viernes, 15 de abril de 2011

Cosas que te pasan si eres controlador


Resulta que han condenado a El País a rectificar una información que publicó sobre Garzón:

"...El diario El País ha sido condenado a rectificar parcialmente una información "inexacta" sobre Baltasar Garzón y los fondos que éste recaudó para financiar su estancia académica en Nueva York entre 2005 y 2006. El diario de Prisa deberá publicar la rectificación en primera página, con "relevancia semejante" a la que tuvo la noticia original y "sin comentarios ni apostillas", según reza la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 11 de Murcia a la que ha tenido acceso El Confidencial..."

Todavía recuerdo cuando El InMundo publicó en la portada que los controladores de Barajas estaban de resaca y por eso hubo que cerrar dos pistas.

El juez también dijo que la rectificación debería hacerse en un espacio de igual relevancia...de modo que conseguimos un párrafo diminuto en la página 33.

Siento curiosidad por ver si a este hombre le hacen lo mismo.

Le acaban de denegar a un compañero en los tribunales la reducción de jornada que pedía porque ahora hay una cosa acojonante que es proveer el servicio de control caiga quien caiga.

Dado que seguimos siendo los mismos de antes, o sea, POCOS, os podéis imaginar que esto es un coladero de despiporres como un piano de cola, que por definición no va a haber reducción de jornada ni permisos ni hostias para nadie.

¿Para qué me cascan un laudo, que ya de por sí es una mierda porque hay que encajarlo en algo así como veinte leyes por el morro, si encima le damos a AENA la excusa perfecta para que se lo salte a todas horas?

O sea, que estamos exactamente igual que al principio diría yo. 

Y los controladores se caen de sueño por las esquinas en USA y aquí también, y allí han aumentado los incidentes un 51% y aquí ni os lo cuento, pero lo importante es la provisión del servicio...hasta que se caiga un avión.

El caso es que fulanito, que no es controlador ha tenido más suerte:

El Tribunal Constitucional ha dado la razón a un padre de familia que solicitó recurso de amparo por habérsele negado un cambio de horario en su trabajo para poder ocuparse de sus hijos y conciliar su vida familiar y laboral.

El Alto Tribunal reconoce el derecho fundamental del afectado a la no discriminación por razón de sus circunstancias familiares, incompatible con el artículo 14 de la Constitución Española. Dicho artículo dictamina que los españoles son iguales ante la ley, "sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, sexo, religión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

Este último párrafo me ha emocionado, sí señor. Porque todos son iguales ante la ley menos nosotros.

Supongo que siempre tiene que haber un excepción que confirme la regla.

http://www.elconfidencial.com/en-exclusiva/2011/garzon-el-pais-gurtel-rectificacion-20110415-77496.html 

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/15/espana/1302858204.html

1 comentario:

  1. me encanta cómo cuentas las cosas, aunque a algunos les de dolor de muelas que narres la verdad.

    ResponderEliminar