viernes, 12 de noviembre de 2010

Entrevista sin Groucho Marx


- Podemos empezar por cuál es la pregunta que más le hacen los entrevistadores.
 
- En general suele ser: "¿Por qué cree que deberíamos contratarla a usted y no a los otros siete mil aspirantes al puesto?"

Ah, y recuerdo otra muy simpática: "El cielo está lleno de aviones, ¿no es cierto María Cristina?".

- Quizá se la hagamos más adelante. ¿Por qué no empieza contándonos lo primero que recuerda?

- La del puesto de trabajo supongo. No se moleste, ya me la harán otros dentro de poco.Porque no tengo recuerdos ordenados cronológicamente.

- De acuerdo. Entonces, ¿cuáles son sus primeros recuerdos de la infancia? 

- Que era pequeña. Muchas rodillas.

- ¿Hasta qué punto eran ustedes pobres? 

- Cuando dice ustedes ¿a quién se refiere exactamente? Yo nunca he sido pobre.

- ¿Quería ser controladora de pequeña? 

- No.

- ¿Por qué? 

- Porque era pequeña y me dedicaba a mis cosas. Y si llego a conocer antes a Pepino de mayor tampoco.

- Cuando aún era pobre, ¿qué creía que significaba ser rico? 

- ¿Tener mucha pasta?

- Háblenos de sus padres. 

- Tengo dos, como casi todo el mundo. Bueno en realidad sólo uno, el otro es una madre.

- ¿Tuvo su madre una influencia tan importante como se dice a la hora de animarle a lanzarse al control aéreo? 

- Sí. Si no llega a ser porque fue a San Andrés de Teixido a ver al Santo no apruebo el curso en la vida.

- Pertenecía a una familia relacionada con el control, ¿no es así? 

- Sí. Mi madre controlaba estupendamente la pasta que se gastaba.

- ¿Y su padre? 

- Mi padre fue quien encontró la famosísima "Gaceta de Chamartín" en la que se anunciaba la academia en la que me matriculé para preparar los exámenes de control.

- ¿Tuvo usted algun novio mientras crecía en Madrid?
 
- Mientras crecía no. Mi padre nos hubiera roto las piernas.

- ¿Entonces cómo conocía a chicos? 

- Empecé con lo de los chicos cuando terminé de crecer.

- ¿Y eso? 

- ¿Cuándo empezó usted?

- ¿Quiere decir que actuaban en los burdeles? 

- Hasta que no entré en AENA no. De pequeña sólo iba a tomarme copas.

- Circula el rumor de que usted y Pepino se presentaron una vez desnudos en una fiesta. 

- Eso fue Pepino con una de sus cogorzas. Yo siempre he ido vestida a todas partes.

- ¿Quién le escribía los textos cuando empezaba?
 
- Yo misma, luego lo dejé porque andaba un poco liada con lo de ser millonaria y ahora que me han sacado de la lista Forbes vuelvo a escribir yo.

- ¿Escribía usted también para El País? 

- No, es un periódico aburridísimo y demasiado objetivo para mi gusto. Lo mío es más informal. Además me chifla inventarme tonterías, no como a ellos.

- ¿Por qué no se reincorporó al grupo después de la guerra? 

- En realidad la guerra acaba de empezar. Después de la guerra creo que montaré un sex shop. O incluso ya mismo, depende de lo que me harten.

- Ha dicho que jamás tuvo que escribirle diálogos a Pepino, dado que no hablaba. ¿Habló alguna vez Pepino en un espectáculo? 

- Correcto. Sólo le escribí una cifra 360.000 y le dije: "Te pregunten lo que te pregunten limítate a soltar esto. No intentes explicar nada más porque la cagas." Pepino es muy bueno para los monosílabos. Para los monólogos lo intentamos pero no le da.

- ¿Conseguía hacer reír a la gente en aquellos tiempos? 

- Y en estos. Es que no es tan difícil. Mire a su alrededor.

- ¿Cómo creó el personaje de Cristina Antón? 

- Necesidades del guión y falta de voluntarios básicamente.

- ¿Cuál fue el origen del bigote? 

- Doscientas horas al mes currando a turnos. Yo cuando empecé era una chica.

- ¿Cómo desarrolló los andares de Cristina Antón?
 
- Llevando plataformas altísimas.
 Reconozco que me chifla que los que me tocan las pelotas me lleguen por las tetas.

- ¿Cuál fue su primer gran éxito? 

- Quizá prenderle fuego al Centro de Control de Barcelona.

- ¿No es usted amiga de Orson Welles? 

- No. Vivíamos en sitios distintos y cuando por fin me mudé a su barrio la palmó.

- ¿No era usted también amiga de Humphrey Bogart? 

- Cuando él murió yo no había nacido, además no creo que lograse tomarme en serio a un tipo con alzas. Lo sé porque me han presentado a Sarkozy y me ha dado la risa floja.

- Cristina Antón tiene también cierto número de amigos literatos. ¿No mantuvo usted correspondencia con T S. Eliot?
 
- ¿Por qué habla usted de mí como si no estuviera aquí?

- ¿Por qué son hoy más serias (o menos graciosas) de lo que solían serlo las películas y los libros? 

- Las películas en general no es que sean más serias, es que son directamente una castaña. Afortunadamente los libros resisten, sólo tiene usted que escoger mejor.

- ¿Cómo se conocieron usted y Chaplin? 

- Por la tele.

- Háblenos de alguno de los otros grandes cómicos que ha conocido. ¿Qué hay de Flema?

- Este es un personaje muy entrañable, es el típico torpe, desmañado,  obtuso, del que uno se ríe por no llorar. Es una variante del humor muy en boga en estos tiempos.

- ¿En qué películas? 
 
- ¿En qué películas qué?

- ¿Tiene alguna favorita entre las películas que Cristina Antón hizo para la MGM? 

- Si no soy Curro Jiménez ¿dónde voy con este trabuco?

- ¿Por qué? 

- ¿Usted qué cree?

- La última película de Cristina Antón, se rodó en 1950, y ese mismo año emprendió usted una nueva carrera con un concurso televisivo. ¿Le gustó hacer ese programa? 

- Tuvo su lado bueno. Ahora soy capaz de hacer respiraciones circulares que me permiten berrear sin coger aire durante seis minutos enteros.

- ¿Qué significado tenía el pato en sus programas de televisión y en sus películas? 

- Era mi vibrador. Lo llevo conmigo a todas partes.

- ¿Cómo era Palma de Mallorca cuando apareció usted por aquí? 

- Todavía no habían empezado con los chanchullos inmobiliarios, había playas con arena en lugar de chiringuitos y se veía mucho más verde.

- Eso se da por supuesto ¿Cuándo se vino a vivir aquí? 

- Hace el tiempo suficiente como para que ir a Alcudia me parezca una excursión de un día entero.

- A juzgar por los periódicos de la época, se diría que Pepino puso el control patas arriba. 

- Y la aviación de capa caída. Ahora espero ilusionada que llegue la fase dos que va a ser cuando se le caiga un avión. Me muero por ver su cara.

- ¿Le interesaría actuar en alguna otra película? 

- Con personajes menos estúpidos probablemente sí. Y con un buen argumento, incluso con alguno.

- John Casavetes ha dicho que es usted la mejor controladora que jamás haya vivido. 

- Se le ha ido un poco la mano. Es porque somos viejos amigos.

- Pues hay muchos controladores jóvenes que admiran el modo en que juega consigo misma en la pantalla. 

- Eso es porque todavía no les han puesto en las pantallas aviones de verdad y en la escuela no hacen turnos.

- ¿Qué haría si se retirara por completo?
 
- No se ofenda si le digo que esta pregunta es realmente tonta,  pero bueno, le respondo: retirarme por completo.

- ¿Qué es lo más satisfactorio que ha hecho en su vida? 

- Descojonarme de los de AENA.

- ¿Qué se siente al tener 83 años? 

- Se siente todo lo que no se oye sin cornetilla y lo que no se ve sin las gafas.

- ¿Qué clase de cigarros fuma? 

- Marlboro. Reminiscencias de mi etapa pudiente.

- Se dice que los embusteros son grandes cuentacuentos. ¿Cuál es su historia favorita? 

- De cómo llegar a ministro sin estudiar.

- Simplemente graciosa
 
- La misma. 

- Aparte de los cigarros baratos, ¿qué es lo que más le irrita? 

- Los cigarros baratos me irritan la garganta y la gente estúpida directamente me ofende. Espero no haber sonado intolerante porque la verdad es que lo soy.

- Una última pregunta: ¿Qué haría si pudiera volver a vivir toda su vida? 

- Montarles un negociete a los padres de Pepino en Siberia para que lo hubiesen tenido allí.

- ¿Le puedo hacer una pregunta ahora yo a usted?

- Sí claro.

- ¿Cómo es posible hacerle una entrevista tan mala al mismísimo Groucho Marx?

- ...

Supongo que de aquellos barros vienen estos lodos...

9 comentarios:

  1. ¡¡¡clap,clap,clap,clap,clap,clap,clap,clap,clap,clap,clap,clap,clap,clap,clap,clap,clap....!!! (1)

    (1)Onomatopeya de ovación (nota del autor)

    ResponderEliminar
  2. Que pe peo toa, aiiiiins

    ResponderEliminar
  3. Ole, ole y ole. Rotunda, aguda, vibrante, adictiva.

    Ahora vamos con la mala noticia pues la primera mácula ensombrece nuestra virginal relación y no estoy dispuesto a permanecer inane: en aras de un mejor entendimiento mutuo no puedo dejar pasar el garrafal fallo léxico que has plasmado en una de tus contestaciones. Espero y deseo que, desde un marco honestamente humilde, seas capaz de apreciar sin resentimiento que los amigos también estamos para corregirte cuando cometes fallos, tarea que realizamos únicamente por lo mucho que te apreciamos. ‘Empiezas a pensar como un controlador, jajajajaja’ (sic) contiene lesiones verbales intolerables: donde sitúas el adverbio de modo ‘como’ usado en su acepción `del modo o la manera que’ debías usar la preposición ‘en’, significando que ‘denota aquello en que se ocupa o sobresale alguien’. Escribes el artículo indeterminado ‘un’, confundiendo el género gramatical, que debes cambiar. En consonancia, modifica el nombre sustantivo subsiguiente. Lo de ‘jajajajaja’ lo dejo al criterio de la crueldad de tu prosa.

    Me construyes la frase y me la escribes 100 veces. Cuando vuelva de ronda te quiero con los deberes hechos.

    Desde el cariño.

    ResponderEliminar
  4. Pero Yavex,

    Te he preparado la cena.
    La casa estaba impoluta cuando has llegado.
    La chimenea encendida.
    Los niños acostados.
    Te he puesto junto a tu sillón favorito tu tisana, tus zapatillas de ositos y tu periódico deportivo.
    Me he rectocado el maquillaje y te he recibido con ese sencillo conjunto de La Perla que tanto te gusta...
    ¿Y lo único que se te ocurre es ponerme a copiar?
    Dios le da pañuelos...

    ResponderEliminar
  5. Dios le da pañuelos... y París bien vale una misa.

    Persevera, que lo bueno de verdad ha de mostrarse necesariamente costoso de alcanzar.

    Pd.: La Perla con unas medias Wolford, eres bruja. No me engañas, con la escoba tú no eres de las que barren. Lo de las zapatillas esas, golpe rastrero y ruin, pero te puedes apuntar un tanto.

    ResponderEliminar
  6. Fantástico. Y lo de Yavex, sublime.

    ResponderEliminar