lunes, 8 de noviembre de 2010

Un Ciudadano Ejemplar


Una película muy por su sitio y muy correcta, sí señor. He podido conectar a la perfección.
No, con el abogado no, con el ingeniero. Y he de decir que el final me ha parecido fatal.
No os lo cuento por si la veis, pero expreso desde aquí mi más enérgica repulsa.

El mensaje básico de la película viene siendo que el personal debe responsabilizarse de sus decisiones, sobre todo de las que afectan a los demás, que la justicia es una puta mierda, y eso que el menda está en Filadelfia porque vive aquí y ni se lo cree, y que quiero hacer un cursillo de teleasesinato, que me ha molado un mazo.

A estas alturas creo que ya os puedo comentar que soy muy fans de la Ley del Talión para casos recalcitrantes.

Siempre me ha parecido una mariconada lo de "no te vas poner a su altura". Pues yo sí. Tan ricamente y sin pestañear.

Hay gente que no entiende las cosas razonando, pues les pones un ejemplo y a correr. Y qué mejor ejemplo que el suyo propio.

No me digáis que no sería apropiado que mis gestores viniesen a trabajar pegados a mis encantos un puto año entero, y por supuesto sin cobrar.

Cuando hayan pillado el conceto del coñazo que les pegan a los demás, lo suyo sería que devolviesen todo lo que han trincado, que pidiesen perdón públicamente y que se pudriesen en la cárcel. Y que los violasen a todos nada más entrar.

Dice el refrán que nadie escarmienta en cabeza ajena, por eso es importante que sufran en sus propias carnes las bromitas que les gastan a los demás.

Lo que es una chorrada es tratar de jugar limpio con la peña que juega sucio, porque siempre pierden los buenos, y eso sí que es una gilipollez.

Y si cargarme a un violador de monjas me convierte en asesina también, pues me parece cojonudo...ya procuraré que no me pillen, pero no creo que tuviese ningún remordimiento.

Como veréis estoy de lo más rumboso. Y al entrar en el blog me encuentro con un individuo que se queja de que censuro sus posts.

Pues qué putada mi brigada. Me gusta lo de censurar, sí señor. ¿A que mola intentar decir algo y que no te haga caso ni dios?

Para que no te sientas solo te diré que siempre predico con el ejemplo, y que lo que te está pasando a tí ahora mismo a mí me lleva pasando un año entero. De hecho, por eso escribo mi propio blog.

Como en el fondo soy una tía maja, te daré una breve explicación querido Anónimo matemático. La primera y la última, porque a buen entendedor supongo que sobran las palabras.

Durante todo este año he estado escribiendo en un periódico digital del que me he tenido que ir por haber logrado pulverizar todos los records en materia de trolls.

Cada vez que escribía algo me saltaban a la yugular un montón de gañanes demenciados con unos niveles de ordinariez y desparramo fuera de lo común, hecho que acabó incomodando enormemente al resto de los lectores, que llevó al director a tener que suprimir más de un hilo de discusión y a mí a largarme por respeto al personal.

Como tú comprenderás si hago mi propio blog no es para estar discutiendo con listillos. Quiero pasarlo bien y que la gente se divierta.

Dicho lo cual, procedo a moderar los comentarios.

¿Debería ver películas de Heidi?

SI
NO
NO SE
NO CONTESTO

10 comentarios:

  1. Pero loro, esa película es in - fu - ma - ble

    Como me moderes el comentario tenteras.

    ResponderEliminar
  2. Invitado en casa ajena si no soy educado y respeto sus reglas me echan. Y si no me gusta no vuelvo. No lo veo complicado, urbanidad nivel elemental: el que no aprueba, kinki.

    La web esa que recomendaste una pasada, es entrar y no parar, vaya currazo. Un tema me ha llamado la atención: la formación. Corrígeme si me equivoco, antes tenías un patrono que marcaba las directrices de selección y formación de las promociones. Ahora han habilitado a ¿una? Universidad para que pueda dar la formación. Tenéis un sindicato, asociaciones profesionales… pero, ¿un Colegio Profesional?. Entiendo que deberías ser vosotros, como gremio, los que marquéis las pautas de la enseñanza de vuestra profesión, desde el código deontológico hasta la definición de contenidos, pasando también por las homologaciones e inhabilitaciones ¿podéis hacerlo?

    Si yo fuera ‘quien tú ya sabes’ no os daría ese poder ni de coña: hablaría de `mayor flexibilidad normativa en los trámites de habilitación profesional para el lavoro en aras de la justicia social´ y así podría cambiar arbitrariamente los requisitos en función de la oferta y demanda, con el único objetivo de tener a 123 ansiosos de hacer por la mitad el trabajo de uno, en progresión geométrica invertida. Vamos, vuestro Armagedón profesional.

    Pd.: A mí también me gustó la peli y le sobran los últimos 15 minutos, como a Thelma y Louise (en ésta se ve venir, me salí del cine y jamás vi el final ni dejé que nadie me lo contara). Y lo de Heidi, ¿te acuerdas de los zapatos de Clara y la Rottenmeier?… me voy, que tengo terapia.

    ResponderEliminar
  3. Yatúsabes que tú eres más como de comedia romántica, normal que no te guste.
    Si además te pasas la película masticando palomitas a dos carrillos y el resto en la fila de los mancos, al final no pillas el conceto. Normal.

    ResponderEliminar
  4. Yavex:

    El equivalente a nuestro colegio profesional es APROCTA y en ello están, pero de momento deciden ellos con el criterio de tener pasta y lo que les dé la gana.

    Segundo párrafo correcto entero. De hecho para eso nos cascaron el decretazo del seis de febrero y desde entonces lo controlan todo ellos y así funciona todo tan bien.

    Las cuatro de la mañana es una hora divina para terapias, sobre todo si van con güisqui.

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi la peli me gusto, aunque puede que no sea objetiva porque a mi Gerard Butler me pierde...
    Muy buena la entrada :)
    Me ha encantado lo de jugar limpio con los que juegan sucio, asi nos va!!

    ResponderEliminar
  6. Vamos que en cuanto se quedó en pelotas ya te pareció todo bien...zorroncillo.

    ResponderEliminar
  7. Esta peli promete, pero al final le sobran los ultimos 15 minutos... Supongo que en la línea de ésta te pareceran fabulosas Yo soy la justicia de Charles Bronson y Un día de furia de Michael Douglas... No te desesperes y seguid sacando a la luz toda la inmundicia referente a la gestión de AENA...

    ResponderEliminar
  8. Charles Bronson no me gusta, pero por ejemplo Harry El Sucio me chifla.

    Michael Douglas tampoco es santo de mi devoción, pero sí el que creo que es ex marido de Susan Sarandon que en un peli se vuelve loco porque no soporta el ruido que hace la gente en todas partes.

    Al Día de la Marmota le voy cogiendo el tranquillo.

    Mi favorito por goleada es el Doctor Lecter.

    ResponderEliminar
  9. ¿Debería ver películas de Heidi?
    SI (X) - Pero la versión porno, que es más guay
    NO
    NO SE
    NO CONTESTO

    Había que marcar con una X, ¿no?

    ResponderEliminar
  10. Sentado, que no tumbado16 de noviembre de 2010, 23:57

    Por si algún día decides escribir sobre "algunos hombres buenos", o quizás "un empresario ejemplar". Mira qué delicadeza de hombre...

    http://www.youtube.com/watch?v=s2csCFv_7ao

    ResponderEliminar