jueves, 25 de noviembre de 2010

Escuchamiento de cintas de parte de Yavex



Me ofreciste un post a medias. Es lo que tiene, que si me ofreces algo, lo pillo sin vacilar. Tempus fugit. Allá que te va:

La  guía de la srta. LOPD manda que el responsable de los ficheros debe asegurarse de que los datos sean adecuados y veraces, obtenidos lícita y legítimamente y tratados de modo proporcional a la finalidad para la que fueron recabados así como garantizar el cumplimiento de los deberes de secreto y seguridad. 

(una caladita) Ordena la aplicación de las medidas de seguridad para garantizar la confidencialidad, integridad, y disponibilidad de los datos y, además, ella señala que la seguridad constituye un instrumento esencial para garantizar el derecho fundamental a la protección de datos. 

(calentando motores). Doña AGPD, en su instructiva 1-06 establece que el responsable debe adoptar las medidas de índole técnica y organizativas necesarias que garanticen la seguridad de los datos y eviten su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, ASÍ COMO EL REGISTRO DE LOS ACCESOS Y SUS MOTIVACIONES (vamos, que nos vamos).

El problema actual de los ficheros digitales ya no es la captura y conservación, SINO SU AUTENTICACIÓN DESDE EL MISMO MOMENTO DE LA CREACIÓN. En los tribunales se están dando validez a grabaciones realizadas con marcas visibles, mediante testigos… pero todo esto es insuficiente. La propia naturaleza del soporte de los ficheros digitales hace necesario un férreo y estricto control de su conservación y de su trazabilidad. El ‘original’ se ha convertido en un código binario creado y sostenido en aparatos electrónicos con lo que las clásicas cintas, p.e., que per se constituían en prueba han desaparecido. El conceto de prueba ha cambiado de naturaleza y los antiguos usos no sirven para protegerla. (la ceniza…)

Lo suyo sería realizar soportes seguros mediante medios encriptados legales: el sistema que tenemos a mano aquí es la firma digital. Si los inspectores de hacienda o cualquier trámite con la insaciable aceptan su uso la justicia debería irle a la par. Pero no es así. 

Te he hecho un ‘resumen’ de declaraciones públicas célebres de mi libretita sobre la artera situación: “no se funciona realmente con la firma electrónica”, 
“ni saben ni quieren saber sobre esto”, 
“están acomodados”, 
“la firma digital no se usa por la desidia de todos”,
“hoy por hoy su implantación está en mantillas. Si hubiera voluntad política, sería tremendamente fácil implantarla”, 
“tampoco están implantados los instrumentos que permitan su uso”, 
“no se está utilizando nada”,  
“si la Justicia no está preparada para el documento electrónico, tenemos un gran problema, porque no tenemos elementos para autentificar las pruebas”, 
“sin firma digital no hay forma de garantizar la autenticidad, porque los documentos electrónicos son perfectamente modificables”, 
“lo único que da garantía es que se certifique con firma electrónica”, 
“las pruebas son confirmadas por un testigo, que puede o no mentir”, 
“pero la única forma de conseguir la equivalencia de un notario en el plano digital es la firma electrónica”, 
“el único modo para que un archivo digital de texto, audio o vídeo pueda ser utilizado como prueba en un juicio es que esté firmado digitalmente”, 
“la primera, que, si no está firmado, no existe forma de conocer el autor; la segunda, que se puede modificar el contenido en cualquier momento: es cuestión de tener el programa adecuado”,
“ningún fiscal la utiliza por dos razones: uno, porque no la tienen ni ellos, y dos, porque las aplicaciones informáticas que se usan no están preparadas”, 
“no existen sistemas informáticos implantados”, 
“debería firmarse digitalmente para confirmar su autenticidad”, 
“es la única manera de validarlo”,  
“cuando llega a un juzgado un documento en formato digital —un pen drive, un cd, un dvd— se envía directamente a la Policía, para que lo analicen los técnicos  (…) el juez certifica que el pen drive como aparato es auténtico, pero no su contenido, que se entrega a los agentes para que lo analicen; y nada garantiza que los policías no lo manipulen”, 
“cuando se hace una operación antidroga, por ejemplo, el policía tiene que abrir los maletines o las cajas donde se esconde delante del juez y del detenido. No lo abren los agentes por su cuenta, porque entonces el acusado podría culparles de haberlo metido ellos ahí. Lo mismo pasa con el documento electrónico.” 
Traca final: “hoy se da validez a la prueba digital porque las partes no impugnan”.
(sorbito de agua)

Y lo mejor es que se obligan por Ley, la citada arriba y, a bote pronto, la de 1/2000, de Enjuiciamiento Civil, VI de los medios de prueba y las presunciones, 299 medios de prueba, 2 y ¡3!. Si se escarba hay más.

¿A ver Yavex, que coño me estás diciendo, que todas las pruebas digitales que se presentan en todos los juicios no son válidas?. Clarividente. Llegados a este extremo lo chachi piruli que hacemos siempre que el temporal nos pilla escarbando cebollinos ¿y en los paicez uropeus quiácen antesta sobrevenío desarrollo tenologico sen predeentes?. Se lo curran, como de costumbre. Así, un interesante 5 ° informe de la Comisión Especial de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Lores, del período 1997-98 (recientito) es bastante aclaratorio y los posteriores, también. 
Como también los documentos de trabajo relativos al tratamiento de datos personales del Grupo de Protección de las Personas en lo que respecta al Tratamiento de Datos Personales creado en virtud de la Directiva 95/46/CE del Parlamento Europeo y del Consejo (bibliografía útil desde hace más de 10 años). Mucho que escarbar y salen trufas.

Resumiendo: debe existir un control estricto desde el origen, la prueba ha de ser firmada y trazada, el número de personas de acceso autorizado ha de ser especificado, limitado y responsabilizado, todos los accesos han de estar definidos (incluyendo el motivo, incluyendo las copias…), dichos accesos se incluirán en la vida del fichero como parte intrínseca, etc… vulgo vulgaris, que datos recolectados de la calle o de grupos de trabajo (el caso) no podrán ser usados en beneficio de unos pocos sino de la colectividad con respeto a la ley. A lo que no sea así, se le llama DICTADURA.

Ves morena, que no cejo ante las dificultades, sean del signo que sean. Salud y Libertad.

Así me gusta, que seas recio para cuando fallo yo. Para mí hacha y guadaña, que estoy calentita hoy.

3 comentarios:

  1. Oh, la señorita LOPD... esa gran bastarda. Esto me recuerda a cuando quise apostatar y me dijeron en el arzobispado: "sorry, pero la LOPD nos impide modificar las partidas de bautismo, así que ahí te jodan... sosí, bautizada como Dios manda".

    ResponderEliminar
  2. No esperaba esto y menos de tí. Manipulación periodística, maniobras de distracción... ¿quién va a leer el post? ¡nadie!. Ni yo mismo puedo, que cada vez que entro pasa lo mismo: me quedo mirando la foto.

    ResponderEliminar
  3. ¿No serás un tal Paulo Coelho? Ese que escribe pero no lee, jajajaja

    ResponderEliminar