jueves, 28 de octubre de 2010

Lovecraft Urban Yoga

Una amiga está montando un centro de yoga.

Hoy le dije que yo le colocaría unas enredaderas en el patio.

Mi enfoque estilístico as usual, arreglado pero informal, consistía en poner unos clavitos, unirlos mediante un sedal que no se ve y queda guay, y sujetar con él las enredaderas.

He aprendido un par de cosas: en los muros antiguos los clavos de acero rebotan y además vuelan. Fijo que los de Hellraiser se inspiraron en un patio mallorquín.

No se pueden usar martillos de los que llevaban en las carabelas para hundir los postes que sujetaban las amarras porque son tan gordos, que si se te va la olla y a mí se me va, te pillan todo el dedo. Al menos uno de los míos ha cabido entero.

Pero lo mejor ha sido, no hay soberbia que no caiga, hay que joderse, que me he gaseado viva durante toda la mañana poooorque el desagüe que hay en tol centro es de la época del mismísimo Lovecraft, y fijo que la tienda fue su última residencia antes de morir.

Resulta que la bajante que conecta con todos los WCs del edificio va a parar al mismo sitio que el desagüe del patio.

Y juro que lo que hay debajo lleva mucho tiempo muerto porque haga lo que haga un vivo jamás puede lograr nada similar. Y si lo consigue le explota el inodoro en el intento.

Se lo he comentado a mi amiga y hemos elaborado una serie de propuestas para arreglar este nunca mejor dicho…marrón:

1. Recomendaciones dietéticas a los vecinos: no ingerir propelentes.

2. Esconder un soplete y montar un volcán.

3. Propuestas de epitafios varios: qué patio tan mono, voy a fumarme un cigarrito…

4. Convertir la tienda en un parque de atracciones y montar en el centro un pedestal con una cabeza encima (al sufrido empleado se le pone en las napias un poco del mentol que usan los forenses y tal), y enseñarle a la gente previo pago de unos eurrols cómo debe ser la vida en Marte.

5. Encender unos inciensos y ver cómo explota un edificio entero.

6. Ahora entiendo por qué el cabrón del casero me lo alquiló tan barato.

7. Capar al fontanero.

8. Le juro Señor Agente que vi a las del yoga tan relajadas que no quise molestarlas. Sí ya sé que tienen la cara azul, pero como las mantas son del mismo color…pues me pareció una combinación muy armoniosa.

9. ¡Margalida NO, AL PATIO NOOOOOO!

10. Un bonito cartel en la puerta: DANGER. NO TRESPASSING. Y para los españoles: SI SALES AL PATIO SE TE CAE EL PELO. AVISADO ESTAS.

11. Patio con efectos secundarios: Caída de napia súbita, pérdida de extremidades, menopausia, encogimiento de gónadas, parálisis total o parcial a elegir. No olvide consultar con su farmacéutico.

12. Metemos un cocodrilo y cuando crezca hacemos un bolso.

13. Si ya sé que el profesor cada día es nuevo, es que me encanta variar.

14. Al loro que esta es la mejor. Mi amiga dice que tiene cojones para poner una bomba hidráulica que le devuelva su presente al inodoro correspondiente.

Casi no puedo ni escribir josmíos del descojono que tengo, que lo estamos puliendo por teléfono en directo.

He tenido una visión de cada vecino flipando con lo de tiro de la cadena, ello desparece… y vuelve. Tantas veces como sean necesarias, que la bomba va a su bola, de modo que al final me los he imaginado a todos lanzando puñaladas, granadas y piedras para intentar hundir la cuestión.

Qué día tan tonto tengo, por diox.

¿Os he dicho que me han renovado la baja y doblado la medicación?

Lo más curioso es que ha sido cuando he dicho: doctor...pues yo creo que voy mejorando...

5 comentarios:

  1. Mi amiga dice que no sale a regar las plantas ni aunque le paguen.
    Ella que sufre tanto con los olores, qué ha pasado con su karma, jajajajajaja, que no levanta cabeza, que menos mal que es bajita porque va a tener que limpiar plantas desmayadas por el suelo, jajajaja, o qué pasa si crece una planta de 20 metros, lo ve a cámara lenta, su vida para los próximos años...que menos mal que ha viajado mucho y ha visto ya de todo.
    Ahora entiende lo de "Hay que ver cómo está el patio..."

    ResponderEliminar
  2. jjjaja...q fina eres! jjeej...creo q este piropo ya te lo he lanzado antes ;) una curiosidad? eres la misma del face, la q escribe "Por la verdad sobre..." o sois mas de uno? prometo q no tengo nada q ver con la ¿señora? Librero. Otra cosa: entre los q estais de baja y los sancionados, quien controla?

    ResponderEliminar
  3. Por estos días el sistema digestivo que pisamos y esas nubes gotasfrías me traen a la memoria a Míster Creosota, cuando el camarero le dice ¿una pequeña chocolatina?.... vamos a dejarlo. De todos modos, parece que mezclado con los efluvios hay un porcentaje de óxido nitroso, que da gusto verte contenta, poco te adornas así y estás muchísimo mejor, si es que eso ya es posible (`Yavex, se está notando´ - `no, calla, fijo que no se ha dado ni cuenta´- `cuenta se dio hace ya, melón, lo de hoy es sobredosis´-`va, va, cambio de tercio´-`ya te vale…´). Na, pensamientos míos, pero no pasa nada, el médico de la familia, el tío Annibal, que me revisó cuando pergeñaba mi primera adolescencia arreado por mis padres, que no entendían mi afición a dar el `mitin´, me dijo que no me veía nada que le pareciera raro. Tú tranquila. (jajajajajajajaja)

    El Yoga es fantástico, tiene un montón de posturas como la del conejo… y la de la cobra, vamos, como la vida misma. Incluso le puedes dar 8 puntadas al bordado, que la mezcla mola más. Muchas sonrisas tenga usted hoy.

    ResponderEliminar
  4. Yelous Patri:
    Por la verdad y tal y tal somos unos cuantos. Entre ellos servidora.
    Tengo múltiples personalidades y cada día me levanto con una. La única de la que no me puedo deshacer es de Cristina Antón, más que nada porque lo pone en mi DNI con todas las letras.
    Controlan los que están hechos polvo pero aún no han muerto. Increíble pero cierto.
    Si no fuera porque vivo en un isla te juro que ahora mismo iría en tren...

    ResponderEliminar
  5. Yavex,
    Lo de las personalidades múltiples es normal, hablar solo también, y tiene ventajas, como por ejemplo no aguantar chorradas de otros, que con las propias uno tiende a ser algo más indulgente, qué remedio.
    Y los amigos imaginarios ya son lo más porque sólo dicen lo que quieres escuchar que para eso te los inventas tú.
    Yo de yoga la verdad es que a día de hoy sólo tengo nociones etéreas...
    Y no, no me he dado cuenta, jajajajaja

    ResponderEliminar