martes, 12 de octubre de 2010

Inteligencia genital...o de cómo me convertí en una máquina de ligar.

Se está poniendo la cosa muy tensa y no mola, así que os voy a colgar este post, como diría cualquier miss por cuatro motivos principalmente:

Uno porque es cachondo.

Dos porque por todo el morro he presentado este blobs a los premios de las bitácoras del no sé qué en la categoría de humor, que no es que quiera un premio, tampoco me lo van a dar porque no me conoce ni diox, menos mal, pero si alguien más se entera de toda esta gaita no nos vendrá nada mal.

Tres, porque me ha dicho un buen amigo que si mezclas un poquito de sexo no decae la atención del sufrido lector, así que vamos a probar.

Estáis esperando el cuarto. ¿He dicho o no que soy una miss? No sé contar.

Ya sé que naaaaadie liga por Internet, pero seguro que si le echáis un poco de imaginación entenderéis este post.


Llevo ya veintidos años en esta página, de modo que me considero, con la debida modestia, una autoridad en la materia de este curso.

Lo que pretendo lograr hoy aquí, es que saquéis el máximo provecho de vuestras capacidades innatas.

Tradicionalmente se ha dicho que la inteligencia reside en el cerebro, error, no todo el mundo tiene. Genitales, sin embargo sí. Y además son mucho más fiables, que funcionan a todas horas, mientras que el cerebro va y viene a su aire.

Empecemos con una regla sencilla pero básica: todas las mujeres son iguales. Y aquí valen para lo que valen, o sea, para follárselas.

¿Qué debemos hacer para conseguir nuestro objetivo? Lo que sea menester.

Para empezar, mentid como bellacos. Lo bueno que tiene Internet es que podéis ser citius, altius, fortius y nadie se va a enterar.

Otra cosa bonita es que, los que suspendisteis el latín, podéis buscar el significado de mis palabras en Google.

Ya sé que algunos queréis saber cómo os las apañaréis el día del café para que no se os noten las trolas, pero eso, amigos, será material para el segundo curso, apartado de disfraces y carnavales.

En el capítulo de patrañas, se acepta in extremis decirle a la tía que la quieres. Con esto se derriten todas aunque las conozcas desde hace diez minutos.

Entrad a matar, con seguridad, con confianza, que quede claro desde el principio que los pantalones los llevamos nosotros.

Os propongo algunas entradas estándar que a mí me han dado muy buenos resultados a lo largo de estos años. A medida que os vayáis sintiendo cómodos con ellas podréis introducir vuestras propias variantes.

Entrada número 1:

Te levantas, te tocas el paquete. Duro como un ladrillo. Estás en forma y rumboso. Se van a enterar.

EIIIIIII, WAPPPA, SE QUE ESTAS DESEANDO CONOCERME, TE DEJO MI MAIL, PELOTA, OSTIA, LINTERNA, LENTEJA, OREJA, NAVAJA. COJE LA PRIMERA LETRA DE CADA PALABRA Y YA LO TIENES.

UN BESSSSSAZO.

¿Cómo que tiene faltas de ortografía? Yo no veo ni una...y ellas tampoco la verán. Os lo estoy diciendo, po-de-rí-o-per-so-nal. Es lo que queremos transmitir.

Qué faltas ni qué hostias. A ver si os concentráis.

¿Que es un poco baboso? No hombre no. A las tías les encantan las lenguas, y esto es como si las envolvieras de golpe con una de vaca gigante. Que vean chorrear el ordenador, coño. Como tiene que ser.

Entrada número 2:

Tienes el paquete comme ci comme ça, pero con ganas de juerga.

Se tercia un poco de ingenio.

BUSCO CHICAS CON COÑO, QUE DE MANOS YA ESTOY HARTO.

Con esta se les hace el culo pepsi-cola. Es como cuando ven a un padre llevar a sus niños al cole. Piensan fíjate, pobre, sólo pilla manos. Necesita de nuestro consuelo y nuestro amor.

Entrada número 3:

Te tocas el paquete, no te lo encuentras. Misterio.

HOLA. CONTACTAR.

Ellas, intrigadas (son cotillas por naturaleza), te dirán: "Hola. Saber más de tí". Entonces contestáis: "Vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero, que muero porque no muero". Ahí se han caído con todo el equipo. Les encantan las adivinanzas.

Entrada número 4:

Te tocas el paquete. Te aprieta el vaquero mogollón. Indignación.

NO SE POR QUE COÑO TE ESCRIBO, ESTE CHISME ES UNA MIERDA, NADIE CONTESTA NUNCA, ME BORRARIA SI NO FUERA PORQUE HE PAGADO SEIS MESES DE AFILIACION DORADA. ERES LA TIA NUMERO SEISCIENTOS A LA QUE LE MANDO ESTE MAIL. A VER SI CONTIGO HAY SUERTE.

Este es infalible, porque ya sabéis como compiten las tías entre ellas. Se te rifarán sólo para putear a las otras quinientas noventa y nueve.

¡Ah! Se me olvidaba un detalle esencial. Si una tía os contesta, aunque sea para deciros que no, gracias, NO LA DEJEIS ESCAPAR. Si ha contestado es que algo quiere.

Ya sabéis que las tías dicen que no para hacerse las interesantes mientras piensan ¡oh sí, sí!.

Oye, yo tengo ya la boca sequísima y, por las caras que os veo, con aprender esto para mañana tenéis más que suficiente, algunos incluso de más.

¿Hacen unas cañitas?

9 comentarios:

  1. A mí misma, que jamás he ligado por Inernet ¡Dios me libre! me llegó un día esta pel-la:

    Recibo un mail que dice: "Hola. Contactar."

    Rápidamente compruebo si mi ordenador sigue conectado al router, o si por su cuenta se ha enganchado a la parabólica y estoy captando comunicaciones interplanetarias destinadas a la NASA.

    Voy a mirar el perfil del remitente y, para empezar, no hay foto. Lógico, yo tampoco la pondría si en lugar de orejas me saliesen de la cabeza un par de trompetas. Dejo la sorpresa para el día del café, así tiene más gracia.

    Fecha de nacimiento: sí.
    Estatura: también.
    Resto: prefiero no especificar.

    Total, con esto ya debería ser más que suficiente. Chorbo de metro setenta y cuarenta años deseando contactar...¿con señorita de similares características?

    Para todos estos chicos he conectado a mi parabólica un sistema automático que emite mi número de teléfono en morse a intervalos regulares de un minuto.

    El primero que lo trinque que me llame. Será un placer quedar con él. Pago yo.

    ResponderEliminar
  2. El ligue es el ligue y como sea es bueno, pero si te encuentras en situación de ligue cara a cara, seguro puedes llegar a padecer de la trnspiración precoz, esa que no puedes contener, una ola de humillación que rompe contra tu axila y te hace perder confianza pero sobretodo mujeres, con el nuevo antitranspirante Axe Full Controll® la transpiración precoz se puede controlar.

    Tu capacidad de concentración está relacionado con el éxito que tengas al momento de ligar, ¡juega Dry or Die! http://apps.facebook.com/dryordie/

    ResponderEliminar
  3. Las preguntas son imposibles.
    ¿No hay uno para chicas?
    Vamos, que me retranquean las cardillas al bachear sólo de leerlas.

    ResponderEliminar
  4. Mujer, hay que dejar claro que esto de las relaciones por inet se han degradado con el tiempo, tanto en el contenido, como por el verdadero objetivo, dar rienda suelta a los bajos instintos... Todo dios tiene ordenador o sucedáneo, y asoma como la espuma el nivel romántico que atesoramos todos... Ahorrando hasta la mínima expresión en materia de gramática (la perfecta síntesis de la letra k), y sobre todo, enviando nuestra mejor imagen... Eso sí, tienes que emerger de entre las sombras, para dar un cierto halo misterioso, al mismo tiempo que intentas aminorar el hereditario perfil afilado y aguileño de tu apéndice nasal, procurando por supuesto, que no asomen las lorzas o esa calva que dejó de ser incipiente, bajo la reveladora luz de una lámpara de diseño de Ikea...

    Molaba más antes, por el 97, cuando éramos pocos, cuando hasta para manejar el mIRC necesitabas algo de ayuda del interlocutor, cuando telefónica te sableaba por las conexiones fallidas, cuando después de muchos días te decidías a conocer de verdad a la persona con la que flipabas todas las noches, y cuando, al cabo de unos meses, te dejaba por un pirotécnico de Castelldefels... Al final llegas a la triste conclusión de que uno ya no está "pa" tirar cohetes...

    ResponderEliminar
  5. El contenido está de capa caída, el literario y el cerebral, jajajajaja
    Así no hay manera de trincar. Normal.
    En ambos sexos, ojo, que todavía recuerdo a una cachonda que se puso de nick algo así como garcismarcis723, o sea, que había 722 más. Aaaaaarrrrrrgggghhhhhhh

    ResponderEliminar
  6. Madrugando. Sigues dando explicaciones a estos proselitistas de la mierda y veo que te has llevado disgusto doble. Con lo que molas de profesora… mirando la skybrary que dijiste he visto el tema de las turbulencias, no sólo en aterrizajes y despegues, sino en vuelo: vamos, uno está tumbado en la piscina y ve dos estelitas convergentes… después del sorbito al mojito se fija más y calcula… qué cerca pasan, eh¡, a alturas diferentes. Pues parece que no, que también hay que separarlos por que las turbulencias bajan y les puede arrear un meneo… hasta las arrastra el viento¡¡¡. Cógete la coleta, ponte las gafas y danos otra clase, plissss.

    Pd.: Como parte del voluntariado ‘Salvemos los libros’ mi casa es refugio homologado. Si te vuelve a pasar, de manera totalmente altruista, los traes. Tengo un mazo, y así se saludan. En mi hogar, lo que son los libros, no se mojan.

    ResponderEliminar
  7. Yavex, amigo,

    Tú estás trasnochando, yo estoy madrugando, jajajaja.
    Hoy tengo muuuucho que hacer, pero esta noche paso de truculencias y te cuento las turbulencias...
    En mi casa se moja todo, menos mal que luego se seca.
    Leer es genial, hasta para apuntalar...
    Mis libros no salen de casa que son como las motos y las novias...claro que al paso que voy tendré que salir yo porque brotan de todas la esquinas como si fueran plantas.
    Entre el control y los libros, quién me iba a decir a mí que me iba a pasar la vida diciendo: "éste no me cabe".
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  8. Hola cristina: soy controladora en Bilbao desde hace bastante años (promoción 8). Leo todo lo que escribes y lloro de la risa. A todo aquel que me dice que le explique en qué consiste mi trabajo le recomiendo tu blog porque me parece muy didáctico y encima te partes. Te escribo porque eso que has dicho de "este no me cabe" me ha recordado a una cosa que me dijo un compañero hace bastante: que en el golf y en el control las mujeres y los hombres nos diferenciábamos en una cosa: ellos dicen: mira cómo los meto y nosotras mira cómo me entran. Por qué será?

    ResponderEliminar
  9. Yo recuerdo a un cmpañero que decía paseando por la torre:
    Ay Pilar, Pilar, tú de puta y yo en la cárcel, tú sin nadie que te meta, yo sin nadie que me saque.

    Si no me llamo Pilar...no me quedan muchas opciones ahora mismo.
    Bueno sí...no me caben.
    Creo que soy la excepción que confirma tu regla, jajajaja

    ResponderEliminar