domingo, 29 de agosto de 2010

Despegando




No hace mucho cogí un avión en Barajas.

Nos tocó esperar unos veinte minutos para entrar en la pista y además se veían por las ventanillas bastantes aviones en la misma situación.

En un momento determinado, el señor que tenía al lado empezó a decir:

- Ya estamos otra vez con la huelga de los controladores aéreos, ¡qué vergüenza!

Aprovechando la ocasión, le comenté que yo era controladora y que contestaría a cualquier pregunta que quisiera hacerme.

Y fue la obvia, que no es cuánto gano, sino la siguiente:

-¿Por qué no salimos ya? ¿Por qué se cuelan aviones que han llegado más tarde que el nuestro?

Al oír la palabra controladora, toda la gente que estaba cerca puso rápidamente el oído con disimulo.

Le expliqué a este señor que algo que a él le parecía elemental, en realidad es muy complicado, porque hay aviones grandes y pequeños, y los grandes producen una especie de tornados con las alas que pueden derribar a los pequeños si no se separan lo suficiente.

Los hay rápidos y lentos, y si sale primero un lento, que tiene el mismo derecho a volar que los demás, hay que esperar para que el rápido no lo arrolle.

Hay aviones con hora de salida prefijada o no, y a lo mejor aún no ha llegado esa hora. Esto sirve para evitar lo que podríamos llamar atascos en el cielo, que son peligrosos, pues los aviones no se paran en el aire, y aunque a todos el cielo os parece enorme, en realidad está más congestionado que la carretera de Valencia el día uno de agosto.

Hay rutas iguales o diferentes, y si son iguales también hay que esperar un poco, porque durante el vuelo nosotros tenemos que mantener los aviones separados entre sí una determinada distancia, que es lo que garantiza la seguridad.

Las pistas de Barajas se cruzan, y en ellas aterrizan unos aviones y despegan otros, de manera que hay que esperar a que pasen la intersección para que entre o salga el siguiente, que si no se empotran en el centro.

Y un montón de cosas más.

No os imagináis la cantidad de trabajo necesario para que un avión cargue el pasaje, llegue a la pista y despegue. Hay cientos de personas trabajando para que sea posible, tanto en tierra como en el aire.

Es curioso, pero mucha gente me ha comentado que ellos pensaban que tanto el manejo del avión como el control aéreo eran trabajos que prácticamente hacían los ordenadores.

Es cierto que en ambos casos utilizamos medios técnicos muy sofisticados, pero aún no se ha fabricado un ordenador capaz de reaccionar y de tomar decisiones a la velocidad que lo hace el cerebro humano, y ambas cosas son fundamentales para que los aviones vuelen.

Ese día decidí que, en algún momento me gustaría explicar a la gente qué es lo que hacemos los controladores.

Porque me gusta mi trabajo, porque disfruto haciéndolo y porque veo que la gente alucina cuando les cuentas algo y les interesa, y la mayoría quiere saber más, así que este blog servirá para eso, y contestaré encantada a cualquier pregunta que queráis hacer.

Espero que lo paséis bien.

3 comentarios:

  1. Buenas. Quisiera aprovechar para hacerte una pregunta que seguro nunca te han hecho (ironía). Es cierto que cobrais esas cifras tan desorbitadas que se comenta? Que no digo que este mal, por mi como si cobrarais el doble si eso es lo que os mereceis, pero es cierto o se exagera? Si es mentira, que opinión te merece las declaraciones de tu archienemigo (Jose Blanco) de que los controladores cobrais 600000 y hasta 700000 € al año. mira a ver si es que llegaste tarde al reparto, o algun compañero se queda con parte de tu sueldo porque supongo que no te saldran las cuentas. Pues nada, enhorabuena por el blog, gracias por compartir tus opiniones y sentimientos, y mucho ánimo a seguir que estos dias estaras pasando una situación dificil y es lo mínimo que te hace falta. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Cristina, me he hecho fan de este blog, hace muchísimo que quería saber todo lo que explicas aquí, será que me encanta tu profesión.

    Tenéis mi apoyo, aunque sólo sea moral, porque como es sabido en democracia los ciudadanos de a pie podemos hacer bien poco.

    ResponderEliminar
  3. Quien se encarga de la contratación y formación?
    Gracias.

    ResponderEliminar