sábado, 20 de noviembre de 2010

Este es mi chico


Ayer me llamó un caballero de diecisiete años para preguntarme si me podía entrevistar para su trabajo de bachillerato.
El chaval que es recio, lo quiere hacer sobre control aéreo virtual y real.
Le dije que vale, pero que yo jamás miento y que le iba a contar lo que hay por lo que se arriesgaba al suspenso o la expulsión fulminante.
No te preocupes, me dijo, justo eso es lo que quiero, es que ya he hablado con otro controlador pero no me deja "publicar" lo que me ha contado.
Ya le he dicho que yo no tengo problema.
Ojalá haya más como éste, así que hoy durante todo el día será mi campeón :-)

4 comentarios:

  1. Habría que ir en manada a la presentación que haga el chaval de su trabajo... quién sabe, puede que tenga repercusión mediática...

    ResponderEliminar
  2. Este chaval se merece más de un post, mis felisitasiones. Como dicen nuestros hermanos de lengua suramearicanos.

    ResponderEliminar
  3. Vuelan los epigramas, la estoicidad de Marco Aurelio y, guinda, encontramos un recluta para nuestras filas. Todos los días podían ser así. Ya no me aguanto más, estoy fuera de mí. He usado ya todo mi temple, en esta cornucopia de placeres, moralidad, buen rollo y otras oréganos con que nos sazonas, pero he llegado a mi límite. Te voy a preguntar algo, como lo oyes, sé que traspaso la primera barrera, quizá sin ser invitado, que sepas que me da igual. ¿de qué color son?

    Sabbath cargado de la felicidad que tú desees.

    ResponderEliminar