jueves, 11 de noviembre de 2010

Guía de la buena esposa

Mi querido amigo Miguel Dalmau es muy buen escritor a la par que bastante pérfido. Aprovecho la ocasión para recomendaros su biografía del poeta Gil de Biedma, que está mejor que bien.

El sigue mi evolución y se preocupa por mí dándome a veces ánimos, a veces sabios consejos.
Creo que ve venir igual que yo que sólo me queda como opción vital el matrimonio, pues lo del control ya no es lo que era.

Para que vaya practicando me ha enviado estas sugerencias tan interesantes que datan de 1953, pero si antes garantizaban un matrimonio exitoso, seguro que a día de hoy también. 
Ya os he dicho que los tiempos cambian que es una barbaridad, pero lo que se dice el personal ..sigue exactamente igual.

Me han parecido tan fabulosas que no puedo resistir la tentación de compartirlas. Allá van.

















16 comentarios:

  1. Ja, ja, ja... qué bueno, hacía tiempo que no me reía tanto!!! Menuda joya, ¿de dónde lo habéis sacado???

    Firmado,

    una recién casada destinada al divorcio por no cumplir con sus obligaciones de esposa.

    ResponderEliminar
  2. Mierda!!!
    Mamá de mayor quiero se controladora - Pues lo primero que tienes que hacer es estudiar una carrera.
    Pues nada, estudio dos, por si las moscas. ERROR!!! no necesitas carrera, necesitas euros y para cuando estés allí necesitas saber poner el culo en pompa!
    Bueno, no podré ser controladora, pero con dos carreras algo bueno conseguiré. ERROR!!! Con dos carreras lo mejor que tengo ahora mismo es ser la secretaria de un tío realmente insoportable.
    Bueno, pero con dos carreras seré una mujer hecha y derecha independiente! ERROR!!! lo que tenía que haber hecho es aprender a planchar, lavar, cocinar y haberme arrejuntao con un buen marío! si ya me lo decía mi abuela...
    Un saludo! y feliz jueves!

    ResponderEliminar
  3. Que digo yo qué quién os manda a vosotras casaros a mí no hacerlo, jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Sentado, que no tumbado11 de noviembre de 2010, 13:55

    El matrimonio, o vivir en pareja, puede ser maraviloso. Sólo es necesario saber compartir o renunciar a determinadas cosas. Y si esos actos sale de uno mismo en vez de que te lo pidan, mejor. Cuanto más haya de lo primero y menos de lo primero, mejor funcionará la convivencia.

    Hay tanta gente por conocer y experiencias por vivir, que dictar sentencias negativas es muestra de que queda mucha vida por delante.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo: cuanto más haya de lo primero y menos de lo primero también saldrán mejor las cosas.
    A mí me sale genial lo primero hasta que deja de salirme.
    Y la última frase directamente no la entiendo. Bueno no voy a mentir, las dos anteriores tampoco...
    Puedo preguntarte Sentado ¿por qué lees este blog? Simple curiosidad.

    ResponderEliminar
  6. Eso, eso, descansa five minutos antes de su llegada... para estar mejor, para servirle mejor, para arrastrase mejor y no olvides de ponerte el burka!

    ResponderEliminar
  7. no sale mas barato comprarse un perro?, ah, bueno, el perro no plancha, ni cose, ni lava las mesas ni los platos...qué error haber erradicado la esclavitud,... porque está abolida,.. no?

    ResponderEliminar
  8. Hola, sin conocernos, salvo que somos seguidoras de Luz de Gas, hemos hecho la misma entrada. También me llegó el mismo dato por un amigo, en mi caso hace unos cuantos días ya. Tendremos los mismos amigos? jajaja Bueno, ahora podemos hacernos amigas nosotras.
    ¡Está muy buena esa guia! por suerte totalmente en desuso
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Al final, ella se venga de su marido machista, egocéntrico, egoísta y malparío. Fijaos como en la última imagen ella pone la taza de café calentito encima de la cabeza del marido. La imagen que venía después la tuvieron que censurar, pero se veía al marido todo lleno de café caliente, de la cabeza a la barrigota, y ya con las ampollas por las quemaduras, y la mujer estaba al lado, agarrada al brazo de un jovenzuelo buenorro (bombero, seguramente), que se la follaba durante el día porque ella no aguantaba ya a ese marío.

    ¿Os ha gustado mi final? ¿A que es mucho mejor? :)

    ResponderEliminar
  10. También hay una guía de lo que podían hacer en la cama. En realidad lo que debían hacer. Creo que era en algún manual de la sección femenina. Era por el estilo de las pautas para ser una buena esposa

    ResponderEliminar
  11. Jasmías, esta guía es un filón.
    Por ejemplo: me follo a todo el vecindario mientras mi maridito está currando, pero no le cuento nada porque esto pertenece al capítulo de las trivialidades que llenan mi cabecita de chorlito.
    Me monto un armario de lujo para estar guapa para él y para mis amantes.
    La cena la compras en la tienda de al lado. Si lo haces desde el primer día no lo notará jamás.
    El día que no viene a dormir pago una canguro porque estoy agotada de tenerlo todo listo para él y me largo de farra la noche entera.
    Luego le obligo a hecerse unas pruebas de gonorrea para que vea que me preocupo por su salud con devoción y entusiasmo.
    En fin...si lo pensáis despacio con hacer tres mariconaditas si eres lista haces lo que te sale del coño.
    No es tan mala la guía, ya lo creo que no.

    ResponderEliminar
  12. Sentado, que no tumbado12 de noviembre de 2010, 10:19

    Claro que puedes, Cristina. Juegas en casa.

    ResponderEliminar
  13. Si es que las mujeres modernas estamos equivocadas... ¿qué es mejor, que tus obligaciones se reduzcan a limpiar la casa (que si lo haces todos los días, estará prácticamente limpia), hacer cualquier cosa de cena y ponerte guapa o pasarte 8 (o las que sean) horas al día aguantando pelmas y llegar a casa reventada y tener que hacer la cena igualmente????

    ResponderEliminar
  14. Yo siempre he creído que el informe Hite ha hecho mucho daño a la Humanidad, jajajaja

    ResponderEliminar
  15. Por lo que veo , os va a venir bien el librito de la sección femenina, creo que podéis interpretar, a vuestra perita, sus recomendaciones y oyes, entre esto y lo otro, al final va a resultar que lo recalcitrante y pelmazo, va a tener su lado, .... no sé... como morbosillo. jejejeje.me descojono con vosotras.

    ResponderEliminar
  16. Desde la atalaya que me otorgan 28 años de feliz matrimonio durante los cuales he adoptado todo tipo de papeles desde ilusionada pardilla, estudiante hacendosa, madre moderna donde las haya, cocinera de nueva cocina, ahora estudio ahora trabajo, ahora trabajo ahora viajo... he decidido que tipo de esposa quiero ser cuando me reencarne: quiero ser MARIDO.
    Hacen menos, dan menos explicaciones, se sienten menos culpables, no se acuerdan de que tienen casa hasta que entran por la puerta ¡y encima tienen a una boba enamorada que les tiene todo resuelto por un polvete de cuando en vez! Tiene razón la doctora, el sexo está sobrevalorado.. jejeje

    ResponderEliminar