domingo, 3 de octubre de 2010

El famoso Palma Valencia visto desde la torre de control: autorizaciones

Desde la torre lo que veo es un avión cualquiera. Palma tiene ciento y la madre parkings.

A veces ni los veo, porque algunos aparcamientos se las traen.

Todavía recuerdo el día que llamó un piloto de Iberia desde un parking que no se ve excepto si mides dos metros diez, (cosas que pasan con los diseños de los aeropuertos, que los inventan tipos que no los usan jamás, y menos para trabajar).

El caso es que una compañera le dijo de buenas a primeras que no lo veía, y después de subirse a una silla dijo:

- Ah sí, ya le veo la colita.

Y el piloto rápidamente respondió:

- La cola, señorita, la cola.

Volviendo a lo nuestro. Mientras vosotros os cocéis dentro del avión, el piloto llama al controlador de autorizaciones y le pide puesta en marcha. Digo lo del calorcito porque normalmente no ponen el aire acondicionado hasta que se les aprueba la puesta en marcha.

El controlador comprueba el plan de vuelo del avión.

Los datos básicos los vemos en unas fichas de papel muy monas que nos escupe constantemente una impresora que cada uno tenemos en nuestra consola.

En ellas viene qué tipo de avión es, su ruta, su velocidad, el nivel de vuelo que requiere para ese día (el nivel depende de si su ruta es corta o larga, del tipo de avión, de si hay congestión en el cielo o no, de la temperatura, de la presión atmosférica, de lo cargado que va…), por dónde debe salir del aeropuerto, una serie de datos sobre equipos que llevan a bordo que nos hacen falta, y una ristra de horas a las que se deben ajustar para que no se amontonen todos.

Por ejemplo, los aviones deben decir en su plan de vuelo cuándo calculan que tendrán el pasaje a bordo y las puertas cerradas. Esa será la hora en la que nos pidan poner en marcha los motores.

El controlador comprueba si esta hora es correcta. Una vez que recibimos el plan de vuelo el avión tiene un tiempo determinado para pedir la puesta en marcha. Si no lo hace deberá renovar dicho plan. Aquí ya tenéis una de las posibles causas de retraso que vosotros no veis pero están ahí.

Luego viene otra, que para los pilotos es un infierno y para nosotros también. Se llama slot, que en castellano del Quijote es una hora determinada que se le asigna al avión para salir.

En Bruselas hay un organismo que se llama Eurocontrol. Estos señores tienen información actualizada en tiempo real de todos los aviones que van a volar en Europa cada día y de las rutas por las que quieren hacerlo. En función de todo esto organizan el tráfico aéreo a nivel europeo.

Y quiero que quede muy claro que Bruselas manda, no yo.

Ya hemos dicho que hay cienes y cienes de aviones, el cielo tiene el tamaño que tiene y a los aeropuertos les pasa lo mismo.

Pa que se me entienda: no pueden entrar 30 aviones a la vez en el aeropuerto de Menorca porque no caben, o 60 a la hora en Palma si hay una niebla que ni se ve la pista.

Tampoco pueden pasar por el mismo sitio doscientos aviones porque no hay controlador que pueda con tanto, y no se puede poner seis tíos a la vez a controlar el mismo trozo porque sería un desparramo.

Como los de Bruselas tienen esto claro y son muy listos, han inventado el sistema de los tales slots.

Consiste básicamente en decirle a cada avión a qué hora tiene que salir obligatoriamente si va a pasar por un espacio aéreo congestionado, o si hay problemas en su aeropuerto de destino, o si aparece una nube volcánica y hay que desviar a todo dios. Las causas pueden ser mil.

Lo del slot tiene varios efectos mortales:

- Si un pasajero no aparece o hay que esperarlo probablemente el avión pierda su hueco y tenga que pedir otro.

- Si el tipo que empuja el avión para sacarlo del parking se despista y tarda en llegar o los de las maletas no espabilan, tres cuartas de lo mismo.

- Si el avión llega tarde, ese famoso “retraso por llegada tardía del avión”, probablemente pierda su hora de salida.

- Si hay tormentas en el aeropuerto de salida o en el de llegada, o incendios cerca, o accidentes, que vosotros esto no lo veis pero pasa constantemente, se retrasa todo también.

Y digo lo del efecto mortal porque pasa lo siguiente:

Los pilotos se ponen nerviosos y empiezan a discutir con nosotros, las compañías apuran a muerte porque intentan aguantar su hora de salida hasta el último segundo cuando muchas veces saben de sobra que no la van a poder cumplir, y en lugar de pedir una nueva con tiempo lo hacen en el último minuto, con lo que la nueva que les asignan es mucho peor que si la hubiesen pedido antes.

Ejemplo: si tu avión ha de salir a las 12.20, son las 12.10 y te falta medio pasaje, vas a perder el slot. Si tu compañía pide uno nuevo en ese momento le dirán probablemente que puede salir a las 12.40.

Si aguanta hasta el final y pide una hora nueva a las 12.20, le van a decir que sale a las 13.00.

Y tú sigues dentro del avión, cocido y cabreado mientras el piloto dice que el avión no sale por causas debidas a control, cuando no es cierto.

Si su compañía hubiese espabilado habría salido a tiempo. Ya os digo que las horas las asigna Bruselas, yo me limito a cumplirlas, es más, se me exige que las cumpla.

Y sólo para que conste en acta, aunque esto nadie lo ve, hacemos los mil y un trucos para ayudar a los aviones a cumplir con su hora aunque los pilotos nos pongan a caldo.

Todo esto hace que en ciertas ocasiones sentarse a dar autorizaciones sea el festival del humor, y una auténtica verdulería, que los pilotos son encantadores y muy educados…cuando no están cabreados. Y no es una crítica, es lo que hay.

En esto de los slots también mete mano el aeropuerto.

No sé si os habéis fijado en que hay horas más golosas que otras para volar. Por ejemplo a primera hora de la mañana y a última de la tarde, que es cuando el personal va y viene cuando tiene que currar fuera.

Todas las compañías quieren vuelos a esas horas porque son las más rentables ya que los aviones van llenos.

Ultimamente se está produciendo un fenómeno muy simpático en control, y es que de pronto aparecen diez aviones con la misma hora de salida. El controlador alucina, el piloto se cabrea, y con razón, y ya me contaréis como hacemos para sacar diez tíos a la vez por la misma pista. Ni despegando en vertical.

Y esta putadita es algo que cocinan nuestros flamantes gestores con Bruselas, no me preguntéis cómo porque no lo sé. Yo sólo os cuento lo que me encuentro.

Y para variar a vosotros os explican que el retraso se debe a los controladores, cuando no es cierto. Yo no pongo las horas de nadie, me las apaño como puedo con las que me caen en los cuernos, y os aseguro que lo que se dice divertido no es, porque también le caen al piloto y se cabrea conmigo por alguna modificación de la propiedad transitiva que no estudié en el colegio, pero que según parece existe.

Y ellos saben perfectamente que las horas vienen de Bruselas igual que los niños de París, pero existe una política de las compañías que les obliga a decir que hemos sido nosotros.

Es increíble pero tengo cartas de compañías dirigidas a los pilotos con estas instrucciones. ¿Por qué? Porque si los retrasos no son culpa suya se ahorran un montón de pasta en compensar a los usuarios y de paso quedan como campeones olímpicos.

Ya me ha tocado un par de veces entrar en cabina para pedirle al piloto que rectificase lo que estaba diciendo porque él y yo sabíamos que no era verdad.

Como una vez que había cerrada una pista en el aeropuerto de Palma por obras, llevaba meses publicado en los boletines que manejan los pilotos y el tipo dijo con toda la calma que la culpa era nuestra, cuando resulta que las pistas las cierra el aeropuerto. Yo me limito a trabajar con la que me dejan abierta.

Y antes nos consultaban cuando era el mejor momento para los trabajos, ahora no.

Cierran cuando quieren, y como están en sus despachos y se la trae todo al pairo, eligen el peor momento. Y como estamos a hostias con AENA ellos aprovechan también para decir que las demoras han sido provocadas por nuestro conflicto.

Fijaos en que el avión ni ha empezado a moverse y ya hemos podido acumular retrasos debidos a:

- pasajeros

- personal de tierra (el del carrito, los de las maletas, hay más pero no os aburro)

- mala planificación de las compañías

- morro del aeropuerto que vende horarios como quiere

- torpeza de AENA

Eso sí, a vosotros os han dicho cada vez que la culpa es nuestra. Así le caemos mal a cualquiera.

Somos el cajón de sastre de la mierda de todo el mundo. Así de claro.

14 comentarios:

  1. Sencillamente, lo has clavado!

    Me encanta tu blog!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Como dicen los navarros, somos "el capacico de las hostias"

    ResponderEliminar
  3. Se te olvidó comentar un motivo de retraso MUY HABITUAL y poco sabido.Hagámosle justicia a los handling del mundo.
    Como las compañias lowcost contratan a personal poco cualificado y además contratan a poco personal (y le pagan fatal para que nos vamos a engañar), este personal no da abasto a atender a sus aviones si estos se les juntan en el tiempo más de lo previsto. Así que van los pobres como putas por rastrojo intentando mandar los cambios de planes de vuelo (que normalmente lo hacen regular y se les "enganchan" los "delays" en el sistema informático y no nos salen los planes de vuelo reformados. También andan corriendo por los pasillos intentando emabarcar tres vuelos a la vez entre tres personas.Y los maleteros andan a la carrera que se les van cayendo las maletas por las rodaduras y nos obstaculizan los rodajes y retrocesos...
    Todo por y para el mayor beneficio de ciertos empresarios psicodélicos que van por ahí vendiendo loteria en los aviones como si esto fuera una feria.
    UN POCO DE SERIEDAD POR FAVOR QUE VOLAR ES ALGO ANTINATURAL Y HAY QUE HACERLO A CONCIENCIA.
    GraciaS REINA.

    ResponderEliminar
  4. ¿Y cuántas caben en el capacico? Por aquí usamos alforjas y te juro que a mí ya me rebosan desde hace unos meses largos.
    Como dijo Rambo: Algo es algo así que alguien va a cobrar.
    Quoting Stallone, a lo que hemos llegado, jajajaja

    ResponderEliminar
  5. Gracias Teresa.
    Ya le dedicaremos unos chascarrillos a las compañías low cost. Admito sugerencias, que seguro que tenemos todos un montón.
    Las acepto todas en yoconestospelos@gmail.com. Nos vamos a descojonar ;-)

    ResponderEliminar
  6. Siempre supe que vuestro trabajo era complicado y estresante.
    Por tanto, y aunque no conozco a ningún controlador, deduje que seríais personas inteligentes, con un gran sentido del humor (para poder sobrevivir en un entorno hostil).
    Estoy siguiendo tu blog y veo que me había quedado corto.
    Muchas gracias por tus instructivos y divertidos posts.
    Un admirador.

    ResponderEliminar
  7. ¡Un admirador! ¡Qué ilusión! El siguiente post es para tí.

    ResponderEliminar
  8. Lo de los horarios de preferencia de las compañías, por aquí corre un rumor que Ryanair se pide siempre las últimas horas de la noche porque las tasas son más baratas, así que, cuando llegas hecho polvo de un Palma-Stansted, que el avión te aterriza a las 23:30h, y tardas media hora en llegar al control de pasaportes y te encuentras como 500 personas que vienen también con ryanair de diferentes puntos europeos, y encima sabes que el último tren para Londres sale a las 12:15, y aún tienes que recoger la maleta (que si creíais que en Palma tardan, veniros a Londres, que pa mí que las traen una a una y a pulso). Y sin darme cuenta, me he fijado que vuele donde vuele ryanair siempre tiene los vuelos de las 6 de la mañana y los de las 11 de la noche... (claro, en Londres, el de las 6 de la mañana no lo coge ni dios, porque para poder pillarlo hay que levantarse por lo menos a las 3 de la mañana, irte haciendo dedo hasta Victoria y pillar un bus de mala muerte, porque a esas horas no hay tren). Y luego tienen un par de horas de por enmedio que suelen ser de esas que te arriesgas a que te cancelen, como me pasó a mí cuando iba a Bremen, que tenía el billete perfecto de vuelta que salía a las 8 de la tarde de Bremen (el aeropuerto es enano, y con estar ahí cuando abren la puerta de embarque, vas más que matao, porque embarcas a la derecha de los check-in jjjjjj. Con este horario, podía aprovechar el día nen Bremen y llegaba a Londres a las 9 (hora local - hora y pico de viaje, pero hay que restar una hora) y podía pillar el tren tranquilamente, y lo cancelaron y decidieron asignarme automáticamente el de las 11 de la noche. A ver, cabrones, ustedes creen que si yo quisiese coger el vuelo de las 11 no lo habría cogido cuando reservé el billete, que, encima, era más barato?? No lo cogí porque no me va bien. Total, tuve que llamar al mierda servicio al consumidor cuyo teléfono te cobra una pasta, y cuya gente cierran los viernes a las 6 de la tarde y el correo de avisó te llegó un sábado, cuando está cerrado, y cambiarlo.

    Cristina, si quieres historias sobre las low cost, yo hago colección ;) Tú explicas la parte del controlador y yo os cuento la del usuario XD

    ResponderEliminar
  9. Si me mandas por correo la del usuario hacemos un post a medias. Quedará guay.
    Dale Curri.

    ResponderEliminar
  10. Me estoy leyendo hoy tu blog (por motivos obvios). Ya tenía una postura pro-controladores fijada de antemano (que más de 2.000 personas sean un@s hij@s de puta es mu raro mu raro, y que el Gobierno se ponga así también), pero con tu blog (me estoy repasando desde la primera entrada) me ratifico.
    Lo explicas muy bien, muy claro y muy cachondo.

    ánimo!

    ResponderEliminar
  11. Yo también me estoy leyendo tu blog, no entero pero si que llevo toda la tarde línea tras línea. Y no es por otra cosa que porque lo haces muy ameno.

    ResponderEliminar
  12. Y eso que mi novia esta montando los adornos navideños ehhh. Me tiene secuetrado la lectura.

    ResponderEliminar
  13. Llevo desde las 00.30 leyendo el blog (y TODOS los comentarios de cada post) y es un enganche.

    ¿Lo mejor? no trata sólo de controladores, aviones y vuestro dinero y contratos, si no de cómo está el país, el continente, el mundo hoy y hace años.

    Leerte y ver en la televisión la difícil misión, cada día más, de unir fuerzas y sacar valentía para hacer una huelga como la que hicisteis me anima a continuar.

    Olvidamos que el NOSOTROS y el ELLOS está separado por una barrera arbitraria y que cada uno tiene la responsabilidad de decidir dónde la sitúa. Dejar que los políticos, altos empresarios, medios de comunicación, tus padres... decidan dónde situarla también es tomar una decisión y también trae consigo consecuencias.

    ResponderEliminar