lunes, 6 de septiembre de 2010

El controlador automático no existe





Recientemente me presentaron a una persona que me dijo, al saber que yo era controladora:

-Pero en tu trabajo todo es automático ¿no?

Me pareció un comentario curioso, pero sobre todo porque no es la primera vez que lo oigo.

¿Qué parte de mi trabajo se supone que es automática?

Estoy imaginando algo así como un contestador gigante que dice e los aviones:

Para aterrizar, pulse UNO.
Para despegar pulse DOS.
Para descenso/ascenso pulse TRES.
Para nuevo rumbo pulse CUATRO.
Para otras opciones ESPERE.

Reconozco que si bien esta siempre ha sido mi fantasía favorita sobre el día de mi jubilación, es totalmente falsa.

Me da la impresión de que la gente ha oído hablar de pilotos automáticos en las películas y ya piensa que los aviones lo hacen todo solos.

¿Para qué pensáis entonces que en un avión van dos pilotos, y más nos vale, y que nosotros los guiamos desde tierra?

Yo no hablo con un ordenador, hablo con un piloto y él conmigo.

Ambos utilizamos medios técnicos muy sofisticados, yo el radar y un montón de chismes más que ya os iré contando y ellos todos los instrumentos que llevan en la cabina, que habréis visto que parece el interior de un ovni de película.

Como decoración es genial, pero si no hubiese pilotos y controladores no servirían para nada.

No os voy a explicar cómo funciona un piloto automático, ni siquiera lo que hace un piloto dentro del avión, pues yo no lo soy y es posible que diga alguna tontería, pero sí os voy a explicar lo que hago yo.

Hay varios tipos de control:

- Control de torre.
- Control radar.
- Control convencional.

En la torre se controla lo que se ve, es decir el aeropuerto y alrededores.

En una torre suele haber tres posiciones:

Autorizaciones: indica al avión qué maniobra va a tener que hacer al despegar según la ruta que vaya a seguir después, le da permiso para poner en marcha los motores o no si es que aun no le toca, y le asigna un código de cuatro cifras que es el que a nosotros nos permitirá después localizarlo en el radar.

Rodadura: autoriza al avión a dar marcha atrás para salir del parking o a salir directamente si no necesita marcha atrás.

Pensad que hay un montón de aviones en el aeropuerto, así que hay que organizar esto de alguna manera.

Después le da instrucciones para que vaya hacia la pista siguiendo un camino u otro de los muchos que tiene el aeropuerto, porque no siempre es el mismo pues unos aviones entran y otros salen y todos van por las mismas calles.

Local: Es el que mete al avión en pista y le da permiso para despegar. También es el que autoriza a aterrizar a los aviones.

Además se ocupa de cualquier avión que esté volando en un determinado radio del aeropuerto.

Todas estas posiciones a su vez se pueden desdoblar según la complicación que tenga la torre, por ejemplo, en Palma, que tenemos dos pistas, en verano puede haber dos local, uno para cada pista, y dos rodaduras, norte y sur.

En Barajas ni os cuento la cantidad de posiciones que hay, porque además usan dos torres e incluso cámaras de televisión para controlar con tantísimo avión como hay.

También tenemos unos ayudantes que no son controladores, pero son importantes para manejar información relativa a los vuelos y que nos hace falta.

Más uno o varios supervisores que se encargan de la organización general.

En los centros de control se controla con radar, es decir, ya no vemos los aviones sino su representación en una pantalla.

El control radar puede ser de ruta o de aproximación.

En aproximación se reciben los aviones una vez que han despegado y se les lleva hacia el comienzo de la ruta que van a seguir.

También se reciben los aviones que se acercan al aeropuerto desde todas direcciones y los vamos colocando en fila para que puedan aterrizar.
Es la parte más difícil pero también la más divertida, ya os contaré más adelante por qué.

En ruta se colocan los aviones en la carretera correspondiente y se les mantiene separados de los demás.

Esto no se hace sólo mirando.

Ya os he dicho que hay miles de aviones, con lo que para que estén separados constantemente hay que subirlos, bajarlos, pararlos, desviarlos, ajustarles la velocidad...

También hay lo que podríamos llamar ruta alta y ruta baja, para entendernos.

Esto es en plan un poco rudimentario, porque en realidad todo va subdividido en escalones de distintas formas que comprenden varios pisos a su vez. Es como si tuvieseis que hacer un puzzle tridimensional con piezas de distintas formas y tamaños.

¿Os acordáis de lo que os conté sobre los trozos en que se divide el espacio aéreo? Cada uno equivale a una posición en la que trabajan dos controladores.

Un solo trozo puede estar hecho con varias piezas del puzzle del que os he hablado, o sea, es irregular y va encajado o superpuesto con el siguiente.

Ya sé que no es fácil entenderlo, por eso, entre otras cosas, hay que estudiar un curso de control.

En Palma, para que os hagáis una idea, hay cuatro sectores de ruta:

El oeste norte, el oeste sur, el que llamamos oestito (es un trozo pequeño pero con mucho tráfico) y el este.

Ocupando el mismo espacio físico pero pisos más bajos, están los sectores de aproximación:

Despegues, alimentador 1, alimentador 2, final, que equivale a aproximación de Palma, aproximación de Ibiza y aproximación de Menorca.

Y por debajo de estos estarían los espacios controlados por las torres de Palma, Menorca e Ibiza.

Como veréis un día de mucho tráfico ( o sea, todo el verano, que en Baleres va de marzo a octubre) sólo para la zona de Baleares necesitamos unas 18 posiciones.

Antes había 3 controladores por posición, pues vamos rotando, que si hay mucho tráfico no se puede trabajar mucho más de una hora seguida porque dejas de ver los aviones. Digo antes porque sobre de lo de ahora prefiero no hacer comentarios de momento.

Estamos hablando de alrededor de 52 controladores sólo para Baleares, más los ayudantes, los supervisores y los responsables máximos de cada centro de trabajo por el lado de control. Y esto en una mañana, por la tarde lo mismo y por la noche algo menos.

O sea, se necesitan más de cien controladores para cubrir un solo día.

Teniendo en cuenta que en Palma debe haber unos ciento cincuenta controladores entre el centro y la torre, veréis que en realidad hay mucho que currar y no somos tantos. En Ibiza hay muchos menos y en Menorca también.

Esto lo digo para ver si entendéis de lo que hablamos cuando decimos que falta personal en control.

El trozo que controlamos en Baleares termina en el piso 24 más o menos. Por encima de nosotros está el trozo que controla el centro de control de Barcelona, que llega hasta el piso 45.

Cuando yo trabajé en Barcelona tenían trece sectores de ruta, que son un montón y de aproximación ya ni me acuerdo.

En el siguiente post os hablaré del control convencional y de lo que pasa con los sectores dependiendo de qué pista se use.

Espero que os vayáis dando cuenta que las cosas no son tan sencillas como parecen, y sólo estamos empezando…

6 comentarios:

  1. Cristina, que en Barajas tenemos tres torres...

    ResponderEliminar
  2. Pues aprovecha y nos explicas pa qué sirve cada una.
    Digo yo...

    ResponderEliminar
  3. ¿Un controlador desempeña siempre la misma.....posición? Me refiero a que, por ejemplo, ¿tu siempre te dedicas a las tareas de Autorizaciones, o Rodadura, o Local (y dentro de ellas también haciendo siempre lo mismo)? ¿O cambiáis de "juego"? jeje


    Quizás ya lo hayas explicado en alguna entrada mas reciente...pero he empezado el "curso" tarde.

    ResponderEliminar
  4. Claro que no son sencillas, Cristina, pero de ahí a que os consideréis los magos de jauja por hacerlo... Mira, exageráis... y no me vengas conque si es tan fácil que vaya yo a hacer tu trabajo, porque si tienes tú que hacer el mío vas aviada. os pasáis. el vuestro es un problema de pasta, porque siendo los mismos controladores, cuando pillábais las horas extra a tropecientalmil no os quejábais tanto....

    ResponderEliminar
  5. Los que hablan de dinerito, luego cuando haya un accidente: ¿pero como es posible que tuvieran a alguien tan cansado ahí? ¿pero con lo importante que es el trafico aéreo no se pueden escatimar medios?...¿Pero si era yo el del avión? ... y más ya veréis. Eso si la envidia mezclada con el azuce publicitario que malo es...... Dios (en el que no creo) nos coja confesaooooos

    ResponderEliminar
  6. A ver, yo no digo que vuestro trabajo no tenga su qué, para eso hay q hacer cursos, para eso hay que estudiar y sacarse las oposiciones. Evidentemente, no puede llegar cualquiera y ponerse a controlar. Pero la cosa es, que de cara al público, siempre aparecéis como si creyeseis que sois como dioses por hacer eso, y perdona pero no. Tampoco podrías ponerte mañana a desempeñar el trabajo de un cirujano, es más, lo miso el cirujano empolla y se lo curra 2 años y puede desempeñar tu trabajo después de realizar x horas de prácticas y tal... lo mismo tu estudias los 10 años q te lleva medicina y luego, resulta q no puedes ser cirujana porque no tienes buen pulso, lo mismo tras 6 años estudiando arquitectura no vales porque noe eres creativa y no eres funcional durmiendo de media 3-4 horas al día todos los días, o nunca puedes convertirte en compositora porque no tienes oido... a lo que voy, es que cada quien elige un trabajo porque ve que más o menos, es algo que le atrae, ya sea por aquéllo en lo que consiste el trabajo o porque se le da bien.
    Yo soy buena con los números, con el dibujo, con manejarme en 3 dimensiones... pero soy un desastre cuando tengo que hablar en público. Estudio arquitectura porque me atrae y me gusta todo lo que aprendo, y, aunq me encanta la política, la ciencia... no soy tan constante como para ser investigadora y odio demasiado hablar en público como para tener que dedicarme a eso.
    Yo estoy de acuerdo con que ganéis un buen sueldo, evidentemente, nos interesa que seáis felices para que mañana no decidáis matar a 300 personas. Quiero que tengáis vuestros descansos y podáis desempeñar vuestro trabajo correctamente.
    Pero un buen sueldo son 3000 euros al mes (q gana un médico como salario neto, lo cual me parece poco, o un arquitecto), un buen sueldo son 6000 euros (q gana el presidente por tener un trabajo a jornada completa y manejar secretos de estado y tal y cual), cobrar más de 10000 euros al mes es una burrada. Y no sé si realmente cobraréis eso, no lo sé porque no soy controladora y no puedo contrastar la información ya que nadie nos da pruebas de nada por ningún lado. Y si me he metido en tu blog es porque me interesa conocer más cómo funcionan las cosas, y llevo días siguiendo las noticias en la medida de mis posibilidades porque quiero entender lo que se esconde detrás de todo est.

    ResponderEliminar