lunes, 8 de noviembre de 2010

Transmisión desde Reticulín


Me acabo de dar cuenta de que ya no sé hablar español.

Mira que a mí me gusta jugar con las palabras, pero el idioma evoluciona a tal velocidad que me se ejcapan lo joncetos.

Me he puesto a ver "Lie to me" siguiendo el consejo de Yavex, a ver si dejo de oír temblar las paredes del misterio, que no son las del Vaticano sino las mías, y ha salido un anuncio de cremas que asegura que si me embadurno la cara con ellas, las manchas que no tengo desparecerán exactamente en un porcentaje del 53%. Ni un porciento más ni uno menos.

Y que los resultados equivalen a los de un tratamiento recetado por un dermatólogo.

O sea que los dermatólogos ahora son anuncios en la tele. Normal que la peña no se deje los huevos estudiando una carrera tan tonta como la de medicina. Pa dos telediarios que les quedan...

Ahora el telemédico ya no será el que viene a tu casa desde lejos, sino el que te dice qué debes tomar seleccionando el canal correspondiente a tu afección.

¿Entendéis por qué pierdo tanto tiempo escribiendo? Al menos vosotros no ofendéis mi inteligencia, sea ésta del tamaño que sea.

He hablado con un compi que me ha dicho que a partir de no sé cuando voy a trabajar de 7 a 15, de 15 a 23 y de 23 a 7 y por lo tanto tendré menos noches según dicen mis bienpensantes gestores.

Fi-ja-té que yo antes tenía un turno de noche, al menos lo ha sido durante trece años, en el que me levantaban a las cinco y media.

Pues ahora resulta que me levanto a la misma hora pero lo que tengo se llama mañana.

Tengo menos noches, no sé cuántas veces voy a tener que recitar este mantra para creérmelo porque me va a costar...que sí tonta, que tienes menos noches...porque ahora vives en Reticulín, ese lugar en el que todas las gilipolleces son posibles.

Yo sé que existe porque lo dice la tele y por lo que percibo a mi alrededor, que siempre contrasto empíricamente la información que recibo antes de darla por cierta, ojo.

El caso es que tampoco es tan malo porque fijaos que es más o menos la hora a la que despierto hincándome a las doce una pastilla entera de somnífero y precisamente por eso estoy de baja.

Supongo que como ahora el insomnio vendrá institucionalizado podré seguir tomándola mientras trabaje ¿no?

Eso sin olvidar que las cinco y media es una hora estupenda para levantarse. Yo normalmente a esa hora estoy pletórica y en forma porque de pequeña en el colegio me enseñaron que al que madruga Dios le ayuda...a estar muerto de sueño el resto del día pero no justo en ese momento.

Además mi caso es diferente porque yo controlo aviones y parto con la pana o sea que me despierto por mis cojones aunque mi cuerpo diga que no. 

Joder, encender el volcán de Islandia me costó fumar sin descanso un mes entero, esto es pan comido.

Tengo que preguntar si hay ahora mismo alguna promotrora construyendo muy cerquita del aeropuerto, que seguro que es la causa última de este cambio de horario tan bueno, porque yo antes entraba a las ocho y parece una tontería pero esa horita se nota.

Alabo el buen criterio de mis gestores porque entro a las siete para comerme una vara de aviones de la hostia. Y claro, supongo que no es lo mismo levantarse a las 5.30 en casa que a la misma hora en el curro.

Todo el mundo sabe que si lo haces en casa estás muchísimo más despierto, dónde va a parar y además si ya estás en el curro te pierdes la emoción de si te darás una hostia con el coche porque no ves tres en un burro.

Qué más da si nada más entrar tendrás ciento volando.

Y luego también mola el nuevo concepto de tarde, porque seguro que vosotros quedáis para cenar con vuestros colegas a las diez de la noche.

Pues en Reticulín lo que se hace a esa hora se llama merendar.

Mirándole el lado positivo, por fin voy a poder ir a tomar unas ensaimadas con mis amigos antes de entrar a trabajar de noche.

Esto antes no lo podía hacer porque las tardes terminaban a las diez, así que algo hemos ganado.

Antes no cenaba y ahora tampoco porque meriendo...en el curro.

Supongo que comer lo que encuentres en la nevera a las doce de la noche a partir de ahora será un brunch...


15 comentarios:

  1. jajajjajjaj me parto contigo eres buenisima,la leche!!!

    ResponderEliminar
  2. Al loro con la leche en Reticulín, yo por si las flies tomaría Coca-Cola. Al menos ya sabes cómo te mata ;-)

    ResponderEliminar
  3. Guapa, me gusta tu risa.

    Una bellísima leonada zaina gitana se casa con el hijo de uno de los próceres de la patria. Hace su estreno social en una gala benéfica de ésas tan caritativas… ésta era… ¿cómo era?... ah, sí, `apadrina un controlador´. La asistencia, que la esperaba con las uñas del amolador, prendada de su porte y saber estar. Ellas de su meridional belleza, ellos meridianamente de su cuerpo. Nadie se le acerca cuando su marido se va con papá a la sala de fumar puros, se la ve muy a gusto sola. Se hace servir un Martini seco que se bebe libando, a cada rato, la aceituna. El camarero más cercano tiene una indisposición y lo sustituye una compañera. Con ese cuadro, Lalá y Mimí hacen liga y la abordan. Tras unas breves palabras, la llevaron donde querían.

    Lalá: Pues sabéis, Fefé, es que me tiene, cómo me tiene. El otro día fui con él a López-Ferrari, el concesionario, con el Rolls del abuelo Fran, que le tiene mucho cariño. Allí, los empleados me enseñaron un Bugatti ideal. Mi Fefé no dijo nada, pero a los dos días, por la mañana, me lo encontré aparcado en la puerta de garaje.

    Mimí: oohhy, que pocholo¡

    Lola: maravilloso, maravilloso.

    Mimí: Cocó me mima mucho. Estábamos en el aeropuerto de Dubai, ya sabéis, se me hicieron taaan pesadas aquellas vacaciones, y vi un anillo de diamantes en Tófanos. Tampoco dijo nada, pero cuando me senté en el jet, ahí lo tenía en la mesa.

    Lalá: ahhh, es un peluche¡

    Lola: maravilloso, maravilloso.

    Mimí: y a ti Lola, no te regala nada tu chico?

    Lola: Mm, pues sí, me hizo un regalo, un curso de dicción. Como sabéis, soy gitana, y cuando nos conocimos hablaba muy mal. Y, ahora, ya veis. Antes decía: fregoneta y ahora digo, fur-go-ne-ta. Antes decía malocotónes y ahora digo, me-lo-co-to-nes. Y antes decía melashudaershishi y ahora digo, ma-ra-vi-llo-so.

    El del vídeo y el de los cuadrantes: maravilloso (para interesados el curso de dicción tiene plazas disponibles).

    ResponderEliminar
  4. Ma-ra-vi-llo-so.
    Espero que cada vez que lo diga entiendan melasudaershishi, jajajajaja

    ResponderEliminar
  5. Estimada Dra. Sugrañes,

    Mediante la presente le comunico, junto con mi más sentido pésame por que se haya usted enterado así de sopetón y encima seguro que le ha pillado de pie y sin nada a qué agarrarse, que en serio no creo que sea, pero cierto desde luego sí.

    Slurps

    ResponderEliminar
  6. Estos hijosdeputamalparios ya no saben con que más jodernos...

    Lo de currar hasta las 23, irte a casa (23:30 con suerte), cenar (00:30 si tienes el frigo lleno de tappers), dormir (¿de 1 a 6? 5 horitas, que guay, si no me ducho los compis me ostian pero puedo dormir 30 minutos más, 6:30) y levantarte pa volver al curro ¿como lo vamos a hacer?

    Porque no sé el puto ministro pero yo llego con legañas fijo... y si no veo los aviones... mal los voy a separar... y esperar a tener un dia libre pa ducharme... lo mismo me aplican la Ley de Seguridad Aérea (un día tienes ke explicar lo ke es) y me ejecutan al amanecer...

    Por cierto, me presento, soy Lolo, tu compi de la torre, y me encanta tu blog, me río un guevo, lo único malo es ke me recuerda ke estos josdeputas tienen el dedo (y lo ke no es el dedo) en mi orto desde hace muchos meses, demasiados.

    Un abrazo Cristina y a darles caña a estos malnacidos.

    Lolo

    ResponderEliminar
  7. Los "joputas" lo son, que duda cabe, pero nosotros somos la parte contratante de la segunda parte ¿o quizás la parte primera de de la segunda...?, no lo se esas cosa solo las sabe Groucho Marx. Lo que si se es que somos una parte contratante pero, al parecer, hemos sido abducidos por los habitantes de "Ridiculín" - gemelo de Reticulín - y nos han sumido en un profundo letargo...ssssssshhhhhhhhhhhiiiiiiiiiiiuuuuuunnnnnnnnnnnn.
    Besos Cristina y, como siempre, gracias por hacernos un poco mas dulce el trago.

    ResponderEliminar
  8. Güelcom Lolo,

    Lo del dedo se soluciona con unas bolas chinas. No hay sitio para más y al menos has elegido tú.
    Yo las mías ya ni las noto, que las llevo desde febrero. Como ahora pasaré muchísimo tiempo en el curro voya perfeccionar mis técnicas de lanzamiento.
    El año que viene rompo nueces fijo y de ahí al Circo del Sol.
    En Ridiculín, como dice cinco todo es posible, así que el día menos pensado tenemos ministros en la puta calle. Todo se andará...

    ResponderEliminar
  9. Si ya resulta duro salir de currar a las 23.00 y volver a entrar a las 07.00, imagínate nosotros: Noches de 00.00 a 06.00!!!!
    Yo no conozco mucha gente que llegue a casa de currar a la 1 de la madrugada... Lo de las mañanas es una mariconada: si has logrado llegar al curro sin piñarte será que puedes controlar.
    Habrá que tomárselo a risa, porque como sea verdad, habrá que cambiar de curro.

    ResponderEliminar
  10. Joder Sara, qué barbaridad.

    "Este tipo de horarios ya sabemos que afectan a la calidad de vida, y a la fisiología del ser humano por romper parte de su estabilidad social y ritmos biológicos respectivamente.

    Para el trabajo nocturno, teniendo en cuenta el ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES, es el que tiene lugar entre las diez de la noche y las seis de la
    mañana, y un trabajador nocturno es el que invierte, como mínimo, tres horas de su trabajo diario, o al menos una tercera parte de su jornada anual, en este tipo de horario."

    ResponderEliminar
  11. El ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES se lo pasan por los "compañones" - es caló o sea romaní español original - y significa cojones. La rima es asonante, pero creo que no ha quedado mal.

    ResponderEliminar