente crítico, en el trabajo cotidiano la profesionalidad fuera indiscutible...

    Hoy día se confunden opinión, desinformación, apatía o falta de medios en un amasijo de datos que valen menos que nada. Esto es, sin prensa vivimos mejor. Ya nos informamos los ciudadanos unos a otros a través de la red con muchísima más objetividad y valor de la información.

    Dónde quedó la deontología del periodista??

    ResponderEliminar
  7. Hola Cristina, enhorabuena por el blog. Llevo leyendo desde la crisis de Diciembre de 2010, y la verdad es que es estupendo. Actualmente lo unico que piloto es mi simulador Cessna, al que lo único que le falta es tener plataforma movil, por lo demás perfecto.

    Te cuento mi caso. Yo volaba desde Albacete (LEAB) hasta Barclona (LEBL), cuando llevabamos una hora esperando el vuelo nos dicen que el avión no ha podido llegar a su destino por problemas técnicos y que nos proponen laopción de ir en taxi hasta Alicante y al dia siguiente temprano nos llevan a Barcelona en avion desde Alicante (LEAL). En un principio aceptamos y empiezan a llegar vehiculos para nuestro desplazamiento, en eso que hablando con el conductor nos dice, que esto no es la primera vez que pasa que esta semana ya lleva 2 viajes y con el nuestro 3 y que es lo que pasa cuando el avión no lleva mucha gente, que por lo visto a la compañia no le sale rentable el vuelo y que prefiere pagar los taxis y darnos sitio en otro vuelo que este completo desde Alicante.
    Acto seguido y antes de salir de Albacete le dije que ya si eso me quedaba en Albacete y ya miraba yo la forma de llegar a Barcelona, (No era ningún viaje de trabajo).

    En fin que ya ves como esta el patio, que te voy a contar que no sepas, jajaja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar