lunes, 24 de enero de 2011

El estrés del controlador: me he enamorado


Por fin encuentro a un caballero capaz de explicar cómo funciona lo del estrés del controlador.

Quiero matrimoño. Gracias Señor porque por cada troll me mandas un montón de gente lista.

Os recomiendo su blog porque está muy bien y tiene información pero que muy interesante. Yo ya me he hecho fan:

http://vuelasinmiedo.es/el-controlador-aereo/la-palabra-de-un-controlador-de-transito-aereo/#comment-236

La palabra de un Controlador de Tránsito Aéreo

 ‘Vamos a acabar empotrando un avión’


“Desde febrero han aumentado una barbaridad el número de incidentes”, asegura mientras echa la culpa “a la salvajada” de los nuevos turnos que se les impuso entonces “por decretazo”. Cristina es Controlador de Tránsito, y publica estas y otras experiencias y opiniones en su blog.

Nos  cuenta que la situación de su sector “es insostenible”, que no pueden seguir “trabajando hasta el infinito” y denuncia el estado lamentable de algunos de sus compañeros, que durante los últimos meses han tenido que ser “sacados en ambulancia” de los centros de control debido al estrés y al extremo cansancio.

“Me obligaron a trabajar doscientas horas al mes a turnos de mañana, tarde y noche. Y para el subnormal que dice que trabajo como todo el mundo 40 horas a la semana, eso son 160. O sea, que yo trabajo el equivalente a cinco semanas en un mes de cuatro, cuando por ser trabajo a turnos debería currar bastante menos.”

De cara a estas declaraciones, y luego de haber leído los pormenores de este largo conflicto – sin resolver – y los porqué de los reclamos de los Controladores de Tránsito  Aéreo, pues creí adecuado publicarlo en este blog, dado que esta situación no solo puede perjudicar a quienes de por sí ya tienen miedo a volar, sino a todos los que usamos el medio aéreo para desplazarnos con rapidez y seguridad.

En el sistema aeronáutico, dos son los colectivos que corren con la mayor carga de tensión, los controladores aéreos y los pilotos. En ambos casos, en solo una hora de trabajo pueden ser responsables de mucho más dinero y vidas que una persona media durante el curso de toda su vida. Pero, a diferencia de los controladores, los pilotos no estamos expuestos a tantos y tan elevados periodos de tensión física y mental.

El estrés es un aspecto relevante en casi todos los aspectos de nuestra vida, pero sobre todo en nuestros trabajos. 

Dentro de ciertos límites, y en condiciones normales, el estrés  incrementa nuestro estado de vigilancia y atención, mejorando así nuestro rendimiento y adaptación en el medio social, laboral, o académico. 

Pero su exceso en la frecuencia, intensidad y duración puede no solo mermar nuestro rendimiento, sino también derivar en un trastorno de ansiedad. Los trastornos de ansiedad, además de presentar los síntomas típicos, tales como ataques de pánico, agorafobia, fobia social, obsesiones, etc., también producen otro importante cúmulo de problemas: de alimentación, sexuales, en las relaciones sociales, merma en el rendimiento intelectual y laboral, enfermedades psicosomáticas, etc.

El estrés como factor de pérdida de equilibrio emocional y fisiológico, puede ser una amenaza para la seguridad de las operaciones de riesgo.

El estrés laboral es generado por altas demandas de trabajo y/o atención, especialmente en tareas en las cuales el riesgo personal y/o ajeno es muy elevado. Otros factores que cooperan en los estados de estrés elevados son el ambiente y las condiciones laborales, así como las cargas horarias y el impacto de la satisfacción laboral. 

El rendimiento individual y la salud pueden variar extensamente dependiendo de las características físicas y psíquicas y de las capacidades de tolerancia a los estados de alta tensión de cada individuo, además de las condiciones de contención social de que dispone.

Siendo los controladores aéreos uno de los grupos laborales que soportan los niveles de tensión más elevados, el estudio del impacto del estrés en este colectivo se de mayor relevancia. Los controladores aéreos  desarrollan una tarea extremadamente compleja, la cual demanda elevados niveles de conocimientos, y de habilidad innata para la percepción espacial, procesos de información simultánea, razonamiento lógico y respuestas rápidas en la toma de decisiones (un avión avanza a gran velocidad y no puede detenerse en el aire).

Para que tengáis una idea de la complejidad del trabajo mental que desarrolla un controlador aéreo, he aquí un ejemplo sencillo, tomado de uno de los sectores que tienen más tiempo para la toma de decisiones: el controlador de rutas. 

En el estudio realizado se hallaron seis tareas principales: control de la situación, resolución de conflicto entre aviones, regulación de la secuencia del tránsito aéreo, asignación de las rutas o planes de vuelo, asesoramiento del impacto de la meteorología, y la organización de los recursos disponibles para cada espacio o sector aéreo.

Como piloto, siempre he pensado que los controladores de ruta lo llevaban más liviano, pero luego de visitar el centro de control de tránsito aéreo de Los Angeles, pues mi opinión ha cambiado. Aquí nadie tiene fácil su misión. Y veamos porqué: estas seis tareas que he mencionado incluye 46 sub-actividades y 348 tareas distintas. 

Por ejemplo, los atributos sensoriales/cognoscitivos requeridos para niveles de alto rendimiento en una estación de radar son varios. Control espacial, detección de movimientos, reconocimiento de imagen y atributos, otorgamiento de prioridades, filtración visual y verbal, codificación y decodificación, razonamiento inductivo y deductivo, empleo de memoria a corto y largo plazo, así como razonamiento matemático y de probabilidades, por mencionar solo los más importantes, son algunos de los aspectos que están en juego cuando nosotros disfrutamos de nuestro vuelo a gran altura.

Es evidente que los procesos cognoscitivos y operacionales de un CTA varían acorde al número de aviones bajo su control, pero también con el número y la complejidad de los problemas que deben resolver. 

El CTA debe reorganizar permanentemente su sistema de procesamiento de información de vuelo mediante cambios en los métodos de operación (en particular, los procesos cognoscitivos, conversación, coordinación con los asistentes, anticipación y resolución de problemas). Esto se lleva a cabo mediante la aplicación de regulaciones y procedimientos normados, los cuales, sin embargo, pueden requerir ajustes flexibles acordes a diferentes circunstancias, a menudo (y al igual que les suele ocurrir a los pilotos),  presionados por el tiempo.

Otro factor importante son los cambios horarios. Si bien durante el día hay más carga laboral, durante la noche el rendimiento físico y mental decae naturalmente en todos los seres humanos. Pues así las cosas, este tema me interesa tanto desde un punto de vista profesional, como también desde una posición común a todos: la del pasajero que desea que el sistema aeronáutico no decaiga en su eficacia y seguridad.

Como piloto, ya lo he manifestado en anteriores post, el trabajo de equipo que realizan los pilotos con los controladores es de un nivel profesional altísimo, preciso, exacto, regulado, armónico, y de una dimensión que solo nosotros y ellos conocemos.  Por lo que desearía que este conflicto sea zanjado con la prontitud que nos merecemos todos, los CTA,  pilotos, y los usuarios. En cuestión de seguridad aérea, el pulso siempre debe estar a favor de ella, no en contra.

Esta controlador de tránsito expresa “Dicen que vivimos en un estado de derecho. Pues va a ser que no. El primer decreto ley que nos cascaron anuló nuestro derecho a la negociación colectiva violando la Constitución. Pues ahí está.”

“Yo ni sabía que este fin de semana había un puente”, cuenta mientras aclara que ella siempre trabaja en Navidad, en Semana Santa y hasta en los días de guardar. Dice que en los últimos ocho meses ha tenido tan solo un fin de semana libre y que con los “turnos infernales” que se llevan no sabe ni cuándo “tienen fiesta el resto de los mortales”.


Si deseas conocer los fundamentos de este conflicto, que lleva ya cinco años sin resolver, lee la nota de este enlace>>

Fuentes:

Si deseas leer el estudio completo acerca de la repercusión del estrés en el rendimiento de los controladores de tránsito aéreo, al final tienes el PDF del mismo (en Inglés). Professor Giovanni Costa .Institute of Occupational Medicine. University of Verona

Libros relacionados con el tema (en Inglés)

- Dr. V.J. Sutherland and Professor C.L. Cooper,
University of Manchester, United Kingdom
Stress prevention in the offshore oil and gas exploration and production industry;

— Professor G. Costa, University of Verona, Italy
Occupational stress and stress prevention in air traffic control

— Professor T. Cox and Dr. A. Griffiths, Nottingham University, United Kingdom
Professor S. Cox, Loughborough University of Technology, United Kingdom
Work-related stress in nursing: Controlling the risk to health

— Professor M.A.J. Kompier, University of Nijmegen, Netherlands
Occupational stress and stress prevention for bus drivers

— Dr. S. Kvanström, Asea Brown Boveri, Sweden
Stress prevention for blue-collar workers in assembly-line production

8 comentarios:

  1. Yo también quiero matrimoño.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Casarse demasiadas veces is not good for the health y se llama vicio...

    ResponderEliminar
  3. Magnífico artículo. Excelente.

    Eso sí, a pesar de ello, yo no me quiero casar con él, jajajajaja...

    Tooooooodo vuestro (:-D

    ResponderEliminar
  4. Mira que eres soso aiss. Enga Panceitor...si en el fondo lo estás deseando...

    ResponderEliminar
  5. Hola Cristina, yo también me he enamorado de tu blog, y no por mera reciprocidad, sino porque hay mucha vida y alma en él, además de una energía desbordante, carisma, sinceridad, claridad de ideas y, muy especialmente, ausencia de miedo, de ese mecanismo que ha convertido la vida de los seres humanos casi en una prisión... sin barrotes.

    Te seguiré leyendo, y gracias por difundir mi blog!!!

    Carlos

    ResponderEliminar
  6. ¿Miedo? ¿Ein? Solo me faltaba con la que está cayendo. Luego me lo pillo, que ahora me va fatal, jajajaja.

    Estoy buscando el libro de Costa ¿o es un estudio? El libro si lo es está descatalogado y he encontrado un estudio de unas 40 páginas. ¿Alguna pista?

    Güelcom to Tijuana :-)

    ResponderEliminar
  7. Hola Cristina,

    Lo envié a tu correo.

    Que sigan los buenos vientos, y que derrumben las paredes de la mentira.

    Sat Nam,

    Carlos

    ResponderEliminar
  8. muy lindo esta entrada! buenísima!!
    este día de los enamorados, lo estoy pasando en uno de los departamentos en buenos aires, ya que vine de vacaciones con mi esposa.
    Muchos saludos para todos!

    ResponderEliminar