lunes, 15 de noviembre de 2010

Libdedo, te quiedo


Decid que dezezitaz uda eztilizta.

Yo normalmente cobro por esto pero por ser quien eres y sólo por una vez lo haré gratis.

Las blusas con print animal están más vistas que el tebeo y envejecen una barbaridad. Y con papada no pegan nada. Debes renovar tu vestuario con algo más juvenil. Atrévete con los estampados florales por ejemplo.

Mola que las cejas tatuadas no sean tan pelirrojas, sobre todo si te tiñes de morena porque canta una barbaridad. Y si se diseñan en forma de ceja y no de grapa añaden naturalidad a tu expresión en lugar de quitársela.

Tampoco olvides comentarle a tu estilista capilar que te ponga cera en la zona de la cara que limita con la raíz del pelo o sales teñida hasta la mitad de la frente y pareces un licántropo.

El botox a ciertas edades únicamente acartona el rostro, sé que viene muy bien a la hora de mentir porque sólo metes y sacas los ojos, que el resto lo llevas clavado, pero no evita el descolgamiento típico de las pieles gruesas con poros muy abiertos como es tu caso. Ya sabes que las secas se caen menos pero tienen más patas de gallo y con las grasas ocurre lo contrario.

Lo ideal es combinarlo con unas sesiones de láser para favorecer la producción de nuevo colágeno. Cada sesión son unos trescientos pavos al mes. Más las cremas de después. Ponle cuatrocientos cincuenta al mes, tú lo vales, date un capricho. Cuantas sesiones necesitas...pues no sé, pero a ojo ya te digo que cuatro no te las quita ni el tato.

Por supuesto que no te lo haga como hasta ahora la peluquera de la esquina, confía tu rostro a personal cualificado. Algún médico abortista reciclado, dile que le pagas en cash para ahorrarte el IVA. Con la crisis ahora los hay en cada esquina.

Para la papada necesitas un repasito también con un láser diferente que reduzca la grasa sobrante. Tienes que ir con vendas tipo dolor de muelas, pero si lo haces en fin de semana el lunes estás como nueva.

Intenta reducir en la medida de lo posible la capa de maquillaje, no hace falta un palmo, con la cuarta parte brillas menos y consigues un look más contemporáneo. No olvides que las fallas son sólo el 19 de marzo y tú has de lucir fantástica todos los días del año.

Intenta ponerte en los labios algún color que tenga efecto volumen en 3D y si no lo encuentras chútate un pelín de silicona. La boca en forma de rendija limita enormemente tu poder de seducción.

Esto en lo que a tu aspecto exterior se refiere, ya sabes que una imagen vale más que mil palabras y la tuya es pavorosa, pero tranquila, se puede parchear.

Pasemos al discurso, que también vas floja de cojones por ahí.

Para que sea creíble debes predicar con el ejemplo.

Puedes comenzar por explicarle al personal cómo llegaste al puesto que desempeñas en la actualidad, cuánto cobras y por qué conceptos, es importante para conectar con el espectador transpirar no sólo sudor, sino honestidad, transparencia y confianza.

La imagen vale dos duros si no hay algo detrás que la sustente. Tú crees que das el pego, pero ya te digo yo que no. Espero que mi sinceridad no te ofenda. Sólo quiero lo mejor para tí.

Antes de meter auditores en los centros de control, que no es buena idea en este momento, empieza por auditar AENA entera, apúntate un tanto destapando la caja de los truenos. Que la cierre Pepino si puede y tú ocupas su puesto. 

Ten ambición y visión de futuro mujer. Tú has nacido para gobernar, se te ve a la legua, no limites tus opciones a una miserable dirección de navegación aérea.

Si habéis entrado a saco en la sala delante de cincuenta personas y amenazando con cerrar el espacio aéreo de Madrid ¿? y con despedir al personal, no sueltes luego lo contrario. Son demasiados testigos y encima al final os la tuvisteis que envainar y eso da una imagen penosa.

Luego vienes con que el acuerdo de agosto dice que cada controlador tendrá una retribución de doscientos mil euros. 

Llenarse la boca con esto no vale para nada cuando durante el 2009 les estás robando lo suficiente como para pagarles el 2010 alma de cántaro. 

Pagarles con su propio dinero no es cumplir ningún acuerdo, simplemente es afanar y se lo cuentas a tipos que no han hecho la ESO, sino BUP y luego COU, o sea, que les da para entender sus nóminas aunque os matéis por ponerlas en arameo.

Tienes que aplicarte un pelín más con esto. A las pruebas me remito: te acaban de demandar por embustera y encima tienen papeles que lo demuestran. Esto es una metedura de pata garrafal.

Y el caso es que te llevo estudiando un tiempo y siempre dices lo mismo. No es bueno encasquillarse en el mismo papel.

Lo de que vosotros cumplís vuestra parte es para descojonarse mujer. 

¿Cómo puedes pedir normalidad operativa a otros si la gestión entera la llevas tú? ¿No te das cuenta de que te estás echando un kilo de mierda encima?

Ellos cumplen su parte, tienes la normalidad operativa que puedes tener gestionando como lo haces. O te buscas otra historia o quedas a la altura del betún.

Es como cuando Pepino le echa a culpa de todo al PP cuando resulta que quien está en el Gobierno y toma decisiones es él.

Bueno amiguita, yo creo que por hoy ya te llega. 

Si tú cumples escrupulosamente tu parte y paras de soltar chorradas yo cumplo la mía y te convierto en Concha Velasco gratis. Conste que te hago el favor porque te recomendó la Decuedo.

Ya sé que preferirías Elle Mc Pherson pero yo jamás miento y los milagros los hacen en Lourdes.


12 comentarios:

  1. Tengo familia, pero vivo solo y, ya sea por mi naturaleza, por mi trabajo, por el destino, soy celoso de mi misantropía y opaco a las nuevas tecnologías. Es cierto que no tengo tele, por muchos motivos, la casi totalidad de los mismos podrás saber y compartir. La música y los libros son mi descanso en casa, me gusta la radio sin excesos, nunca los domingos, y disfruto de la banda ancha.

    Por ella se pueden disfrutar maravillosas creaciones, de otro modo inasequibles, y ver de otro modo a la gente, que te muestra una parte que suelen esconder. Para mí es como cuando me siento solo en una terraza, que tengo un ratito, y desconecto de lo mío. Y observo lo que me rodea, el sol en mi cara, el ruido de la vida, las casas, el trasiego de la gente. A mis congéneres y hasta qué punto se evitan a sí mismos, pues cualquier mandanga es bienvenida con tal que aporte evasión. Controlo mi respiración para hacerla más lenta, de ese modo mi cerebro registra detalles sorprendentes. Es un don y una maldición, pues tengo una resistencia innata a las situaciones de estrés. En ellas soy capaz de permanecer tan pancho tomando decisiones adecuadas, mientras mi cabeza registra hasta el último detalle, que después recordaré, me guste o no. Así que con los años, lo he ido aplicando a mi disfrute y ocio.

    Otro día, si acaso, te diré cómo te encontré. Hoy te cuento cómo empecé a hablarte. Fue el día de ‘intento escribir de control pero no me sale…’. Te miré en la pantalla, rodeada de oscuridad, aquella breve línea en la que declamabas tu cansancio, en lucha contra poderosos y formidables enemigos, más tu voluntad de seguir. Cuatro líneas. Te vi tan digna, plantada en medio del campo de batalla contra todo un ejército, pasada la frontera de la esperanza sin doblar la rodilla, contra toda lógica, con la sola compañía de la razón. Si esto no es belleza ya me explicarás lo que es. Y más hermoso todavía, persististe. Por ello hice algo que nunca había hecho, bajé al cuadro de comentarios y aquí estoy.

    Después brujulearon los borogobios, pero esto ya es otra historia. Mañana, cuando salgas de casa para tu torre, te acuerdas de lo que te digo: ‘A por ellos, guapa’.

    ResponderEliminar
  2. Qué haría yo sin ti. Ni se te ocurra largarte del blog sin mi permiso.
    A por ellos voy. Y ellos a por mí, jajajaja.

    ResponderEliminar
  3. No puedo doblar las rodillas...me rompería por dentro y eso no habría dios que lo arreglase. Y me quedan muchas cosas importantes por hacer.
    Aun no he buceado con el Gran Blanco, no he visto a los Korowai, no he visto un volcán en erupción, no he llegado a la Antártida aunque haya estado cerquita...

    ResponderEliminar
  4. Porfa no la dejes como la Concha Velasco, que anuncia pañales para las micciones involuntarias. Esta señora necesita mucho papel higiénico, ya que lo que derrama es mucho más denso, y además lo hace a "voluntad" (de quien sea...). ;-)

    ResponderEliminar
  5. ¿Como? ¿Que quieres bucear con el ministro de Cemento? Es una temeridad. Poca gente sobrevive a un encuentro con tanta falsedad y estulticia concentradas.

    ResponderEliminar
  6. Una cosa es un Gran Blanco y otra muy diferente un pepino de mar.

    ResponderEliminar
  7. Mi capacidad de asombro contigo no tiene límites, siempre que leo algo tuyo pienso que mi neurona ya se habrá habituado a tu estilo un tanto “underground”´ y a esa hiperactividad intelectual que te caracteriza y que, por tanto, no voy a repetir la misma palabra de siempre... ¡jodeeeeerrrr!, pero – por fortuna – no hay forma de evitar esa exclamación. Por supuesto, que algunos de tus escritos me gustan más que otros, aunque todos tienen ese “algo” que es tu sello, pero, de verdad. que el de hoy me ha dejado completamente alucinado, nuevamente tu ingenio me ha hecho reír como si no cayera la que está cayendo y hasta me he olvidado de los personajillos que nos han llevado a esta situación – a pesar de que tu protagonista es una de ellos -.

    Cristina, tanto la primera como la segunda parte de tu lección a la “musasha”, son geniales. Particularmente me ha gustado mas la primera, posiblemente porque no me imaginaba que fueras una experta en estilismo – ya me voy convenciendo de que lo eres en todo lo que te propones – y, desde luego, si te hiciera caso seguro que mejoraba – no mucho – su imagen. Acertadísimos tus comentarios a ojos de un profano en la materia, quizás he echado en falta algún consejo sobre las “ingles brasileñas” sobre todo, por lo mucho que ella se preocupa por el “inglés”… (Chiste tonto)

    En la segunda parte se te notan mucho los ojos inyectados en sangre y como esta te resbala por la comisura de los labios, pero te controlas y dices lo que tienes que decir y lo que semejante personaje se merece, aunque en el fondo, creo que no se merece ni que la mencionemos. En fin, gracias de nuevo, que no sea buena y que te cuides

    ResponderEliminar
  8. Si tú supieras todo lo que yo sé amigo cinco...Ya os haré una serie de posts con mi curriculum vitae...

    ResponderEliminar
  9. flipada me he quedado, muy bien y FELICIDADES por tu forma de ser animo y adelante

    ResponderEliminar
  10. Me encanta la forma de esta mujer de explicar las cosas. Parece como si le estuviese contando a la vecina del quinto que el otro día se encontró con Marisol, sí hija, la nieta de la del segundo, y fíjate tú, estaba en una auditoría, y eso no puede ser, así que, claro, había que parar eso, porque una auditoría es muy fea, ya sabes ("uy, sí, muy fea" dice la otra). Y fíjaté que yo, con lo buena que soy, que siempre la he tratado tan bien...

    Sigue así, Cris. Lo de mostrar vídeos me ha gustado, más que nada, para que todos aquellos que se meten contigo, puedan ver que no mientes, que hay hechos verídicos que hasta en Telemadrid salen :)

    ResponderEliminar
  11. Ya te vale Cristina, mira que darle buenos consejos...luego te los siguen y te dejan chafá:
    "Ten ambición y visión de futuro mujer. Tú has nacido para gobernar, se te ve a la legua, no limites tus opciones a una miserable dirección de navegación aérea"

    ResponderEliminar