domingo, 29 de agosto de 2010

Esto del Espacio Aéreo...¿qué eh lo que eh?




Si miramos al cielo todos tenemos la impresión no sólo de que es enorme, sino de que además está perfectamente despejado.

Desde luego da la sensación de que en él cabe una cantidad ilimitada de aviones.

Pues la realidad no es así.

Sólo para que os hagáis una idea, de un aeropuerto como el de Barajas entran y salen alrededor de 120 aviones CADA HORA.

Ahora pensad en todos los aeropuertos de Europa por ejemplo, y veréis que ni siquiera lográis imaginar tanto avión junto.

En tierra todos los pueblos, ciudades y países están conectados mediante una red inmensa de carreteras. 

En el cielo pasa exactamente lo mismo.

Hay cientos de miles de rutas, fijaos bien en la cifra: cientos de miles, porque parece increíble, pero es así.

Hoy en día se puede volar a casi todas partes, y los aviones no van por donde quieren, sino por caminos establecidos. Vosotros no los veis, pero están ahí.

Además hay que considerar otra cuestión: el suelo es, como quien dice, plano, normalmente las carreteras no van unas encima de otras. En el cielo sí.

Imaginad el cielo dividido en un montón de pisos.

Y en todos ellos hay carreteras, unas son iguales y otras varían de un piso a otro.

Resumiendo, el cielo que vosotros veis para mí es una especie de cubo inmenso con una tremenda maraña de caminos que van en todas direcciones. Y por esos caminos es por donde muevo los aviones.

Supongo que todos habéis visto Matrix. La primera vez que ves la pantalla de un radar de control te pasa como en la peli, sólo ves cifras de color verde pasar delante de tu nariz.

De hecho yo recuerdo que volví a mi casa hundida en la miseria pensando que no iba a ser capaz en la vida de entender nada con semejante mogollón y que me había equivocado claramente de profesión.

Con el aprendizaje y la práctica resulta que al final dejas de ver cifras y distingues perfectamente cada avión.

Os aseguro que es una sensación fantástica.

La cosa es que como hay tremenda cantidad de aviones y poco sitio, al final se acaban juntando, y aquí es donde intervengo yo.

En tierra hay semáforos, rotondas, circunvalaciones y en última instancia se forma un atasco, se para todo el mundo y a esperar.

En el cielo los aviones no se pueden parar porque se caen. Ya sé que parece obvio, pero creo que mucha gente ni siquiera se ha parado a pensarlo y por eso lo menciono.

Yo fabrico rotondas y desvíos en el aire para que los aviones puedan seguir su camino sin empotrarse unos con otros.

Y hago todo esto sobre la marcha, porque ni un solo día se repite la misma situación. Este es uno de los motivos de que el trabajo sea estresante, pero al mismo tiempo muy divertido y estimulante.

Os dejo asimilando lo del espacio aéreo…y preparo el siguiente post ;-)

6 comentarios:

  1. Cristina, ha sido en estos últimos 3 días (cómo pasa el tiempo y qué rápido se llena) que te han escritos muchos comentarios. Yo sólo pretendo ser discreta. Decirte: ánimo, arriba y adelante! El mundo merece la pena si en él se encuentra gente con ganas, como tú. Podemos cambiarlo, estoy segura

    ResponderEliminar
  2. Sin intención de dar por saquillo, pues debes de estar agotada después de estos días, tan sólo enviaros a ti y a todos los controladores un fuerte abrazo. Tengo un primo controlador en Valencia y, en una serie de e-mails durante este último año, me ha estado contando todo por lo que estais pasando.
    No sé, al próximo que me vuelva a hablar de Democracia, creo que le escupiré en la cara.

    Lo dicho: un abrazo, y ánimo: la gente es imbécil los primeros días, pero luego muchos se paran a reflexionar.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu blog! Llevo 2 días acostandome a las mil leyendolo.
    Mucho animo y a seguir luchando!

    ResponderEliminar
  4. Justamente hoy le preguntaba a mi novio que me explicase en qué consistía el trabajo de controlador de forma algo más minuciosa y me ha explicado algo de esto que comentas aquí. Y me he quedado alucinada. Buah, yo sería incapaz. Me encanta tu blog, lo acabo de descubrir este finde aciago y lo voy a seguir. Suerte y que todo salga bien para vosotros.

    ResponderEliminar
  5. Cristina, no sé si podrás leer mi mensaje por la cantidad de comentarios que te escriben cada día, pero bueno, quiero decirte dos cosas:
    1.- ¡¡¡¡Ánimo!!!!
    2.- Hace muuuuchos años di un curso de un lenguaje de programación a unos controladores. Me dijeron que tenían que aprenderlo porque había un programa que calculaba las rutas de los aviones según costes. Me explicaron que la compañía tiene que pagar por pasar por un espacio aéreo u otro y que a veces podía valer la pena cambiar de ruta para pasar por un país más económico. ¿Es cierto que el país recibe una tasa por avión y trayecto recorrido en su espacio aéreo? Vaya, que no es solo la tasa que se paga al aeropuerto sino que un vuelo de Italia a Irlanda tiene que pagar por pasar por Francia, como si fuera un peaje???

    ResponderEliminar
  6. Hola cris,una fan mas
    Me lo estoy leyendo enterico, y ya casi no me interesa el "conflito" y voy a por el "conceto". Que bien lo explicas, que bien lo escribes...y que coraje me da que te contesten malamente sin saborear lo que han leido, en fin, tu mira esto desde arriba ( a no se cuantos pies ,310?)y sigue escribiendo de esto y otras hierbas...deberia haber editoriales por ahi siguiendote los pasos. Besos y gracias

    ResponderEliminar